web analytics
Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Optimismo por la Filosofía

Optimismo por la Filosofía

Caralvá

Fundador

Suplemento Tres mil

Imaginemos el mundo de los esclavos, and   los siervos, viagra sale los burgueses (en la edad media frente a los señores feudales), capsule las etnias oprimidas durante siglos en la época colonial, los esclavos en los Estados Unidos en el siglo XIX, los asalariados sin ningún derecho a finales del siglo XIX o principios del XX; mientras en estos días ¿qué clase de justicia social compartimos en nuestra sociedad?.

La filosofía como instrumento humano siempre intenta responder a la pregunta fundamental: ¿por qué la sociedad funciona así?, el Poder, las creencias etc., cada humanidad tiene una solución; en nuestro siglo XXI asumimos los fenómenos económicos, las desigualdades, las armas nucleares, la marginalidad como herencias de anteriores generaciones, pero la lucha por cambiar esta realidad solo acontece en pocas personas, así surgen líderes de los derechos humanos, sindicales, sociales, científicos, artísticos, que claman otra condición que supere el momento regresivo.   Al surgir propuestas de cambio, usualmente la visión del mundo filosófico difiere de los sectores que propician el modelo dominante, una visión optimista se instala en las personas que abanderan el cambio, en ellos y sus movimientos estalla el entusiasmo transformador de cambiar “lo imposible”, erradicar la visión generadora del pesimismo y conformismo.

La visión fosilizada de la humanidad parte de la premisa que todo es negativo, nada debe cambiar, extendiendo sus coacciones conservadoras a todo nivel, las multitudes consideran que la filosofía es subversiva y pesimista, no sirve y es un instrumento inútil… pero se equivocan, es la sociedad la que transmite ese estado depresivo, es la humanidad la comunicadora de opresión y complacencia ante la injusticia, son los conglomerados consumistas los que no apagan su sed material con objetos suntuosos, son seres avarientos que no cierran el pozo de la siguiente compra innecesaria, de tal forma la realidad capitalista multiplica el estado depresivo puesto que nunca llegará a la meta deseada, siempre habrá algo más, ese infinito camino de la avaricia insaciable, refleja el Hades griego donde habitan muertos similares a nosotros, pero sin alegría, sin esperanzas.

Es la realidad del mundo la que transmite el pesimismo, son los dueños del poder, los idólatras del capital, los mercaderes religiosos, los avarientos del dinero quienes tienen una visión fatalista, ellos mueren a diario agitándose por fenómenos imaginarios, mientras los pobres acuñan sueños felices y luchan por cambiar esta realidad en la tierra, así los pobres no se suicidan, ¿acaso los genuinos filósofos son tristes?,  incluso Sócrates bromeaba ante su pena capital, afirmando que conocería la verdad antes que sus verdugos. El futuro es optimista cuando luchar por un mundo mejor es posible y necesario.

Para la filosofía la vida es optimista, cambiar al mundo a partir de nosotros es posible en la tierra para la tierra, nuestra condición humana nos pide no aventurar la fantasía más allá de lo visible y trabajar por ello es construir quizás una sociedad diferente.

Ver también

EN LA TUMBA DE ZELIÉ LARDÉ

Tania Primavera [email protected] Fotografías: Iván Escobar, Tania Primavera, MUPI. Una tarde busqué el número telefónico …

A %d blogueros les gusta esto: