Página de inicio » Internacionales » El papa advierte a la prensa contra la «coprofilia», «el amor a la caca»
Papa Francisco en entrevista con Jordi Évole. [Foto: Captura de video / La Sexta]

El papa advierte a la prensa contra la «coprofilia», «el amor a la caca»

Madrid / AFP / RT / TelesurTV

El papa Francisco reprochó en una entrevista difundida este domingo la «coprofilia», el «amor a la cosa sucia» de los medios, incluyéndola como uno de los cuatro pecados a evitar por parte de los periodistas.

El pontífice, interrogado por el programa Salvados de la cadena española La Sexta sobre las «guerras olvidadas» que provocan las migraciones, habló de los rohinyás, la minoría musulmana que huyó de la represión militar en Birmania, calificada de genocidio por los investigadores de Naciones Unidas.

«Hoy casi nadie habla de eso […] Esa es una manera de hacer periodismo que no es justo», lamentó.

Para él, los periodistas deben evitar cuatro «pecados»: la desinformación, la calumnia, la difamación y la coprofilia.

El pontífice definió este último como «literalmente, el amor a la caca, amor a la cosa sucia, a los escándalos», explicó sin dar ejemplos concretos.

Sobre la difamación, Francisco afirmó que «si vos hace veinte años pegaste un resbalón en la vida […], no te pueden sacar por los medios de comunicación una historia que está superada y bien pagada ya y bien resarcida».

Además, lamentó que «los medios de comunicación tienen tanto poder frente a las masas, frente a la gente, que pueden calumniar impunemente. Además, ¿quién le va a hacer juicio?».

Esta peculiar lista de estos pecados capitales de la prensa formulada por el papa se completa con «la desinformación», es decir: «si dando la noticia, te doy la mitad no más, la otra mitad no la doy».

– Inmigrantes –

El papa Francisco lamentó la actitud de Europa ante los migrantes y le reprochó haberse olvidado de cuando sus ciudadanos migraron a América huyendo de la Segunda Guerra Mundial.

«La madre Europa se volvió demasiado abuela, se envejeció de golpe», lamentó el pontífice argentino en una entrevista al programa Salvados de la cadena española La Sexta retransmitida este domingo.

«El problema de Europa para mi más grande es que se olvidó, se olvido cuando después de la guerra sus hijos iban a golpear las puertas de América», prosiguió el Papa.

Francisco, que durante su mandato se ha pronunciado frecuentemente en favor de los refugiados y los migrantes, aseveró sentir «mucho dolor» ante los miles de migrantes muertos en el Mediterráneo y no comprender «la injusticia de quienes (les) cierran la puerta».

También lanzó una advertencia a quienes, como el presidente estadounidense Donald Trump, proponen construir muros para detener el flujo de migrantes.

«Quien levanta un muro termina prisionero del muro que levantó, eso es ley universal, se da en el orden social y en el orden personal (…) Las alternativas son los puentes, levantar puentes», afirmó.

– La lucha contra la pedofilia –

El papa Francisco aseguró comprender a quienes le reprochan no actuar con mayor contundencia contra la pederastia en la Iglesia, pero defendió haber iniciado un «proceso sanador» que llevará «su tiempo».

Un mes después de la histórica cumbre organizada en el Vaticano para abordar la espinosa cuestión de los abusos a menores en la Iglesia, el pontífice fue preguntado en la cadena española La Sexta sobre los resultados de dicho encuentro, decepcionantes para muchas de las víctimas.

«Yo los entiendo porque uno busca a veces resultados que sean hechos concretos, en el momento», afirmó Francisco.

«Si yo hubiera ahorcado cien curas en la plaza San Pedro [dirían]: ‘¡Qué bien, ya hay un hecho concreto!’. Hubiera ocupado espacio pero mi interés no es ocupar espacio sino iniciar procesos sanadores», continuó.

«Las cosas concretas en la cumbre fueron iniciar procesos y eso lleva su tiempo», insistió el pontífice, subrayando que esta «es la manera para que sea irreversible la cura».

El pontífice argentino organizó a finales de febrero una cumbre histórica contra la pederastia en la Iglesia que reunió a los líderes de las conferencias episcopales de todo el mundo y tras la que prometió una lucha a todos los niveles contra este problema.

En la entrevista, Francisco reconoció que durante mucho tiempo la tendencia en la Iglesia fue esconder estos casos, lo que facilitó su propagación.

«Eso es lo que sucedió con todos los abusos en cualquier lugar. Al cubrir, se propaga. Una vez que entra la cultura del destape, las cosas no se propagan», afirmó.

«Hasta un día que explotó escandalosamente el asunto de Boston [a comienzos de 2002], la hermenéutica era […] cubrir, tapar, evitar males futuros como se hace en las familias», admitió.

Pero «desde la época de Boston en adelante disminuyen las cosas en la misma iglesia, eso quiere decir que se ha tomado una consciencia distinta, un proceder distinto», afirmó.

– Disculpa a feministas –

El papa Francisco ha reconocido que se equivocó cuando el pasado febrero dijo que «todo feminismo termina siendo un machismo con falda», afirmación que le ha costado duras críticas.

El sumo pontífice hizo este comentario durante la cumbre sobre pederastia celebrada en el Vaticano el pasado 22 de febrero, tras la alocución de Linda Ghisoni, subsecretaria del Dicasterio para los Laicos, Familia y Vida.

«Fue una frase dicha en un momento de mucha intensidad positiva hacia la mujer, cuando estaba escuchando el testimonio de una mujer que iba justo en la línea que yo quería y me fui al feminismo un poco más de protesta», dijo el papa Francisco en declaraciones al canal español de televisión La Sexta.

La frase justa, según el jerarca, tendría que ser «todo feminismo puede correr riesgo de transformarse en un machismo con falda». En este sentido calificó su declaración de «equivocación del momento».

Asimismo, Francisco subrayó en la entrevista que «la Iglesia no puede ser Iglesia sin la mujer, porque la Iglesia es mujer, es femenina, es la Iglesia, no el Iglesia».

Recordando su último viaje a Barcelona, el papa indicó que «el único momento en el que aparecieron las mujeres en escena fue para limpiar el altar», por lo que lamentó que, aunque todos estamos al servicio, «parece que a la mujer, además del servicio,les está reservada la servidumbre», algo que describió como «muy triste».

– La homosexualidad –

Consultado por la frase “¿quién soy yo para juzgar?”, el Santo Padre precisó que “las tendencias no son pecado. Si vos tenés tendencia a la ira no es pecado. Ahora, si sos iracundo y hacés daño a la gente, el pecado está ahí”.

“El pecado es actuar, de pensamiento, palabra y obra, con libertad, una tendencia”, dijo.

En efecto, tal como señala el Catecismo de la Iglesia Católica en su numeral 2358, “un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas. Esta inclinación, objetivamente desordenada, constituye para la mayoría de ellos una auténtica prueba”.

“Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta. Estas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida, y, si son cristianas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición”, añade el Catecismo, que indica a línea siguiente que “las personas homosexuales están llamadas a la castidad”.

El Santo Padre también se refirió a unas declaraciones suyas en el vuelo papal de retorno de Irlanda a Roma en agosto de 2018, en que aconsejó a los padres de niños que muestren aparente tendencia homosexual recurrir a un psiquiatra.

“Toda persona tiene derecho a tener un padre y una madre, a tener un hogar. Y un padre y una madre tienen derecho a tener un hijo, venga como venga el crío o la cría. Si hay un caso de homosexualidad, yo comprendo que la familia eso provoca dolor, por la cultura actual todas esas cosas. Pero dialogo, dialogo, vos sos papá y mamá, vos sos hija o hijo, pero nunca se echa del hogar a una persona porque tenga tendencia homosexual”.

Ver también

Al menos 15 muertos y 21 heridos deja volcadura de autobús en México

Xinhua México. Al menos 15 muertos y 21 heridos, entre ellos varios niños, dejó hoy …