web analytics
Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Los Jesuitas en Santa Tecla

Los Jesuitas en Santa Tecla

 

Marlon Chicas El Tecleño Memorioso

A lo largo de su historia, Santa Tecla cuenta con presencia de diversas congregaciones religiosas, impregnadas de numerosos carismas en favor de la ciudadanía de este municipio, en campos de la educación, deporte, juventud, obras sociales, y espiritualidad entre otras, una de ellas es la Compañía de Jesús, conocidos como Jesuitas, fundada por San Ignacio de Loyola, el 15 de agosto de 1534 en Montmartre, Paris, Francia.

Su presencia en tierras cuscatlecas se remonta a un 18 de agosto de 1914 desembarcando en el Puerto de Acajutla, procedentes de México en busca de refugio por la Revolución Mexicana, siendo sus primeros misioneros los sacerdotes: Manuel Díaz Rayón (+), Pedro Jimenez (+), Alfredo Méndez Medina (+), Herminio Suárez (+), Gabriel Ortíz (+), así como los hermanos coadjutores Andrés Fernández (+); y Antonio Loureda (+); quienes iniciaron su laboral pastoral en dicho año, como colaboradores del entonces capellán de la Iglesia del Carmen, asumiendo en 1916 de forma plena su apostolado en dicho templo católico.

Entre estos Siervos de Dios, recuerdo con cariño al padre Segundo Azcue (+), director espiritual y confesor de San Óscar Arnulfo Romero, el cual se distinguió por su fuerte carácter, lo que le hizo ser incomprendido por una parte de la población, sin brindarle una oportunidad de conocerle a fondo; en lo personal lo considero el más bello ser humano que he conocido en vida. Cómo olvidar su atenta invitación a formar parte de los acólitos en las misas de domingo, a mis escasos nueve años; además de permitirme acompañarle en su lecho de muerte.

Otros sacerdotes que dejaron una huella imborrable en este servidor fueron los padres Jaime Martínez (+), y Santiago Garrido (+), con ambos me unió una relación de amistad. Con el primero de ellos por su labor de confesor de cabecera, conocido por su espiritualidad, iluminando con su palabra mis inquietudes sobre la fe, explicándome pacientemente sobre dicho tema. En la misma línea el padre Santiago Garrido de quien guardo bellas reminiscencias, devoto al Sagrado Corazón de Jesús, y creador del folleto del mismo nombre, quien me instruyó sobre sagrada liturgia y oraciones en latín como el Páter Noster (Padre Nuestro), entre otras.

Poco se conoce sobre las habilidades culinarias del padre Ramón Sesma (+), execónomo de la orden, así como su destreza en la elaboración de jaleas entre otras delicias. No puede dejar de mencionarse al padre Jaime Vera Fajardo, quien se desempeñó como Superior de la Casa, de igual manera a los hermanos coadjutores Encarnación Mendoza (+), Domingo Pérez y Magdiel Cerón Alvarado, este último considerado mi hermano mayor, a quien acompañé muchas veces a bordo de un vehículo FIAT propiedad de la orden, en constantes viajes a San Salvador y otros lugares en los años 80s.

Esta es la lista oficial de estos Siervos de Dios, que descansan en la paz del Señor, desde 1965 a 2021, los cuales brindaron su pastoreo de almas en Santa Tecla: José A Lasquibar (+), José María Echaniz (+), Salvador Navarrete (+), Julio Zuazu (+), Segundo Azcue (+), Jaime Martínez (+), Isidro Iriarte (+), Ramón Sesma (+), Faustino Boado (+), José Cruz Alberdi (+), José Urresti (+), Fermín Sainz (+), Luis Eduardo Fariñas (+), Dean Brackley (+), José Ignacio Martínez (+), Xavier Aguilar (+), Carmelo Eguen Gastañazatorre (+), Rogelio Pedraz Estévez (+), Juan Ramiro Martínez (+), Segundo Montes (+), Ignacio Martín Baró (+), Jon de Cortina (+), Juan Ramón Moreno (+); los hermanos coadjutores: José Albizu (+), Antonio Fernández (+), Félix Barruetabuena (+), Encarnación Mendoza (+), Francisco Azurza (+), Fabian Zarrabe Iturraran (+). A todos ellos “Ad Maiorem Dei Gloriam” (A mayor gloria de Dios), en palabras de su fundador San Ignacio de Loyola.

Ver también

Nací para desobedecer lo establecido

Arte gráfico de Karen Lara de Vallejo Inspirado en ese mismo espíritu rebelde, este arte …

Un Comentario

  1. Braulio Alfredo Olano

    La misión jesuita ha dejado un gran legado en el país y en el mundo. Aquí en Cojutepeque tuvimos un obispo In Pectore al que le acabamos de dar Cristiana Sepultura El Pbro. Luis Alonso Cotto párroco de la iglesia de San Juan Bautista