web analytics
viernes , 20 octubre 2017
Inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Poesía de Gabriela Amorós Seller
Poesía de Gabriela Amorós Seller

Poesía de Gabriela Amorós Seller

Voy a hablarte 

de los hombres

voy a hablarte de los hombres.

son estrechos porque tiemblan

son pequeños porque sueñan

van cerrados porque sangran.

pero llueven los abiertos pechos de los hombres

y no tardan

en filtrarse sus formas.

los hombres no gozan de amor

gozan de consecuencia.

voy a hablarte de los hombres

hay una sola boca rozándoles a todos

los labios, help

no saben que las palabras

son un mismo silencio.

voy a hablarte de los hombres

tienen una estrategia para encontrarse:

se pierden en ellos mismos.

y otra para perderse solos

como les pasa cuando al fin se aciertan.

si supieran que la lluvia es algo

que regresa sin forma

y que la luz es una piedra

que pasa de la muerte a la vida

como una seda

y que cada ser segundo

les cruzan las estrellas todas

del pecho a las rodillas

digo que si supieran todo esto los hombres

dejarían de cerrar sus ojos

y serían indemostrables

por eso voy a hablarte de los hombres.

*La Fragua Cero (2014, Izana Editores) Gabriela Amorós Seller

 

La amenaza

voy a amenazarte temblorosa

rara, apenas con espacio,

pudiendo ser fácil morir de profundo peligro.

voy a amenazarte torpe, infinita

dichosa y animal

coja de sangre.

voy a amenazarte caída,

perdida.

voy a amenazarte de amor.

*La Fragua Cero (2014, Izana Editores) Gabriela Amorós Seller

 

Inmortal love

tú agolpándote en la fragancia, yo perdida,

tú con la punta salvaje de la tarde, yo clavada,

tú con los huesos naciéndote dobles, yo a mitad de sangre,

tú abriendo la luz del día como el espino

yo cadera herida

yo bajando el minuto alto brillando,

tú escalera, tú de espacio

yo nervadura de vuelo a tu labio

vapor de pájaro

vapor de pájaro y tú tatuándome la libertad,

no hay yacimiento más puro,

y tú consistiendo

y yo únicamente sin mí

y tú únicamente solo

prohibidos, solos cada uno de uno

y llenos del otro

cayendo en la delicada consecuencia de la medianoche.

*La Fragua Cero (2014, Izana Editores) Gabriela Amorós Seller

 

En la boca

Si supieras que en la boca

estrechos volantes se clavan

como sierras de sangre

al decir amor y ala

de golpe,

con un solo sonido.

Si supieras que en la boca

los peces son cálculos

de presente inalcanzable

al decir lluvia y pecho

de golpe,

con un solo sonido.

Si supieras que en la boca

los rayos

son capilares agotados

cayendo

como despojos blancos

deshuesando la luz

al decir pértiga y locura

de golpe,

con un solo sonido.

Si supieras que en la boca

se agitan

todas las venas de los hombres

llevando la sangre sola sin cuerpo

al decir la boca

labio y barranco,

relámpago y deseo,

abrevadero y latido,

todo ello de golpe,

con un solo sonido.

Si supieras que en mi boca

los estrechos volantes,

los peces,

los espinos

y las venas de todos los hombres

se dicen siempre de golpe

sin un solo sonido

porque esta boca es un ala.

*La Fragua Cero (2014, Izana Editores) Gabriela Amorós Seller

 

Canción de lluvia

quiero que me recites

mientras no te salgo- dijo la lluvia

y yo me inclino a escribir lluvia

lluvia mismísima

mira como tengo de delatarte las manos

amor de las desnudas

lluvia mía

que ya no llueve más que en lluvia

porque tú te me vienes aquí toda

a las manos

y esa gota tuya rozó a dos libertades y

esa vino de los balcones,

pero si escribo sólo con gotas

con soledades puras

me hundo

en tanta capa de cristal

me ahogo del mundo en gotas en mis manos…

esa le cayó a una mujer dejándose

hacer de nuevo dulzura,

la muerte de una ballena herida

por una flor me viene en otra gota,

la distancia de un sombrero a la vida

la llevo en las manos

campanarios de vidrio

ventanales mis manos

cavados de agua

abiertos de lluvia

cuando allá afuera todos sueñan

que nada importa

de qué forma, cómo

cuándo dejarás de una vez

estas manos

salme ya lluvia

que recitarte me deja suelta

como esa lluvia que cae

y que eres tú siendo otra,

esa lluvia que es la que dejas

puesta en el mundo

para venir de otra forma

a llover conmigo

mientras no sabes que yo soy esa otra lluvia,

la que abandonas

la que no importa

la que escribe

la que se inclina.

 

Jardín de vidrio

ten en cuenta que la luz se espina

si no la comprendemos,

hay que no podarle los cuerpos,

jardín de vidrio,

y tú lo has entendido al fin.

ahora el alma cristaliza en tu boca

al decir “te esperaré del todo”

porque del todo es esperarme

a la salida de tu espuma,

“te esperaré del todo” dices

y una gota de pie sobre tu memoria

te abre la vida

del todo

qué vas a hacer ahora si tienes el alma

en la boca

como una piedra expectante,

a quién besarás ahora

sin herir de eternidad.

 

Los pájaros

los pájaros mueren secretamente escritos

ellos dicen que la eternidad

es cualquier ramita o cosa

de sus casas

que levantan o colocan

como si le fuera a dar un vuelco al infinito

y el infinito estuviera resuelto con restos

de ojos pequeños

de alas y de perder el miedo

ellos dicen que son fabricas

de respirar

que van haciendo pulmones

y a la luz le salen espinas

de tantos picos

y suben todo el amor

y agrietan

la noche

porque tienen que sanar

(cómo duele el horizonte entre las plumas)

y vienen y van con los estambres

del alma heridos

de tener que irse dejándolo todo

solo hermoso.

los pájaros mueren secretamente escritos.

acuérdate, mi libertad,

de no firmar nunca.

A %d blogueros les gusta esto: