web analytics
Página de inicio » Internacionales » El líder chiita iraquí Sadr desafía a los insurgentes sunitas

El líder chiita iraquí Sadr desafía a los insurgentes sunitas

Por Prashant Rao
Bagdad/AFP

El primer ministro iraquí Nuri al Maliki anunció este jueves que el ejército sirio efectuó ataques aéreos contra los yihadista de Al Qaida en Irak, seek donde el poderoso líder religioso chiita Moqtada al Sadr prometió “hacer temblar la tierra bajo los pies” de los rebeldes sunitas.

Al mismo tiempo se informó de la llegada del ministro británico de Relaciones Exteriores, advice William Hague, unhealthy para exhortar a los dirigentes a unirse frente a la crisis que amenaza con dislocar a Irak.

Los yihadistas del Estado Islámico en Irak y el Levante (EIIL), que han lanzado una ofensiva en Irak desde hace más de dos semanas, abrieron en el este del país una vía hacia Siria tomando el control del paso iraquí de Bukamal, frente a Al Qaim, en territorio sirio.

De esta manera se acercan a su objetivo de crear un Estado islámico en la frontera entre Siria, en guerra desde hace tres años, e Irak, sumido en el caos desde el comienzo de la ofensiva.

El primer ministro Nuri al Maliki declaró el jueves que el ejército sirio había lanzado ataques aéreos en territorio iraquí contra los insurgentes, según informó la cadena británica BBC.

Maliki se mostró favorable aunque aseguró que su gobierno no había pedido dicha intervención.

“Vamos a hacer temblar la tierra bajo los pies de la ignorancia y del extremismo”, prometió el líder chiita Moqtada al Sadr haciendo alusión a los insurgentes sunitas que han conseguido tomar el control de importantes zonas del norte y el oeste de Irak.

Sadr también se mostró contrario al envío de 300 consejeros militares norteamericanos, 40 de los cuales ya comenzaron a trabajar el martes, diciendo que no aceptaría la intervención de potencias internacionales.

Irán, aliado chiita al igual que las autoridades de Bagdad, desplegó en secreto drones de vigilancia en Irak y también está enviando por aire material militar, según afirmó el miércoles el New York Times.

Las declaraciones de Moqtada al Sadr se produjeron poco después del desfile en Sadr City, un barrio en el norte de Bagdad, de voluntarios que se han comprometido a combatir a la insurgencia que amenaza con romper el país tanto ideológica como geográficamente.

El Ejército de Mahdi, dirigido por Sadr, que había combatido a las tropas norteamericanas cuando invadieron Irak, se ha mantenido por el momento al margen aunque sus miembros se han ofrecido a luchar contra los yihadistas.

Tanto Estados Unidos como varias tribus sunitas habían pedido que se instaurara un gobierno de unidad nacional sin tener en cuenta los resultados de las elecciones legislativas del 30 de abril que consideran una farsa. Sin embargo el primer ministro Nuri al Maliki aseguró que eso equivaldría a “un golpe de Estado contra la Constitución y el proceso político”.

Maliki, que no ha sido capaz de formar gobierno desde que su partido ganó las elecciones de abril, denuncia “un intento de eliminar el joven proceso democrático y de robar el voto a los electores de la parte de aquellos que son contrarios a la Constitución”.

También ha advertido a aquellos que pretenden explotar “la situación a la que se enfrenta el país (…) para sacar rédito político”.

Declaraciones “mal interpretadas”

Washington minimizó el contenido de estas declaraciones asegurando que consideran que Maliki sigue estando dispuesto a instalar un gobierno de unidad nacional el 1 de julio.

Según la portavoz del departamento de Estado, Marie Harf, las declaraciones del primer ministro iraquí se han “mal interpretado”.

Según ella Maliki “ha dicho que se negaba a crear un gobierno de urgencia, una especie de gobierno provisional impuesto fuera del marco constitucional”.

“Está comprometido para cerrar el proceso electoral, reunir al nuevo parlamento y avanzar en el proceso constitucional hacia la formación de un gobierno”, declaró Harf.

“Es un momento muy crítico para Irak, y la formación de un gobierno es nuestro principal desafío”, había afirmado el martes el secretario de Estado norteamericano John Kerry, anunciando que el viernes acudiría a Arabia Saudita para insistir en la “gran emergencia” de Irak, tras visitar Bagdad, Bruselas para una reunión de la OTAN y París el jueves.

El ministro británico de Exteriores, llegó el jueves a Bagdad en una visita inesperada para pedir a los dirigentes iraquíes que se unan contra “la amenaza letal” que supone la ofensiva de los insurgentes.

Ver también

Primera gran caravana migrante centroamericana cumple un mes de camino a Estados Unidos

Guadalajara / AFP Yemeli Ortega Sin ánimo de festejo, la primera gran caravana migrante que …

A %d blogueros les gusta esto: