web analytics
Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Pasan sobre la Ley en elecciones Santa Ana 1932

Pasan sobre la Ley en elecciones Santa Ana 1932

 

Caralvá

Intimissimun

El complejo panorama de aquella sociedad a escasos 40 días del Golpe de Estado es caótica, debemos anotar que las elecciones municipales y diputados fueron convocadas antes del cuartelazo del General Martínez, las elecciones no fueron una dádiva del régimen, así comprendemos entonces la participación de diversos partidos políticos, el conjunto de este panorama que hemos analizado desde 1931 orienta hacia una confrontación social, tal evento sucedería 11 días después. Es premonitorio el comunicado del Partido Independiente de Santa Ana, puesto que hace alusión a una posible hecatombe social, desafortunadamente no se equivocaron.

Los fragmentos de la siguiente nota del 11 de enero de 1932 de Diario Latino, son significativos, puesto que apuntan hacia un estallido social provocado por la debacle económica, el fraude electoral, la imposición de candidatos oficiales, la persecución de opositores etc. Se destaca la descripción de la prensa de ese tiempo, que publica la realidad sin censura.

En Santa Ana se pasó sobre la ley  

Un manifiesto que el Partido Independiente de Santa Ana lanza al pueblo salvadoreño.

(Fragmento) El Partido Independiente considera como deber ineludible elevar al pueblo salvadoreño una protesta contra el procedimiento arbitrario de las autoridades a excepción de las municipales; en el momento de la elección del tres (enero). Haremos para ello una breve y exacta relación de los sucesos: Comenzó la votación a las nueve de la mañana entrando grupos de 44 ciudadanos alternativamente. Nuestros contrarios enviaron tandas completas hasta la una de la tarde; de ahí en adelante fuimos adquiriendo una mayoría que a las tres era considerable. A esa hora comenzó la autoridad a mostrarse parcial, permitiendo la entrada y salida de camiones que antes habían prohibido, para que los finqueros molinistas, trajeran a los cortadores de café que son por lo general de Guatemala, Izalco, Sonsonate, Nahuizalco, Chalchuapa etc. A las cinco y media, hora en que dio principio la llegada de esa gente nuestra mayoría era abrumadora. A las seis el Directorio ordenó colocar un cordón de guardias para no dejar entrar más votantes, en virtud de que la ley dispone que desde esa hora se continúen recibiendo votos solo de los ciudadanos presentes; más como el cordón fue ineficaz, continuaron entrando carros con individuos de otras jurisdicciones. Conviene aclarar que la ineficacia de esa oportuna medida se debió a la desobediencia de la autoridad que solo hizo efectiva para el sector castrista. Con estos motivos el Directorio recogió los pliegos y se encerró a discutir. El recinto del Palacio Municipal fue desalojado; y cuando la votación se reanudó ya había orden SUPERIOR de no permitir la entrada a ninguno de nuestro partido. Desde ese momento sin la menor vigilancia, sin la presencia siquiera de los castristas, siguió la votación únicamente para los molinistas, que sin dificultad hicieron desfilar a la gente de otros lugares y repetir el voto a los de aquí. No de otro modo se explica que quienes a las cinco no tenían electores, los hayan tenido después para una votación interrumpida durante cuatro horas.

(fragmentos…) En un acta especial se hizo constar que se habían retirado esos señores sin motivo justificable; pero no dudamos que quienes firmaron ese documento han de sentir la pena del hombre honrado que por una u otra circunstancia comete una acción indecorosa.  Ayer a las doce se hizo el escrutinio, al que no quisimos asistir, para no autorizar con nuestra presencia la consumación de la vergonzosa farsa. El triunfo del molinismo se debió a tres causas principales: 1° La imposición tanto más censurable cuanto que los elementos más prestigiados del Ejército manifestaron que el derrocamiento de Araujo tenía por causa las transgresiones a la ley y no la mora en el pago de sueldos;  2° El fraude, consistente en la repetición de votos en hacer votar a individuos de otras jurisdicciones y en traer gente de las fincas después de las seis de la tarde haciendo aparecer que estaban presentes a esa hora; 3° La fuerza del dinero, que se puso al lado del molinismo para dejar burlada la voluntad del pueblo santaneco, olvidando acaso los capitalistas que en estas épocas de descomposición las injusticias ahondan más los rencores entre las diferentes clases, creando como consecuencia natural doctrinas exageradas que amenazan el equilibrio social.

Queremos que el pueblo salvadoreño sepa estas cosas, para que lance su anatema contra los transgresores de la ley; y quiere también el Partido Independiente dejar una constancia de que el pueblo de Santa Ana en esta ocasión se comportó con valentía y prudencia. Una vez hubiera sido suficiente para provocar la hecatombe, tal era el estado de los ánimos ante la imposición, pero obedeció nuestra orden de retirare del campo de lucha…

Santa Ana enero cinco de mil novecientos treinta y dos. El Comité Directivo amazon.com/author/csarcaralv

 

 

 

 

Ver también

Salarrué y Humano: Memoria y Legado (47/82)

    Tania Primavera Salarrué, el artista de El Salvador que nació hace 123 años, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.