Página de inicio » Opiniones » QUE VIVAN LOS TRABAJADORES

QUE VIVAN LOS TRABAJADORES

Luis Arnoldo Colato Hernández
Educador

El pasado miércoles 1º de mayo, a pesar de la represión, de los controles en las calles dirigidos a detener a los trabajadores, el temor derivado de la amenaza que supone el estado de excepción, los trabajadores se congregaron en la capital y marcharon expresándose.

Hay que acotar que el régimen no ha priorizado ni establecido una política dirigida a estimular el empleo, y antes bien a hecho todo lo que está a su alcance para desmontarlo, despidiendo a algo más de 25,000 empleados públicos, sustituyéndolos con al menos el doble de sus incondicionales, carentes de mayores capacidades y solo útiles para seguir ciegamente las indicaciones de sus jerarcas partidarios.

A esto debemos sumar los al menos 400,000 empleos particulares no recuperados desde la pandemia, así como el ataque directo al trabajo informal sin ofertas opcionales viables a su condición.

Ahora consideremos la política del régimen dirigida a favorecer el mercado, desmontando los controles estatales que tuvo alguna vez, y que significaron cierto alivio contra los abusos del mismo antes, pero que ahora suponen el aumento de hasta un 30% del coste de la canasta básica alimentaria, enriqueciendo a los mismos de siempre, que evaden sus obligaciones impositivas, trasladándolas a la población.

Tampoco la obligación estatal de proteger los bienes públicos ha sido considerada por la presente administración, pues como nunca en el tiempo, ha hecho usufructo del erario público sin consideración de las consecuencias.

Podemos para ejemplificar, evidenciarlo con el uso discrecional que del dinero de las pensiones el régimen hace, apropiándoselos y usándolos para el beneficio particular del partido, como fuera el caso de esos $500, 000, 000, 00 orientados a comprar enseres y bienes a los miembros de la bancada oficialista del legislativo.

Para colmo, ahora nos amenaza el régimen aduciendo que la falta de recursos en las arcas públicas [el régimen ha contratado una deuda de alrededor de $10, 000, 000, 000. 00, más que la suma de la deuda contratada por todas las anteriores administraciones en los últimos 30 años, sin que haya después de 5 años, obras físicas y de infraestructura que evidencien su uso, lo que además el régimen se niega a explicar aduciendo el estado de excepción], con aumentar el IVA hasta el 15%, o en su defecto tomar posesión de los dineros de las pensiones para resolver el problema, negándose a ejecutar la urgida reforma fiscal siempre pospuesta, promocionando a las élites, las únicas beneficiadas del modelo neoliberal, mientras la clase trabajadora, la clase media, se sigue deprimiendo en favor de aquellas.

Y los trabajadores, dependiendo de la fuente que se consulte, reunieron a 50, 000 marchantes a pesar de lo hecho por el régimen para impedirlo, mientras para aparentar, el régimen despacho una escuálida representación progubernamental, de no más de 400 empleados obligados a asistir, para aparentar un respaldo del que carece el régimen.

Así los trabajadores se pronunciaron rechazándolo, denunciando sus arbitrariedades, proponiendo el diálogo, demandando la legalidad.

 

Por el bien de todos y todas.

Ver también

Detener masacre en Rafah

Isaac Bigio Politólogo, economista e historiador La Corte Internacional de Justicia (CIJ), máximo tribunal de …