web analytics
Página de inicio » Aula Abierta » El bachillerato a distancia

El bachillerato a distancia

Carlos Burgos

Fundador

Televisión educativa

[email protected]

 

En la prosalegre anterior decíamos que en la TV. Educativa teníamos la inquietud de implementar la educación a distancia en todos los niveles y modalidades, para lo cual el Poder Ejecutivo a solicitud del Ministerio de Educación expidió el acuerdo No. 3032 del 7 de septiembre de 1982, mediante el cual se creó el Sistema de Educación a Distancia. Una amplia base legal para diferentes modalidades desde Educación Básica hasta Educación Superior.

 

De inmediato decidimos iniciar con el bachillerato y diseñamos, con un grupo de compañeros maestros, el proyecto para tal fin. Y el Poder Ejecutivo en el Ramo de Educación expidió otro acuerdo histórico, el No. 179 del 28 de enero de 1983, en el que se autoriza la creación del Instituto Nacional de Educación a Distancias (INED), ubicado en la Dirección General de Comunicación y Tecnología Educativa (TV.E.) de Santa Tecla.

Brincamos de contento porque se hacía realidad un sueño recurrente desde hacía algunos años. Ya contábamos con la institución que iba a administrar y acreditar los títulos de bachillerato en esta nueva alternativa.

Se necesitaba un director para el INED y el ministro de Educación ingeniero Carlos Aquilino Duarte Funes decidió nombrarme para tal cargo, considerando que desde hacía varios años veníamos impulsando proyectos innovadores en educación. No quería aceptar porque ya era director de la Dirección General de Comunicación y Tecnología Educativa (la TV. E.) donde iba a funcionar ese instituto. Pero el ministro me aclaró que sería director ad honorem, lo que confirmó el 4 de marzo de ese mismo año donde se me reconoció como director ad honorem. Sería el primer director de esta modalidad educativa, un honor que hoy satura mi nostalgia.

Como el bachillerato diversificado tenía 29 especialidades, hicimos una encuesta por la TV. Educativa y en menos de una semana, los aspirantes a estudiar bachillerato enviaron su respuesta de preinscripción.

Se recibieron más de dos mil respuestas con las preferencias por el Bachillerato Académico opción Humanidades y por el Bachillerato en Comercio y Administración opción Contaduría. Una tercera preferencia fue el Bachillerato Académico en Matemática y Física.

Decidimos atender las opciones Humanidades y Contaduría en una primera etapa. El plan de estudios se dividió en tres ciclos de cuatro meses por año, de modo que el estudiante no perdería tiempo con las vacaciones anuales.

Nuestros compañeros especialistas prepararon los módulos de acuerdo con los principios del  autoaprendizaje, se capacitó a los tutores y a coordinadores regionales, y listos… El 16 de mayo se inauguró el INED, en este acto el viceministro de  Educación ingeniero Ramón E. Rodríguez, junto con los directores generales, entregamos los primeros doce módulos a los estudiantes inscritos. Los de Humanidades se graduarían en tres años y los de Contaduría en cuatro. Se les notaba alegres, pues ya estarían dentro del sistema educativo.

 

Esta modalidad de educación a distancia se organizó y orientó de manera que cada estudiante fuera capaz de aprender por sí mismo. Avanzaría a su propio ritmo de aprendizaje, sin horarios rígidos ni tener que asistir a un centro educativo. El estudiante a distancia podría satisfacer su necesidad de realización, el sistema le permitía combinar sus estudios con el trabajo y con las demandas familiares.

Posteriormente se recibió la demanda de otros salvadoreños que querían estudiar este bachillerato pero no habían continuado sus estudios del nivel básico. Entonces diseñamos el Proyecto de Educación Básica a Distancia (PREBAD) que comprendió el Segundo y Tercer Ciclo, o sea de cuarto hasta noveno grados. Se prepararon los módulos de Matemática, Estudios Sociales, Ciencias Naturales, Idioma Nacional e Inglés. Y se atendieron a muchos estudiantes de este nivel.

Valoramos que con la educación a distancia ningún joven o adulto, se podría considerar marginado del sistema educativo, a pesar que algunas personas no veían con buenos ojos esta modalidad y querían socavar este esfuerzo, pero en próxima prosa les relataré cómo soslayamos tales situaciones adversas y cuántos de la primera tanda lograron titularse de bachilleres.

Ver también

SALARRUÉ Y HUMANO MEMORIA CULTURAL DE EL SALVADOR

por Tania Primavera Recordando a Salarrué y Humano. Recordando, cuando íbamos a pintar al Cementerio …