web analytics
Página de inicio » Opiniones » Rumbo revolucionario y unidad en FMLN

Rumbo revolucionario y unidad en FMLN

Licenciada Norma Guevara de Ramirios

Por iniciativa de la Comisión Política, el Consejo Nacional del FMLN decidió adelantar año y medio las elecciones de autoridades a todo nivel; trazó el calendario electoral que marca ese cambio, con la instalación de la Convención Nacional que resulte electa, el próximo 7 de julio.

A diferencia de una empresa, un partido debidamente institucionalizado y observando la Ley de Partidos Políticos, está obligado a cumplir sus propias normas, entre ellas están la coherencia con sus principios  y Estatutos; la Comisión Especial Electoral, es la responsable de declarar y acreditar a todas y todos los electos.

Cada miembro de partido que se inscribió como aspirante a una responsabilidad determinada,  conoce esas reglas, pero debe conocer ante todo, que el deber de las nuevas instancias de conducción partidaria deben responder al reto de fortalecer la naturaleza revolucionaria del partido, la cohesión política, el fortalecimiento de los lazos entre el partido y el pueblo, de sus organizaciones comunales, gremiales y sectoriales para luchar unidos por más justicia social, y por la defensa de las conquistas alcanzadas.

La elección del 16 de junio fue compleja, pues aunque la ley de partidos, permite que las elecciones se decidan por planillas o por personas individualmente inscritas, nuestro FMLN asumió que la elección debía ser asumiendo cada quien la responsabilidad de inscribirse y la votación en consecuencia, debía ser dando la libertad al militante de escoger  personas en vez de planillas, lo que acarrea como es lógico complejidad a la hora de votar, a la hora de contar los votos y para el escrutinio definitivo.

Hubo militantes que se tardaron más de veinte minutos votando, y la cantidad de papeletas obliga a igual cantidad de actas; sin conocer esta complejidad  y comprendiendo la natural aspiración de conocer los resultados produjo en muchos impaciencia. Ya son del conocimiento público los resultados de Consejo Nacional, de Secretario General, de Secretaria General Adjunta, de Secretarios Departamentales y sus adjuntos y adjuntas, para cada uno de estos cargos fue necesaria una papeleta; luego del resto de integrantes de las catorce directivas departamentales, de las y los Secretarios y Secretarias Municipales y sus adjuntos o adjuntas; los restantes miembros de las Directivas Municipales; de los convencionistas del departamento y de las y los convencionistas de cada municipio.

Ha sido una gran jornada, lo más complejo ha pasado y queda aún pendiente de elegirse por la Convención el 7 de julio, el Tribunal de Ética, la Comisión de Apelaciones, la Contraloría del Partido, y por el Consejo Nacional, también ese mismo día, la Comisión Política de nuestro partido. También quedará pendiente de elegir por el Consejo Nacional, futuro a la nueva Comisión Especial Electoral y las diferentes Secretarías establecidas en los Estatutos.

Como puede apreciarse el FMLN es todo un sistema organizado debidamente, es lo que facilita un sustento del posicionamiento político del partido en diferentes campos, pues sus vínculos con la sociedad deben responder a la diversidad social y al mismo tiempo a las urgencias políticas de país.

El FMLN es un sujeto político  que tiene el deber de responder  a los desafíos en cada momento, por eso, además de felicitar a los compañeros y compañeras electos a las diferentes responsabilidades, cada militante tiene el deber de contribuir desde sus espacios. Donde vivimos, donde trabajamos, donde somos parte de una organización determinada.

El país necesita de una fuerza de izquierda fortalecida, enfrentamos riesgos enormes como sociedad y especialmente de los sectores de trabajadores y trabajadoras. El país necesita  defender la democracia que hemos conquistado con lucha, las conquistas sociales y avanzar en justicia social; el FMLN no puede perder de vista estos deberes elementales en su posicionamiento político frente a la realidad, y ante las acciones de gobierno y de las demás fuerzas políticas.

El FMLN es constructor de procesos de concertación política, es muy distinto del sometimiento político al que aspira el gobierno de derecha o pueda pretender cualquier poder fáctico local o externo. Su historia es más que la de sus resultados electorales, es la de ser un actor político decisivo y ello es posible por la fortaleza  y unidad alrededor de una estrategia construida y compartida por sus miembros.

Reitero mi felicitación a toda la militancia que participó el 16 de junio, mi reconocimiento a quienes administraron el proceso en cada municipio y a la CEE; a partir del 7 de julio, como militante mi trabajo para que hagamos avanzar a nuestro pueblo en sus aspiraciones de más justicia social, más transformaciones sociales y económicas que mejoren su condición de vida.

Ver también

Consideraciones críticas sobre las encuestas de opinión

Luis Armando González1 Máxima: Que tenga derecho a una opinión no la hace cierta Máxima: …

2 Comentarios

  1. Con todo respeto a la trayectoria de la compañera Guevara, pero ella nos habla como si no ha pasado nada. La pérdida de dos elecciones seguidas 2018-19 no significan nada para ella, me esperaba unas disculpas públicas de la CP del FMLN por habernos llevado a la izquierda salvadoreña a la «banca rota», el monopolio de la «marca Izquierda» y la conducción del frente desde el 1983 no respondió «a fortalecer la naturaleza revolucionaria del partido, la cohesión política, el fortalecimiento de los lazos entre el partido y el pueblo, de sus organizaciones comunales, gremiales y sectoriales», lo que es mas, ese monopolio fue excluyente, en lo ideológico, organizativo y económico. Desde la firma de los acuerdos de paz del 92, la dirección del FMLN abandonó sus bases y excombatientes, descuido premeditadamente el trabajo con las organizaciones populares centrando sus energías en la lucha parlamentaria, sin percatarse de la fragilidad de este teatro de operaciones dominado por las derechas conservadoras y reaccionarias. La lucha contra la privatización del sistema de salud, del agua y contra la minería etc. han sido expresiones de civismo y verdadera lucha popular, fuera del control del FMLN. Hasta hace muy poco, Veteranos y Lisiados del FMLN en lucha callejera planteando demandas a sus necesidades sin ser escuchados. El FMLN, bajo la «vieja» dirección, dejó de ser, lo que tuvo que ser: «un sujeto político que tuvo el deber de responder a los desafíos en cada momento». Uds. nos fallaron, y fallaron ante Uds. mismo, mantuvieron bajo el miedo y el silencio a su propia base militante, en los gobiernos, se rodearon de gente falsa y aduladora, incluso de sus propios familiares, en el partido de una militancia acrítica, apática y políticamente poco formada, reprimieron la «disidencia» acusándola de «arenera» y lo que es mas, cambiaron de gustos y hábitos sociales, adoptando un estilo de vida «pequeño burgués» alejándose del común de los militantes y del pueblo en general, tuvieron la oportunidad de pasar a la historia como verdaderos «héroes», pero hoy la historia los condenará a Uds. como dirigentes, pasaran al «basurero de la historia», por haberse desviado y corrompido, por haber alterado la historia, antepuesto anti-héroes, en lugar de verdaderos héroes y mártires de la luchas reivindicativas y del apogeo del Movimiento de Masas y el surgimiento de los primeros comando urbanos y rurales de las guerrillas, cuando una línea muy influyente del frente, pasó toda la década del 70 negando la justeza de la lucha armada, para después encasquetarse en la máxima dirección. Estamos claros que «El país necesita de una fuerza de izquierda fortalecida, enfrentamos riesgos enormes como sociedad y especialmente de los sectores de trabajadores y trabajadoras», a los que Uds. voltearon la espalda. «Se vuelve imprescindible la irrupción de una alternativa de izquierda, técnica y transparente. Una izquierda progresista que asuma el liderazgo de la defensa de los derechos sociales y que promueva la innovación, la inversión y los emprendimientos privados», (Nueva derecha? de Eduardo Cardona, www. elfaro.net) sin que estas reformas del FMI y el BM se conviertan en depredadoras del medio ambiente y en regulaciones impositivas y acicate de los trabajadores, como hasta hoy sido. «El FMLN no puede perder de vista estos deberes elementales en su posicionamiento político frente a la realidad, y ante las acciones de gobierno y de las demás fuerzas políticas». Pues sí, esto fue lo que realmente pasó, perdieron la brújula y lo que hubo fue un abuso de representatividad de la mal llamada «cúpula» que monopolizó como «empresa privada» el legado de la izquierda revolucionaria que ellos mismos extirparon con la muerte de Salvador Cayetano Carpio, y lo mas honrado que pueden hacer es, evitar las declaraciones públicas, poner su renuncia definitiva, aceptar que se equivocaron y pedir disculpas a la militancia y al pueblo en general, por respeto a la memoria a todos los muertos y desaparecidos, antes y durante la guerra, porque la idea de izquierda debe prevalecer y no debe estar relacionada con su fracasado proyecto de «Amplia Participación» (GAP).

  2. Dejen trabajar a Ortiz

    Dejen trabajar a Ortiz y la militancia libremente y apoyen el cambio por favor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.