web analytics
Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Las bibliotecas y sus cambios a nivel de redes sociales

Las bibliotecas y sus cambios a nivel de redes sociales

LAS BIBLIOTECAS Y SUS CAMBIOS A NIVEL DE REDES SOCIALES

Entrevista a Antonio Aquino

Por Waldemar Romero

Las bibliotecas dentro de esa dinámica de creación y adaptación. Antonio Aquino es un bibliotecario de mucha trayectoria desde fundar bibliotecas a nivel comunitario, así como también se destaca por ser gestor y consultor dentro de muchas proyectos de fortalecimiento de lectura. Su experiencia virtual durante la emergencia Covid-19 le mostró la realidad del campo de lectores en nuestro país. Bibliotecario, graduado de la Universidad de El Salvador que ama según sus palabras. Se dedica a difundir proyectos de conservación de Historia y lecturas. En esta ocasión tuve un breve encuentro con él, para hablar de lo que le apasiona.

¿Por qué son necesarias las bibliotecas, social y culturalmente?

Así como se necesita comer, también se necesita conocimiento el acceso a la información.  Es un derecho de por sí; si no sabemos, no conocemos.  Las bibliotecas son lugares de encuentro, estás tienen otra sinergia, las bibliotecas se adaptan a la comunidad de usuarios lectores. Ahora las bibliotecas han cambiado, no son tan tradicionales como antes. Me ha pasado por experiencia, “en esta comunidad se necesita una unidad de salud, no una biblioteca”, entonces lo que haces, es que dentro de esa unidad de salud se pueden manejar proyectos para la sociedad.  

—¿Entonces eres de la idea que las bibliotecas tienen una incidencia a nivel cultural?

 Al final los más grandes científicos y pensadores han estado rodeados de libros. Lo pudimos comprobar en la pandemia, las bibliotecas han sido influyentes para controlar la ansiedad, la gente buscaba los libros, por eso es necesario preparar al bibliotecario, puedes tener el mejor plan de lectura del mundo, pero si no preparas bibliotecas y bibliotecarios para que… no sirve para nada.

Tú como bibliotecario, como consultor ¿cómo consideras durante la emergencia, la influencia positiva de estas? ya que se considera que las bibliotecas están en desuso.

La verdad que sí, hubo una gran oportunidad, ahora todo digital, desde la tableta, los celulares, los youtubers, de alguna manera influye.  La pandemia nos trajo preocupaciones, ansiedad. Un club de lectura podría resolver estos problemas.

En lo personal estuve trabando con proyectos fuera del país. Acá durante la pandemia fueron pocos los lugares que fortalecieron esto. La mediateca del Centro Cultural de España hizo algunas actividades online, pero de ahí ya no se hizo nada… es importante fortalecer esta dinámica de trabajo. Los espacios que se construyen a nivel de lectura tienen que cambiar para fortalecer más este hábito. El chip sobre todo, utilizar las redes sociales.

Yo sigo un proyecto muy bonito: La biblioteca del conocimiento, un bibliotecario que ha creado una propuesta ambulante de lectura. Llevar un libro electrónico a casa, no solo llevar una cesta de comida, se necesita algo más que eso. El trabajo que se hace a nivel de comunidad debe de continuar, se debe seguir trabajando para influenciar a la sociedad.

Es necesario las bibliotecas comunitarias.  Los bibliotecarios no deben tener prejuicios de nada, y muchas veces resultan ser muy clasistas, machistas, racistas, xenófobos, lo importante es trabajar con la comunidad sin ningún prejuicio.

Ahora en materia de redes sociales, ¿Qué herramientas se brindan para trabajar en las bibliotecas? ¿Qué se necesita para continuar con esos proyectos?

Las bibliotecas tienen que trabajar para la comunidad, a pesar de ello hay una influencia de las agendas políticas. Aquí se dio el caso, relacionado a la pandemia, y solo eso fue el motivo de toda la información, utilizar el marketing, para ser un impacto positivo en la población, utilizar las herramientas virtuales para llevar la información sobre libros, sobre conocimiento.

—¿Eres de la idea que bibliotecas y redes sociales pueden ir de la mano?

Si, claro que tiene que ser así. La biblioteca nunca se va a perder, en los años 2000 se decía que se perdería a las bibliotecas por qué avanza el internet, nunca se perdió. En México, Estados Unidos, todas sus ciudades siempre tienen un archivo digital sobre su Historia, la pandemia ayudó a eso, a documentar la Historia. El ser humano siempre crea, lo virtual ayudo a ser más creativo

¿Cómo visualizas las bibliotecas a futuro?

Las visualizo como espacios de creación, lugar para llegar a crear, para desarrollarte, crear un futuro próspero. Las bibliotecas han cambiado también, vino el internet y se adaptó, los cambios son necesarios, el objetivo es seguir fortaleciendo las comunidades con las redes sociales, seguir influyendo de manera positiva.

Ver también

El malabarista por Carlos Hurtado