web analytics
Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 (page 31)

Suplemento Tres Mil | 3000

Tres Mil | 3000

REYNALDO GALINDO POHL Y LOS VALORES

Eduardo Badía Serra, Director de la Academia Salvadoreña de la Lengua También en octubre, (el 21 de octubre de 1918), nació otro insigne intelectual salvadoreño, miembro distinguido e ilustre de la Academia Salvadoreña de la Lengua. Me refiero al gran jurista salvadoreño Reynaldo Galindo Pohl. Galindo Pohl nació en Sonsonate, obtuvo su título de bachiller en el Colegio García Flamenco, …

Leer artículo completo

De po-Ética re-Volucionaria Nostalgia y Esperanza de Guerr(ill)a II

Rafael Lara-Martínez Tecnológico de Nuevo México [email protected] / https://nmt.academia.edu/RafaelLara Desde Comala siempre…   I.  Reseña de poetas (“Poesía para no olvidar.  Antología de poetas comprometidos”.  Ada Membreño (Prólogo y compilación) Al hurgar las raíces robustas revela el lecho de los Muertos… Omar Molina exhorta a formar una nueva guerrilla.  Sometida a la explotación sinfín, “Latinoamérica Nuestra” escribe sus “historias” en …

Leer artículo completo

POEMAS INFANTILES DE ALBERTO JIRÓN FLAMENCO

EN EL BOSQUE CERCA DE MI CASA Cerca de mi casa había un bosque, en el bosque había un hormiguero, en el hormiguero, una hormiguita, que siempre hacendosa acarreaba azúcar, hojas y muchas migas. Un día la hormiguita hacendosa abandonó su gran hormiguero, hormiguero que había en el bosque, bosque cerca de mi linda casa, donde alegre cantaba el jilguero. …

Leer artículo completo

Poemas de Ana Delmy Amaya Aguilar

Me honro y me protejo Honro en mi el templo de arcilla que me sostiene y sobrevive las calles y caminos elegidos. Honro la juventud sagrada, en su brillo candente, sobre el viento claro, el ritmo cadencioso de la lluvia y los sádicos amores desintegrados. Agradezco las caídas que me fortalecieron las borrascas, los duendes que surcaron los celestes sueños, …

Leer artículo completo

4 cuentos de Gabriel Moraes

LA GALLINA  INFELIZ Qué bonitas son las gallinas, el color de sus plumas, su elegante andar, la fortaleza de sus patas, su fuerte pico, su alegre cacareo anunciando la enorme satisfacción de haber puesto un huevo. No hay aventura más influyente para su ánimo de buen ave que buscar su alimento preferido, las suculentas lombrices de tierra, y si la …

Leer artículo completo