web analytics
Página de inicio » Opiniones » China y sus relaciones diplomáticas, incluyendo El Salvador

China y sus relaciones diplomáticas, incluyendo El Salvador

Diputado Manuel Flores Cornejo

Desde su fundación en 1949, la República Popular de China desarrolló la diplomacia en los aspectos de igualdad, el beneficio reciproco: ganar-ganar, y el desarrollo compartido. Desde aquí se siembra la premisa del éxito diplomático, económico y cultura que ha tenido China.

A partir de la fundación de la nueva China, las relaciones entre China y América Latina se caracterizaban principalmente por el impulso de los intercambios entre pueblos.

Para desarrollar los vínculos con América Latina y el Caribe, el Gobierno chino definió la directriz básica de llevar a cabo de manera activa la diplomacia entre pueblos en procura del establecimiento de contactos de amistad y el desarrollo de intercambios en materia cultural y económica para avanzar gradualmente hacia la oficialización de las relaciones.

Ya en la década de los 70s las relaciones chino-latinoamericanas y chino-caribeñas sobre la base de los intercambios entre pueblos de los más de dos decenios previos, entraron en una nueva etapa de desarrollo. En 1971 durante la XXVI Asamblea General de la ONU siete países latinoamericanos: Chile, Perú, Ecuador, Guyana, México, Cuba y Trinidad y Tobago votaron a favor de la recuperación de los escaños legítimos de China en la ONU.

Sucesivamente abrió relaciones diplomáticas con Chile, Perú, México, Argentina, Guyana, Jamaica, Trinidad y Tobago, Venezuela, Brasil, Surinam y Barbados.

En 1985 el primer ministro del Gobierno chino planteó durante la visita en América Latina y el Caribe los cuatro principios para desarrollar relaciones con los Estados de la región: la paz y amistad, el apoyo recíproco, la igualdad y el beneficio mutuo, el desarrollo compartido.

En la década de los 80s China entabló sucesivamente relaciones diplomáticas con el Ecuador, Colombia, Antigua y Barbuda, Bolivia, Granada y Uruguay.

En el año de 1990 se hicieron las visitas de presidente de Estado a los países de América Latina. En el año de 1993 se estableció con Brasil una Asociación Estratégica caracterizada por durabilidad, estabilidad y beneficio mutuo, lo que marcó un nuevo inicio de las relaciones chino-latinoamericanas y caribeñas.

Los intercambios y diálogos directos entre mandatarios fortalecieron la confianza política mutua y cooperación en los asuntos internacionales entre China y América Latina y el Caribe. En el año de 1997 se abrieron relaciones diplomáticas con Las Bahamas. Se incrementó los contactos con las organizaciones regionales como el Grupo de Río y Mercosur.

La cooperación en inversión y comercio también logró avances notables, reflejando por ejemplo, en la cooperación den las áreas de minas de hierro y petróleo con los países de Perú y Venezuela; la cooperación en ciencia y tecnología con América Latina y el Caribe arrojó frutos iniciales como el satélite CBERS-01, desarrollado, publicado y lanzado en octubre de 1999 por China y Brasil.

Al cruzar el umbral del nuevo siglo, más de 100 jefes de Estado y de Gobierno y presidentes parlamentarios han realizado visitas a China.

En el año de 2007 China abrió relaciones diplomática con Costa Rica.

En noviembre de 2008 el presidente Hu Jintao pronunció en el Congreso peruano un importante discurso titulado Hacia la Edificación Conjunta de la Asociación de Cooperación Integral China-América Latina y El Caribe en la nueva era donde presentó de manera sistemática a toda la región latinoamericana las posiciones y posturas de China para desarrollar las relaciones bilaterales con esta región.

Fue miembro oficial del Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco de Desarrollo del Caribe  el Observador del Parlamento Latinoamericano, la Organización de Estados Americanos, el Foro Interparlamentario de las Américas, la Conferencia Parlamentaria de las Américas y la Alianza del Pacífico.

En el año 2012, China estableció el mecanismo de diálogo con cancilleres de la CELAC y celebró su primera reunión en septiembre en el marco del período de sesiones de la Asamblea General de la ONU.

China ha firmado acuerdos intergubernamentales de cooperación científico tecnológica con más de diez países latinoamericanos. China y Brasil realizan una cooperación en el lanzamiento del satélite y la fabricación de aviones. China ha firmado con la absoluta mayoría de los países latinoamericanos y caribeños acuerdos de intercambio cultural y educativo, y ha establecido varios Institutos Confucio en México, Brasil y Chile. Los países latinoamericanos cooperan activamente con China en la celebración de los Juegos Olímpicos de Beijing.

En el año 2014 el presidente de China Xi Jinping afirmó, su país debe enarbolar la bandera de la paz, el desarrollo, la cooperación y el ganar-ganar.

En El Salvador las relaciones diplomáticas se abrieron en el año 2018. Fue el sentimiento más grande que tengo después de contribuir enormemente de contribuir a la amistad de China con El Salvador, un sueño se hizo realidad para mí, como fue el establecimiento de las relaciones diplomática entre China y El Salvador el pasado 26 de agosto de 2018. Es un sueño cumplido porque siempre en las conferencias y foros decía que algún día mi país abriría las relaciones diplomáticas con China. Fue misión cumplida, momento muy bonito y hermoso.

A través de las relaciones con China, El Salvador tiene posibilidades de ampliar lazos comerciales con los 21 países miembros del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) y de adherirse a la iniciativa de la Franja y la Ruta impulsada por el gobierno chino, abriendo un nuevo horizonte comercial para el país.

El comercio bilateral entre el Salvador y China registró un importante crecimiento en los cuatro primeros meses, donde el principal interés en adquirir productos salvadoreños está en el café. Asimismo, se firmaron 13 convenios de entendimiento de ambas naciones de diferentes temas de materia de economía, Inversión, Zona Franca e Industria.

Tenemos la oportunidad de conocer esa cultura que es milenaria. Un pueblo enorgullecido de su esencia.

Hace quince años fundamos la Asociación de Amistad de China El Salvador (ASACHI). Conocí a Madame Li Xiaolin, hija del expresidente de la República Popular China Li Xiannian. Ella es la presidenta de la Asociación de Amistad del pueblo chino con el Extranjero.

Recuerdo las palabras de Zhou Enlai, primer canciller Chino a quien el presidente Mao Zedong le encomendó la creación de los andamios iniciales de la nueva cancillería de la recién creada República Popular China el primero de octubre de 1949.

Zhou Enlai manifestó lo siguiente: “La amistad es más importante que cualquier relaciones diplomática, porque la amistad perdura para siempre y las relaciones diplomáticas se pueden romper en cualquier momento”.

El Salvador debe tener en cuenta ese mensaje. Hoy por hoy, China ofrece a 40 o 50 mil turistas para venir este año y el próximo a El Salvador.

China es el mayor productor de trenes en el mundo. Solamente de Hong Kong a Beijing tiene ocho horas. Están desarrollando la industria telefónica más grande del mundo: Huawei y ZTE.

El empresariado salvadoreño debe darse cuenta que el mejor socio comercial está en China. Son 14 mil empresarios salvadoreños los que traen producto de China a El Salvador: Simán como ejemplo.

En los últimos cuarenta años, desde la apertura económica de 1978, desde ese año a la fecha China ha sacado de la pobreza a 800 millones de chinos y se preparan para el año 2029, cuando el Partido Comunista Chino cumpla 100 años y se van a considerar una sociedad modestamente acomodada.

Una visión así necesita El Salvador, no una depredadora ni injerencista como lo son algunos países de ideología derechista.

Ver también

Realismo y subjetivismo (I)

Luis Armando González1 Realismo y subjetivismo (y sus pares asociados: objetivismo e idealismo) son dos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.