web analytics
Página de inicio » Opiniones » COVID-19 y soluciones nacionales

COVID-19 y soluciones nacionales

César Ramírez
@caralvasalvador

Es el momento de la cordura, prudencia, sensatez, racionalidad… Ya basta de tantas agresiones oficiales y extraoficiales, partidarias o no partidarias, armadas o desarmadas etc. Nuestra nación enfrenta el mayor desafío del Siglo XXI y ¿qué hacemos para superarlo?

Nadie ganará de la tragedia.

Nada podremos sacar del inmenso luto que puede ocasionarse de continuar el rumbo sin control, de continuar así solo llegaremos a la historia conocida de otras pandemias: viudas, familias desmembradas, huérfanos, abandono de hogares, ruina en las ciudades, destrucción institucional, muerte accidental de muchos inocentes, exilio, refugiados, persecución indiscriminada etc.

La solución a este abismo que separa a nuestra sociedad tiene un puente maravilloso que debe cruzarse entre unos y otros, ese puente es “superar la desconfianza política” entre nosotros: tirios y troyanos, blancos o azules, no es un discurso utópico, ni ficcioso, es lo único que se puede hacer por el presente, es lo único que aún es posible ahora, mañana será tarde.

¿Cómo construir ese puente?

La respuesta es difícil pero simple, compartiendo el trabajo en todo nivel, esos niveles son: hospitales, endeudamiento, gobernación, legislación, racionalidad política, fin de la pandemia, directorios de cuarentenas (obligadas o sanitarias), eliminación del discurso del odio etc.

Compartir trabajo significa delegar a los partidos políticos el manejo de la crisis, la administración a las empresa privadas, la seguridad a los principios constitucionales, el marco jurídico a la Corte Suprema de Justicia… Mientras el Gobierno acompaña el proceso hacia un buen fin. Comprendo que esta reflexión causará un ataque de risa para los fanáticos, pero no lo es para aquellas familias de los cuatro mil restringidos de su libertad de movimiento, ni para las familias de luto por mala praxis médica o los miles de compatriotas forzados a vivir lejos de la nación en condiciones paupérrimas en el extranjero que no pueden regresar a la Patria.

No se pide un Co-Gobierno, se puede gobernar compartiendo responsabilidades, administrando áreas vitales y urgentes.

Si no eliminamos el pensamiento de las futuras elecciones en el 2021 el abismo será no solo imposible sino mortal, si no eliminamos la confrontación en todo nivel la República terminará en ruinas, por lo tanto pensemos en la sostenibilidad constitucional, el peligro de disolución de las instituciones democráticas es la frontera a defender, el tiempo se agota.

www.cesarramirezcaralva.com

Ver también

EL ROL DEL MAESTRO EN LA FORMACIÓN DE VALORES EN LOS ESTUDIANTES

  Hugo Fajardo Cuéllar*          Como es tradición, el 22 de junio de …