web analytics
Página de inicio » LAICIDAD » PENALIZACIÓN Y CAUSALES

PENALIZACIÓN Y CAUSALES

Miguel Ángel Dueñas Góchez*

Escuchando un análisis radial, donde en su mayoría son abogados quienes participan (todos hombres), el moderador se refería al aborto como “tema espinoso” y dijo: Actualmente existe una propuesta de modificación a la legislación penal para la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo por cuatro causales específicas, que son: 1) embarazos que presentan riesgo para la salud y la vida de la mujer; 2) embarazos médicamente inviables; 3) embarazos producto de violación o trata de personas; y 4) embarazos producto de violación sexual en una menor de edad. ¿Están de acuerdo en ello?.

Uno de los invitados comentó ser cristiano evangélico y no estar de acuerdo en quitar la vida a nadie, que ello se lo dejaba a Dios, y repreguntó, ¿dónde queda el alma? A lo que otro abogado refutó diciendo: Se está hablando de acuerdo a la ley, no de acuerdo a la fe, tú puedes creer en el alma, pero el embrión no sabe qué es eso, porque científicamente es un montón de venas sin forma ni pensamiento o sentimiento. Por lo tanto, si la mujer es dueña de su cuerpo, y aun así fue violada, quiso migrar por la situación de nuestro país y nuevamente es agredida bestialmente en la frontera y violada al ser tratada como un objeto por los llamados “coyotes”, ¿crees que esa mujer va desear ver esa criatura producto de un hecho vergonzoso y cobarde?

A lo cual un tercer panelista invitado abonó diciendo que, en su mayoría, las personas llamadas “sí a la vida” o antiderechos de la mujer, son de doble moral; por un lado están prohibiendo a la mujer (a través de sus creencias sin fundamento científico) que interrumpa un embarazo, y por el otro, tratan de tener más gente consumista. Además, deberían crear políticas de población como en Japón, ya sea por tanta contaminación o por falta de agua. Solo las mujeres que tienen posibilidad económica abortan y van a la iglesia, viajan a toda convención, conferencia o cumbre ante la OEA o en la ONU, con viáticos y vuelos pagados por su misma gente, porque es de lo que viven.

* Licdo. en Relaciones Internacionales.

Movimiento por una Cultura Laica (MCL), correo: [email protected]º

Ver también

“Desde el instante de la concepción” (II)

 ¿Cuándo empezamos a ser personas? Alberto Romero de Urbiztondo [email protected] En una anterior columna abordé …

A %d blogueros les gusta esto: