web analytics
lunes , 21 mayo 2018
Inicio » Internacionales » Así celebraron los trabajadores el 1 de mayo en el mundo
Así celebraron los trabajadores el 1 de mayo en el mundo
Marcha del 1 de mayo en Cuba. [Foto Diario Co Latino/Alejandro Ernesto/Pool/AFP]

Así celebraron los trabajadores el 1 de mayo en el mundo

AFP/Redacción

Pidiendo la paz, defendiendo lo logros alcanzados, pasando por aumento de salarios y represión, trabajadores de todo el mundo celebraron el 1 de mayo con multitudinarias marchas.

Venezuela

Una colorida marcha a propósito del Día Internacional del Trabajador colmó las calles de Caracas y otras ciudades de Venezuela, para conmemorar la fecha y defender los logros alcanzados por la clase obrera en Revolución.

En un multitudinario acto en El Calvario (Caracas) el presidente de Venezuela,Nicolás Maduro, ofreció un discurso ante los miles de venezolanos que se conglomeraron para celebrar la fecha.

El mandatario recordó que hace exactamente un año convocó al poder originario para elegir una Asamblea Nacional Constituyente y así derrotar a la violencia promovida por sectores de derecha.

“Estábamos en medio de la violencia y la guarimba, con muertos que fueron quemados vivos; y le dije al pueblo que en medio del dolor hay un camino para la paz”, expresó.

La movilización, en la que también participó el presidente, defiende los avances alcanzados a través de la Ley Orgánica del Trabajo (Lott), instrumento legal que ampara a los trabajadores y sus familias.

A través de la Lott, el pueblo venezolano logró obtener la justicia social que tanto reclamaba: el período prenatal y postnatal para las mujeres, reducción de la jornada laboral a 40 horas diurnas, derecho a dos días continuos de descaso, inclusión de personas con discapacidad al trabajo, entre otras medidas.

En la jornada participan diferentes expresiones del Poder Popular y de las misiones y grandes misiones sociales, como estudiantes universitarios, jóvenes del Plan Chamba Juvenil y madres procesadoras del programa de alimentos del Gobierno Nacional.

Brasil

Unos 2.000 miembros de sindicatos y movimientos de izquierda de Brasil se manifestaron este martes cerca de la cárcel de Curitiba (sur) donde el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva cumple una pena de 12 años por corrupción, coincidiendo con el Día internacional del Trabajo.

La multitud, convocada inéditamente de forma unificada por la Central Única de los Trabajadores (CUT) junto a otras agremiaciones, se desplazó desde varias partes del país hasta la capital de Paraná para conmemorar la jornada y pedir la libertad del ícono de la izquierda, que sigue encabezando las encuestas para las elecciones de octubre pese a estar entre rejas.

“Este es el primer 1 de mayo de los últimos 50 años en que Lula no está presente. Esto no es cualquier cosa. De una cierta forma, cada uno de nosotros está aquí haciendo un esfuerzo grande para hacer eso que Lula pidió: representar su voz, su presencia”, dijo el diputado federal Paulo Pimenta, del Partido de los Trabajadores (PT) del exmandatario.

Entre las actuaciones de la leyenda de la samba Beth Carvalho o de la cantante Ana Cañas, muchos de los presentes vestían el rojo del PT de Lula y buena parte formaban parte del “campamento de vigila” que se instaló cerca de la sede de la Policía Federal de Curitiba, donde Lula ingresó el pasado 7 de abril.

Bolivia

El presidente boliviano Evo Morales decretó este martes un aumento salarial de 5,5% pese al fuerte rechazo empresarial que advirtió que estas medidas destruyen “el trabajo digno” en un país donde el 60% de la fuerza laboral trabaja en el sector informal.

El presidente boliviano, exdirigente sindical que encabezó una marcha con motivo del 1º de Mayo en la ciudad minera de Oruro, también promulgó una polémica Ley de Creación de Empresas Sociales, que establece que las firmas pasarán a manos de los trabajadores en caso de declararse en quiebra.

“No es para quitar industrias a los privados. Cuando (la empresa) está en déficit los trabajadores se organizan”, dijo Morales, tocado con un casco de minero, en su discurso que puso fin a la marcha de trabajadores.

El presidente también anunció que la economía crecerá este año en torno al 4,7% -por encima de las proyecciones de instituciones internacionales como la CEPAL o el FMI-, lo “garantizará el doble aguinaldo”.

Según un decreto presidencial, si la economía crece a mediados de año por encima de 4,5%, los trabajadores recibirán dos aguinaldos o pagas extraordinarias, como ya ocurrió en 2013 y 2014.         

De esta forma, el salario mínimo se situará en 2.060 bolivianos (unos 297 dólares), un 355% más que en 2006, cuando llegó Morales al poder.

En 2017, la subida salarial decretada por el presidente fue del 7%.

El 1 de mayo Bolivia también celebra la nacionalización de los hidrocarburos que Morales decretó en 2006, cuando llegó al poder.

“Con la Nacionalización tenemos obras y Bolivia es primero en crecimiento económico en Sudamérica. Con la unidad del pueblo boliviano nada es imposible”, dijo el presidente en un tuit.

Chile

Miles de trabajadores chilenos participaron en dos marchas este martes en las que expresaron su voluntad de entablar un diálogo “serio y respetuoso” con el presidente Sebastián Piñera, durante la conmemoración del día internacional del trabajo.

La Central única de Trabajadores (CUT), que reúne a la mayoría de los sindicatos chilenos, encabezó la manifestación que se desarrolló por la Alameda -la principal arteria de Santiago- con pancartas, lienzos y tambores, en la que reivindicaron su demanda de un “trato digno y un salario justo”, según manifestó Bárbara Figueroa, presidenta de la CUT.

“Hemos expresado con claridad nuestra voluntad de diálogo (…) esta voluntad la ponemos a disposición de un trato serio y respetuoso, que no vulnere los canales de la democracia y que permita el legítimo debate de las diferencias”, afirmó Figueroa en un discurso una vez concluida la marcha.

Figueroa pidió también al gobierno de Piñera –que inició sus funciones en marzo pasado- evitar un “diálogo doméstico” y que las demandas de los trabajadores “no queden relegadas a un cajón de los recuerdos”.

La manifestación se desarrolló sin incidentes y en ella participaron unas 10.000 personas, según informó la Gobernación de la capital chilena.

Otra marcha paralela convocada por el colectivo Central Clasista de Trabajadores (CCTT) reunió otros 2.000 trabajadores en la que se produjeron algunos incidentes aislados, que fueron controlados por la policía.

El presidente Piñera anunció esta jornada una serie de medidas en beneficio de los trabajadores como implementar un programa de guarderías universal, facilitar el ingreso al mundo del trabajo de mujeres, jóvenes, discapacitados y adultos mayores, además de mejorar la capacitación y seguridad laboral.

Ecuador

Trabajadores ecuatorianos conmemoraron el Día del Trabajo con una marcha por “la paz y la vida” en Quito, tras la inusitada violencia en la frontera con Colombia.

“Hoy los ecuatorianos levantamos la consigna de la unidad para defender la soberanía, la paz y la vida, pero también la lucha para reconquistar los derechos de los trabajadores”, dijo a la prensa Nelson Erazo, presidente del Frente Popular.

La nutrida marcha de trabajadores y sindicatos avanzó por las calles del centro histórico de Quito, exigiendo además el combate a la corrupción y reformas legales para garantizar la creación de empleos y estabilidad laboral.

“Las medidas económicas deben cambiarse. No podemos seguir con medidas económicas que sigan favoreciendo a los empresarios mientras los trabajadores con su salario no alcanzan a cubrir el costo de la canasta familiar”, agregó Erazo.

En la Plaza de San Francisco, donde finalizó la marcha, José Villavicencio, presidente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), reclamó transparencia al gobierno por la ola de violencia que golpea a la frontera con Colombia.

“Aquí está el pueblo ecuatoriano para exigirle (al presidente Lenín Moreno) transparencia con lo que ha pasado en la frontera. Se debe esclarecer qué pasó con los compañeros periodistas de (diario) El Comercio, qué pasó con la pareja que sigue secuestrada”, exclamó Villavicencio.

En medio de los inusitados ataques que empezaron en enero un equipo periodístico del diario quiteño fue secuestrado y asesinado en cautiverio. También cuatro militares murieron por la explosión de una bomba y una pareja de civiles permanece retenida.

En la ciudad costera de Guayaquil (suroeste) hubo otra marcha para conmemorar el 1 de Mayo y promover un nuevo Código de Trabajo. La concentración estuvo encabezada por la vicepresidenta de Ecuador, María Alejandra Vicuña.

El código “será un hito más. Nosotros hemos impulsado en coordinación con la Asamblea Nacional este cuerpo normativo que permita dar un salto sustantivo, cualitativo en relación a los derechos de los trabajadores”, señaló Vicuña.

Cuba

El nuevo presidente cubano Miguel Díaz-Canel y su predecesor Raúl Castro recibieron el apoyo de los participantes del desfile del 1 de mayo que convocó a cientos de miles de personas en La Habana.

“Nos asisten muchas razones y argumentos para convertir este primero de mayo en una demostración de apoyo a nuestra revolución”, dijo el secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC, única), Ulises Guilarte, el orador de la actividad.

La reunión permitió respaldar “al primer secretario del Partido, compañero Raúl, a la continuidad de nuestra revolución, en el estado y el gobierno, presidido por el compañero Díaz-Canel”, agregó.

Esta fue la primera aparición juntos de Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel desde que este político de 58 años fue designado al frente del país el 19 de abril.

En seis décadas de gobierno de los hermanos Castro, a sus 58 años Díaz-Canel es el primer presidente nacido después de la revolución y que no luce en sus hombros galones militares. El propio Raúl confesó que lo habían preparado para esta tarea.

“Creo que fueron muy sabios a la hora de decidirse por Díaz-Canel como presidente de los Consejos de Estado y de Ministros”, dijo el veterinario Normando García, de 62 años, en medio del desfile. “Dirigí la juventud comunista con Díaz-Canel (…) Es un baluarte importante de la revolución”, agregó.

Los desfiles se realizaron también en las capitales provinciales y principales ciudades de la isla. La CTC estimó la participación en los desfiles del martes en unos seis millones de personas, de una población de 11,2 millones. La marcha de La Habana cerró con un bosque de banderas y el himno comunista La Internacional. Y luego, un toque de conga que puso a bailar a todos. En Cuba, no podía ser diferente.

Argentina

Ollas populares, cortes de calle y cánticos contra el gobierno de Mauricio Macri protagonizaron las movilizaciones convocadas por miles de manifestantes en la capital argentina este martes por el Día Internacional del Trabajo.

Partidos de izquierda, organizaciones sindicales y de los sectores más empobrecidos realizaron actos separados de conmemoración, aunque todos unidos por críticas al gobierno.

El gobierno se abstuvo de realizar conmemoración alguna. El presidente Macri envió un saludo a través de redes sociales en el que deseó “felíz día” a los trabajadores.

Organizaciones de pobres y desocupados marcharon por la céntrica avenida 9 de Julio, donde instalaron decenas de ollas populares para dar comida a los manifestantes.

“El hambre crece, no al ajuste, no al tarifazo”, rezaban algunos de los carteles que portaban los manifestantes en rechazo a las políticas neoliberales del gobierno en este país donde tres de cada diez de sus 41 millones de habitantes es pobre.

Filipinas

Miles de trabajadores marcharon en las calles de Manila quemando figuras con la imagen del presidente Rodrigo Duterte y entonando lemas contra su política económica.

Ondeando banderas rojas, los manifestantes reprocharon al presidente no cumplir sus promesas de campaña respecto a los contratos laborales precarios.

“Fuimos engañados”, denunció el Partido de los Trabajadores en un comunicado. Según la policía en las marchas participaron “pacíficamente” 5.500 personas.

Marchas reprimidas

Honduras

Cientos de policías antimotines reprimieron a miles de manifestantes atacándolos con bombas lacrimógenas, mientras celebraban con una marcha el Día Internacional de los Trabajadores en la capital hondureña.

Los manifestantes se dispersaban en medio de una densa capa de humo mientras estallaban las bombas en el parque central de la capital, de donde -entre otros- tuvo que escapar del gas Manuel Zelaya, el expresidente derrocado en 2009.

Algunos manifestantes cargaban en brazos a niños intoxicados y otros corrían por las estrechas calles para alejarse del humo.

Cerca de 20.000 obreros, campesinos, estudiantes y miembros de organizaciones de la sociedad civil, según estimaciones de periodistas, habían partido del sur –en un recorrido de medio kilómetro– hacia el centro de la ciudad, donde los dirigentes tenían previsto leer una declaración.

Durante el recorrido, los manifestantes coreaban consignas como “Fuera JOH”, las iniciales del presidente Juan Orlando Hernández, y “En nuestro país, Honduras, no queremos dictaduras”.

Los primeros manifestantes, incluyendo Zelaya –quien se transportaba en una bicicleta– llegaban al parque cuando estudiantes quemaban neumáticos ante un cordón de policías antimotines, frente al edificio del Congreso.

Más de 1.000 policías reaccionaron atacando a los participantes en la marcha con las bombas, interrumpiendo el paso de los demás. Algunos de los manifestantes contraatacaron con piedras o recogían las bombas para lanzarlas de nuevo contra los agentes.

Los policías seguían lanzando bombas para evitar que los manifestantes se reagruparan.

La marcha fue convocada por las centrales obreras y la izquierdista Alianza de Oposición Contra la Dictadura, coordinada por Zelaya, y que llevó como candidato en la elecciones de noviembre al presentador de televisión, Salvador Nasralla.

El ataque “es una demostración de debilidad de la dictadura”, manifestó Zelaya al canal UneTV tras huir de los gases.

Catalogó como “increíble” que el gobierno haya mandado a reprimir la tradicional manifestación pacífica que los trabajadores llevan a cabo todos los años el 1º de mayo.

Las manifestaciones del Día de los Trabajadores se llevaron a cabo en otras ciudades del país y, según informes de UneTV, que difundió videos, fueron reprimidas también por policías en Choloma (norte) y Choluteca (sur).

Trabajadores caminan a través de una nube de gas lacrimógeno lanzada por la policía durante la celebración del 1 de mayo en París. [Foto Diario Co Latino/Geoffroy Van Der Hasselt/AFP]

Francia

Choques violentos entre la policía y personas encapuchadas estallaron al margen de la marcha del 1 de mayo el martes en París, constataron periodistas de la AFP, mientras decenas de miles de personas manifestaron en calma en grandes ciudades de Francia.

Cerca de 200 miembros de los “blacks blocs”, grupos radicales de extrema izquierda, fueron detenidos, según un balance provisional de la prefectura policial, que llegó a advertir sobre riesgos de desorden público por parte de “grupos extremistas” que querían hacer de este día “una gran cita revolucionaria”.

En París, la marcha sindical convocó 20.000 personas, según la policía. Según el sindicato CGT, 55.000 personas participaron de la manifestación parisina y 210.000 en toda Francia. El ministerio del Interior estimó en 143.500 el número de manifestantes en el país.

Turquía

La policía turca detuvo el martes a 84 personas en Estambul, en un operativo con gran refuerzo de seguridad mientras la oposición insistió en realizar su manifestación por el 1 de mayo a la que asistieron miles de personas.

En los últimos años, la jornada ha estado marcada por enfrentamientos entre manifestantes y policías, pero el poder ha evitado el acceso a los principales lugares de concentración en Estambul, acordonando gran parte del centro de la ciudad.

El ingreso a la plaza Taksim, en el centro de Estambul, estaba este martes completamente bloqueado por los cordones policiales.

Las autoridades también bloquearon el acceso a la avenida Istiklal, la principal calle comercial y peatonal de la ciudad, por donde suelen manifestarse los opositores.

Los manifestantes que intentaron llegar hasta la plaza Taksim fueron detenidos y algunos arrojados al suelo por la policía, indicó un fotógrafo de la AFP en el lugar.

En total, 52 personas fueron detenidas en Estambul y llevadas en autobuses para ser interrogadas, según la agencia Anadolu.

Según la agencia, 26.000 policías estaban desplegados este martes en la ciudad, así como tres helicópteros, 85 camiones con cañones de agua y 67 vehículos blindados.

También hubo manifestaciones en Ankara, la capital turca, y otras ciudades del país.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: