web analytics
Página de inicio » Nacionales » De forma gradual templos católicos inician celebraciones con presencia de fieles
Una feligrés reza en la parroquia San Antonio, de Soyapango, durante la reapertura de los templos católicos luego de cinco meses y medio de inactividad debido a la pandemia. Los responsables de cada iglesia se encargaron de mantener las medidas de seguridad necesarias. Foto Diario Co Latino/Guillermo Martínez

De forma gradual templos católicos inician celebraciones con presencia de fieles

Alma Vilches
@AlmaCoLatino

Luego de cinco meses y medio de permanecer cerrados por la pandemia del COVID-19, los templos católicos volvieron a abrir sus puertas este domingo para recibir a los feligreses, quienes con gran alegría y fervor participaron de la misa de forma presencial, cumpliendo las medidas sanitarias y evitar la propagación de la enfermedad. De acuerdo a las recomendaciones de la Conferencia Episcopal de El Salvador (CEDES), la reapertura será de manera gradual a partir de tres fases.

En la primera fase del 30 de agosto hasta el 15 de septiembre, es permitida la asistencia de personas en un tercio de la capacidad de bancas instaladas en el templo, durante la eucaristía del jueves, sábado y domingo, manteniendo el distanciamiento social de dos metros; la segunda fase está contemplada desde el 16 al 30 de septiembre, restableciendo las misas dominicales y diarias con una capacidad del 50 % del templo, mientras la fase tres será del 1 de octubre en adelante reanudando todas las actividades pastorales, siempre manteniendo las medidas higiénicas necesarias.

Según el arzobispo de San Salvador, monseñor José Luis Escobar Alas pese a que desde este domingo 30 de agosto inició la reapertura de los templos, monseñor Elías Rauda, obispo de la diócesis de San Vicente decidió posponer esa fecha hasta el 16 de septiembre, debido al número de parroquias con altos contagios del COVID-19, e incluso la muerte del sacerdote Miguel Ángel Morales.

“Hemos vuelto a abrir nuestros templos a nivel nacional para reiniciar las celebraciones eucarísticas con la participación presencial de los fieles, lo estamos haciendo de manera ordenada y gradual, observando todas las normas de seguridad sanitarias, agradecemos toda la colaboración de los fieles que con tanta alegría y generosidad están ayudando para que la reapertura se lleve a cabo de la mejor manera posible. Gracias a Dios hoy podemos volver a una nueva normalidad”, enfatizó el arzobispo.

A la vez, pidió a la población cumplir con las medidas sanitarias en todos los lugares donde asistan, ya que de esa forma se protege la propia salud y la de los demás, pero en especial evitar un repunte de la enfermedad, “unámonos en oración suplicando a Dios. Por intercesión de María y nuestro santo monseñor Romero nos conceda la gracia del cese de la pandemia”, reiteró.

Los fieles deben tener en cuenta utilizar en todo momento la mascarilla, desinfectar los zapatos a la entrada del templo, aplicar alcohol gel y toma de temperatura, mantener la distancia de dos metros entre cada persona y evitar aglomeraciones, una de las recomendaciones es que niños, mujeres embarazadas, personas con enfermedades crónicas y adultos mayores permanezcan en sus casas y participen de la misa a través de las transmisiones de los medios comunicación.

Cada parroquia contará con un grupo de apoyo para distribuir los fieles en las bancas designadas, se deberá mantener abiertas las puertas, evitar grupos de personas en las entradas, ya que al final de la misa se desinfectará la iglesia, sillas, objetos litúrgicos, entre otros, se sugiere al celebrante que la eucaristía no se prolongue más de 45 minutos.

También se recomienda evitar los coros, lo adecuado es mantener  un solo cantor y algún instrumento, la colecta no será al momento del ofertorio sino, al finalizar la celebración; el  saludo de paz  se sustituirá por un gesto evitando el contacto directo, al momento de la comunión se hará con la mascarilla puesta y guardando el distanciamiento con los demás, se recibirá en su mano y la llevarán a la boca cuando hayan regresado a sus lugares establecidos.

Mientras tanto, para evitar aglomeraciones y la propagación del COVID-19, la parroquia San José de la Montaña implementó en el horario de 5:00 p.m. la modalidad de auto-misa, con un cupo de cincuenta carros que deberán entrar al parqueo del seminario una hora antes de la celebración; la eucaristía será transmitida por Radio Paz 88.5 f.m., por lo cual es necesario que la radio del vehículo funcione, también es indispensable el uso de mascarilla y alcohol gel al momento de la comunión.

Ver también

Herbert Aceituno gana plata en Copa Mundial PARAPOWERLIFTING

@DiarioCoLatino El Paratleta salvadoreño, Herbert Aceituno ganó la tarde de este sábado, medalla de plata …