web analytics
sábado , 21 abril 2018
Inicio » Nacionales » Igualdad de género es cuestión de justicia
Igualdad de género es cuestión de justicia
Miguel Guzmán, miembro de la comisión El Salvador Agenda Latinoamericana; Dolores Gómez Zans, asesora de Género Agenda 2018; y Jordi Planas, coordinador de agenda en España. Foto Diario Co Latino.

Igualdad de género es cuestión de justicia

Yaneth Estrada
@caricheop

Por primera vez en 27 años la Agenda Latinoamericana aborda el tema de Igualdad de Género con enfoque de justicia de un fenómeno social que afecta, a unos más a otros menos, a lo largo y ancho del continente.

El mapa de desigualdad de género demuestra que a pesar que las mujeres son cerca del 52% (48% hombres) de la población mundial, estas siguen en desventaja. El 70% de mujeres del mundo viven en extrema pobreza, el 67% son adultas analfabetas, el 80% está desnutrida, el 51% no va a la escuela, solo el 23% tiene acceso a puestos parlamentarios y un 10% tiene dinero propio.

Por lo tanto, la cuestión de género no deja indiferente a nadie, ya que toca fibras íntimas de nuestra psicología, de nuestra conciencia sexual y de la vida familiar. También conmueve los cimientos de las iglesias, que quizá demasiado tiempo han estado de espaldas a esta problemática, sentadas inconscientemente sobre el antifeminismo y el antisexualismo, que venían muy adentro del “paquete filosófico” (ajeno, platónico sobre todo, de desprecio del cuerpo) propio de la cultura occidental.

“Debíamos haberlo afrontado hace tiempo y debemos afrontarlo ahora, sin más demora. Nuestra agenda quiere aportar su grano de arena desde la metodología de la educación popular. Ha de ser posible dialogar, descubrir los condicionamientos ocultos, afrontarlos con humildad, abrirnos al cambio, sin por eso perder el equilibro”, afirmó Jordi Plana Bosch, coordinador de la Campaña Agenda Latinoamericana Cataluña.

Para profundizar en el tema, la nicaragüense Dolores Gómez Saenz, asesora de género para la elaboración de la Agenda 2018, detalló que en primer lugar se hace necesario reconocer la desigualdad inveterada a la que ha sido sometida milenariamente la mujer. “El antifeminismo de buena parte del patrimonio simbólico occidental judeocristiano, tradicionalmente androcéntrico, así como la complejidad de nuestras identidades, más allá de lo simplemente biológico dual”, dijo.

“La igualdad es un derecho humano, y ya dedicamos la Agenda hace dos años al tema de la desigualdad económica. Pues bien, la “igualdad de género” es un derecho humano fundamental. No necesita ser “igualitarismo”, no debe serlo; puede ser equidad, en alusión sobre todo a las medidas de “discriminación positiva” que sean necesarias en un determinado momento social para reconducirnos a la igualdad, una igualdad que no es un derecho aislado o abstracto, sino que incluye el derecho a la dignidad, a las oportunidades sociales, al respeto, al trabajo, al mismo salario”, recalcó.

Agenda Latinoamericana 2018. Foto Diario Co Latino/David Martínez.

Igualdad y justicia

Entre sus temas, la agenda 2018 señala que la igualdad de género es cuestión de justicia, y como tal, es innegociable, y debe ser universal. No hace falta ser mujer, o tener una identidad sexual determinada para asumir esa bandera: todo ser humano debe hacer suya la causa de la igualdad de género.

Las iglesias por su parte no pueden eludir la cuestión de género, ni en la sociedad ni en su propio interior. Jesús apostó claramente por la inclusión de todas las personas, y su utopía de justicia, que llamaba Reino, es símbolo de la inclusión mayor.

Para todo existe una jerarquía de verdades y de valores, y en ella la justicia tiene precedencia sobre cualquier justificación filosófica o teológica, así como sobre la simple tradición. Mientras haya personas discriminadas por su condición sexual, la teología feminista de la liberación tendrá sentido.

Calificar la teoría de género como “ideología” es en realidad un intento de demonizar gratuitamente toda una nueva comprensión de los derechos humanos que está madurando en la conciencia de la humanidad y que exige nuevas relaciones sociales. Llamarla “ideología” para intentar reducir su verdad y su justicia, es una conocida artimaña ideológica.

Con el Evangelio en la mano nos atrevemos a decir que todo discurso religioso que justifique la inferiorización de la mujer o cualquier otra injusticia de género funge como ideología de género.

Por su parte, Miguel Guzmán, miembro de la Comisión de la Agenda Latinoamericana en El Salvador, señaló que aunque algunos sectores de la sociedad han cerrado sus puertas para tratar este tema, esto no frena su interés por abordar una temática tan importante a nivel nacional. Además, para este año, la Agenda contó con el respaldo de UCA Editores y ya está disponible en librerías del país.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: