web analytics
Página de inicio » Rosa Cruz » ESPACIO – TIEMPO – CONSCIENCIA

ESPACIO – TIEMPO – CONSCIENCIA

Raúl J. Fajardo, F.R..C
Una Pregunta Fundamental de todos los tiempos

En todas las épocas y culturas, el hombre formula una pregunta fundamental: ‘Cuál es la naturaleza básica de la realidad? La respuesta servirá de sostén a la ideología social, moral y filosófica por medio de la cual la vida adquiere significado. Pero la respuesta que las escuelas y universidades públicas de América ofrecen hoy, es una respuesta materialista incompleta. Esa es una de las v arias causas raíces de la inestabilidad y ansiedad de las generaciones contemporáneas.

La respuesta que en las universidades se ofrece acerca de la naturaleza de la realidad es típica de los físicos modernos. Ellos explican  la realidad como una continuidad de espacio-tiempo. Este concepto compartido por Einstein en épocas recientes, y aceptado por casi todos los físicos que trabajan en la exploración del espacio, es más flexible y productiva filosóficamente que el concepto mecánico del Universo que predominaba en los días de Newton. Sin embargo, continúa siendo una respuesta lamentablemente  inadecuada porque: si la naturaleza de la realidad es espacio-tiempo, ¿de dónde emerge lo consciente? ¿de dónde viene la vida? No puede esperarse que el público y los estudiantes extraigan conclusiones satisfactorias de una formulación deficiente que sólo alcanza para explicar los aspectos físicos del Universo.

La explicación satisfactoria de la naturaleza básica de la realidad es sencilla. La realidad es una continuidad espacio-tiempo-consciencia. En otras palabras, la realidad fundamental está constituida por un elemento espacial , un elemento temporal y un elemento mental. De este último, u juego con lo temporal y lo espacial, surge finalmente la vida.

En su deseo de ofrecer una descripción exacta de la realidad física objetiva, los físicos se habían olvidado de que en el otro extremo del microscopio –o telescopio, según el caso–, está lo consciente, lo mental, es decir, el científico mismo, que mira a través de su maravilloso instrumento. Por tanto, para el autor del presente trabajo, no resultó una sorpresa que al ofrecer esta explicación en un grupo filosófico donde participaban científicos del California Institute of Technology, un científico aceptó con entusiasmo después de un momento de perplejidad.

Elementos de la realidad indefinibles

Pero, meditando sobre lo anterior, resulta evidente que esos tres elementos de la realidad son, a fin de cuentas indefinibles. Los comprendemos intuitivamente, directamente, solamente podemos definidlos por medio de un razonamiento circular, como el que a veces se emplea en geometría. Por ejemplo, una definición clásica de la geometría dic que una línea es la trayectoria de un punto. Pero si preguntamos qué cosa es un punto encontramos que el punto es la intersección de dos líneas.

Se ha explicado el punto por medio de líneas, y las líneas por medio del punto, lo cual, generalmente, se considera como definición circular, no aceptable en lógica. Y sin embargo, esa definición de geometría resulta satisfactoria o aceptable para nuestra mente. Creemos comprender lo que es una línea y lo que es un punto. Lo que sucede es que aquí entra en función la intuición. La definición circular en este caso no es más que una técnica verbal, o un juego conceptual, que ayuda a nuestra mente a lograr la captación intuitiva. Podemos hacer algo semejante para ampliar el significado de la trilogía espacio-tiempo-consciencia. Pudiéramos decir que el tiempo es la trayectoria de un punto elemental de consciencia. Y por tanto, un punto de consciencia –un punto mental—es la intersección de dos o más líneas de tiempo. Esto, claro está, es un razonamiento circular, pero nos lleva a una captación intuitiva de la realidad.

Ver también

Control del pensamiento por medio de las ondas Alfa

Por Ralph M. Lewis, F.R.C. (Pasado Imperator de la Antigua y Mística Orden Rosacruz AMORC, …