web analytics
Página de inicio » LAICIDAD » Giscard d’Estaing, el Presidente católico de un Estado laico

Giscard d’Estaing, el Presidente católico de un Estado laico

Alberto Romero de Urbiztondo
@aromero0568

El 2 de diciembre ha muerto Valéry Giscard d’Estaing, presidente de Francia de 1974 a 1981, católico y de centro derecha, pero con una acción reformadora importante, aprobó el divorcio por mutuo consentimiento, reconoció el creciente protagonismo de la juventud rebajando la mayoría de edad de 21 a 18 años, flexibilizo el uso de anticonceptivos y legalizó el aborto.

La propuesta de legalizar el aborto fue presentada por el propio Gobierno de Giscard d’Estaing, que encargó a Simone Veil, su ministra de Sanidad y la única mujer de su Gobierno, la elaboración y defensa de la Ley que despenaliza el aborto a solicitud de la mujer. Posteriormente, en una visita a el Vaticano que realizó el expresidente francés, el papa Juan Pablo II (máximo dirigente de la Iglesia católica) le reprochó que siendo católico, hubiera aprobado la despenalización del aborto y Giscard d’Estaing le contestó: “Yo soy católico, pero soy presidente de la República de un Estado laico. No puedo imponer mis convicciones personales a mis ciudadanos… Comprendo, el punto de vista de la Iglesia católica y, como cristiano, lo comparto. Juzgo legítimo que la Iglesia católica pida a aquéllos que practican su fe que respeten ciertas prohibiciones. Pero no es la ley civil la que puede imponerlas con sanciones penales, al conjunto del cuerpo social”. Y dejando claro la separación que un gobernante debe de hacer entre sus creencias religiosas personales y el ejercicio de su función pública, añadió: “Como católico estoy en contra del aborto; como presidente de los franceses considero necesaria su despenalización”.

El expresidente francés no renunciaba a su religión, pero sabía la trascendencia de diferenciar sus creencias personales de los derechos de la ciudadanía, que como gobernante, debía promover y defender.

Cuarenta y cinco años después de la aprobación del aborto por un presidente católico, en Francia, es legal a petición de la mujer hasta las 12 semanas de embarazo, es gratuito y se realiza en los Servicios de Salud del Estado. En 1988 se aprobó la venta legal de la mifepristona, medicamento utilizado para abortos farmacológicos hasta la séptima semana de embarazo.

Ver también

Bukele busca legitimarse apoyando agenda religiosa conservadora 

Alberto Romero de Urbiztondo @aromero0568 En las últimas semanas de septiembre y primeras de octubre, …