web analytics
Página de inicio » Opiniones » Honduras: Elecciones presidenciales 2021, históricas y esperanzadoras para la democracia en Centroamérica

Honduras: Elecciones presidenciales 2021, históricas y esperanzadoras para la democracia en Centroamérica

Nelson de Jesús Quintanilla Gómez
[email protected],

Este domingo 28 de noviembre a las 07:30, hora local, iniciaron las elecciones generales en Honduras, bajo medidas sanitarias por la pandemia de Covid-19. Desde luego, más de 5 millones de hondureños, de los 9,5 millones que habitan en este país, estaban convocados a las undécimas votaciones desde el retorno al orden constitucional en 1980, después de casi 20 años de regímenes militares. Además, en estas elecciones generales, se votará para un presidente, tres vicepresidentes, 298 alcaldías municipales, 128 diputados para el Parlamento local y 20 al Centroamericano y estaban habilitados 5.1 millones de votantes para elegir al sucesor de Juan Orlando Hernández, quien ha estado en el poder desde enero de 2014.

En estas elecciones se presentaron catorce partidos y doce candidatos presidenciales participando en la contienda, que reemplazarán al actual presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, tras dos periodos de mandatos en el poder. Además, según las encuestas, hay tres favoritos al sillón presidencial. Ellos son, Xiomara Castro, líder del Partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda); Nasry Asfura, del Nacional, conservador, en el poder, y Yani Rosenthal, del Liberal (centro).

Después de la jornada y de acuerdo con los resultados preliminares del Consejo Nacional Electoral (CNE), estas elecciones son históricas porque Xiomara Castro es la virtual ganadora con lo que se convierte en la primera mujer presidenta del país. Asimismo, marcaría el regreso de la izquierda al poder. El último gobernante que lideró bajo esta ideología fue su esposo, el expresidente Manuel Zelaya. Sin embargo, en 2009 fue derrocado por un golpe de Estado. Con estos resultados la democracia en Centroamérica tiende a fortalecerse a pesar de las señales dictatoriales de otros países como El Salvador con su actual presidente.

Es importante tener en cuenta que Xiomara Castro ganó muchos seguidores por sus esfuerzos para consolidar la oposición al presidente saliente Juan Orlando Hernández. El actual mandatario es acusado de escándalos de corrupción y de tener vínculos con pandillas y el narcotráfico. Algo que niega. Pero que la oposición hondureña y la lista Engel de los Estados unidos lo señalan de manera clara y contundente. Desde luego, el presidente electo tomará las riendas de un país golpeado por escándalos de corrupción, narcotráfico, violencia, inseguridad ciudadana, desempleo crónico y oleadas de migrantes que huyen en busca de un mejor futuro.

Es evidente que los hondureños no quieren que se repita la misma historia de los comicios de hace cuatro años, cuando el actual presidente Juan Orlando Hernández logró sumar un periodo más en el gobierno en medio de violentas protestas y acusaciones de fraude. Por eso salieron a sufragar masivamente el domingo para elegir al sucesor del impopular líder, en una contienda que pudiera sacar del poder a su Partido Nacional después de 12 años. No hay duda que por la vía de la democracia se expulsa del poder a un presidente corrupto, dictatorial y de derecha fraudulenta.

La autoridad electoral reportó que la participación ascendió al 68.09%, cuya tendencia estaría confirmando en el poder a la primera mujer presidenta de esta nación centroamericana que ha sido gobernada los últimos 12 años por el Partido Nacional. Desde luego, la tendencia y después de procesarse 1.8 millones de votos, es decir el 51.45% de las actas, Castro cuenta con 961.694 votos a favor (53.61%), mientras que Nasry Asfura, aspirante por el Partido Nacional, lleva 607.492 sufragios (33.87%) y, en tercer lugar, Yani Rosenthal, del Partido Liberal, acumula 165.255 (9.21%).

La victoria de Castro pone fin a una docena de años de Gobierno de los conservadores desde que Zelaya fue depuesto en un golpe de Estado en 2009. Además, Castro ha unificado la oposición a Hernández, salpicado por acusaciones de corrupción y narcotráfico. El actual presidente podría estar buscando formas de protegerse de un posible proceso judicial en Estados Unidos por narcotráfico.

Iris Xiomara Castro Sarmiento más conocida como Xiomara Castro de Zelaya, es una política hondureña. Fungió como primera dama de la República de Honduras en el periodo 2006 a 2009, siendo su esposo el expresidente José Manuel Zelaya Rosales. Además, tiene 61 años y nacida en Tegucigalpa, es hija de doña Olga Sarmiento e Irene de Jesús Castro (QEPD). Es licenciada en administración de empresas y madre de José Manuel, Zoe y Hortensia. También, fue la primera candidata presidencial por el Partido Libertad y Refundación en las elecciones generales de 2013. Y por segunda vez como candidata oficial presidencial para el periodo 2018-2021. También fue presidenta del organismo internacional COPPPAL Mujeres.

En este proceso electoral presidencial, la participación electoral fue una de las más altas en décadas recientes, pero había pocas esperanzas de que algo fundamental pudiera cambiar en un país agotado por la corrupción y la violencia. En este mismo orden, el jefe de la misión de observadores electorales de la Organización de los Estados Americanos, el expresidente de Costa Rica Luis Guillermo Solís calificó la votación como “una hermosura de expresión ciudadana”, en referencia a lo que parece ser una alta tasa de participación.

La virtual presidenta Xiomara Castro ha manifestado lo siguiente: “Vamos a formar un gobierno de reconciliación, de paz y de justicia. Vamos a iniciar un proceso para garantizar una democracia participativa, una democracia directa”. Además, “Llamaré a un diálogo con todos los sectores de la sociedad hondureña para que podamos utilizar puntos de coincidencia y, para esto, formar las bases mínimas para un próximo gobierno”. Finalmente, “El sector privado reitera su compromiso de hacer todo lo necesario para que su gestión [la de Castro] sea ejemplo de transformación”, en su cuenta de Twitter dijo Eduardo Facusse, líder de la principal cámara de comercio de Honduras, dando respaldo a la victoria de Castro. No será fácil gobernar, pero voluntad para hacer bien las cosas hay.

Ver también

22 de enero en El Salvador: rebelión, esperanza y justicia espiritual

Víctor M. Valle Monterrosa El 22 de enero es una fecha que, en distinto años, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.