web analytics
Página de inicio » Editorial » Embajador alemán viola la Carta de la ONU

Embajador alemán viola la Carta de la ONU

En los últimos meses, sale el embajador de Alemania en El Salvador, Heinrich Haupt, se ha inmiscuido en asuntos internos de nuestro país, y no solo ha sobrepasado su investidura diplomática, sino que ha violentado la Carta de Principios de las Naciones Unidas y la Declaración sobre principios de Derecho Internacional que rigen las relaciones de amistad y cooperación entre los Estados, adoptada en 1970.

La Declaración dice:  “Ningún Estado o grupo de Estados tiene derecho de intervenir directa o indirectamente, y sea cual fuere el motivo, en los asuntos internos y externos de cualquier otro. Por lo tanto, no solamente la intervención armada sino también cualesquiera otras formas de injerencia o amenaza atentatoria a la personalidad del Estado, o de los elementos políticos, económicos y culturales que lo constituyen, son violaciones del Derecho Internacional.

Ningún Estado puede aplicar o fomentar el uso de medidas económicas, políticas o de cualquier otra índole para coaccionar a otro Estado a fin de lograr que subordine el ejercicio de sus derechos soberanos y obtener de él ventajas de cualquier orden…”.

El señor embajador, tal como lo denunció el lunes, el secretario general del FMLN, el diputado Medardo González, hizo comentarios sobre la cooperación que El Salvador recibe de Alemania, en el sentido de que “esos fondos no estaban siendo utilizados, por ejemplo, para seguridad pública”.

El canciller Hugo Martínez, en un programa de opinión televisivo, le recordó al embajador que la ayuda internacional, incluida la alemana, viene dirigida a proyectos concretos, y por ende, no  pude destinarse a otro programa que no sea para el que fue aprobado.

En otra oportunidad, el embajador Alemán se refirió a Alba Petróleo, de forma negativa y sesgada, y en otra a favor de la Sala de lo Constitucional, dándole un carácter que esta no posee en nuestro país, e incluso criticó al Presidente Salvador Sánchez Cerén por las opiniones vertidas contra las resoluciones de los cuatro miembros de la Sala que afectan al Gobierno, como el haber detenido la venta de los $900 millones en bonos para la seguridad, salud y educación.

Los comentarios y críticas del señor embajador, sin lugar a dudas, van en la misma lógica que lo hace ARENA, la ANEP y FUSADES, contra este Gobierno, y por ende, es una clara intromisión a los asuntos internos que solo le competen a El Salvador, en ese sentido, sin lugar a dudas, es una violación a la Declaración sobre principios de Derecho Internacional.

El embajador no debe olvidar, que en otra parte de la Declaración sobre principios de Derecho Internacional dice: “Todo Estado tiene el derecho inalienable a elegir su sistema político, económico, social y cultural, sin injerencia en ninguna forma por parte de ningún otro Estado”.

Ver también

La alianza tiene razón, ¿porqué comenzar de cero?

Una vez más, el movimiento popular marchó el viernes por las principales calles de la …

Un Comentario

  1. Quizá el embajador toma cerveza alemana donde Paolo Luers.

A %d blogueros les gusta esto: