web analytics
Página de inicio » Internacionales » Estados Unidos y Cuba anuncian normalización de relaciones diplomáticas

Estados Unidos y Cuba anuncian normalización de relaciones diplomáticas

Tras intercambio de estadounidense por antiterroristas cubanos

Agencias/Redacción Internacionales

El gobierno de Estados Unidos inició este miércoles un histórico acercamiento a Cuba, al anunciar la normalización de las relaciones diplomáticas plenas y el alivio de diversas sanciones vigentes desde hace medio siglo, informó una alta fuente de la Casa Blanca.
El anuncio se hace tras la liberación, por parte del gobierno cubano de el contratista Alan Gross, condenado por espionaje, y la liberación de los antiterroristas Gerardo Hernández, Antonio Guerrero y Ramón Labañino. Anteriormente fueron liberados René González y Fernando González.
Asimismo fueron liberados un espía de origen cubano que trabajó para los Estados Unidos y varios reos que son del interés de los Estados Unidos, dijo el presidente de Cuba, Raúl Castro.

El presidente de Cuba dijo en su discurso que el intercambio y la normalización de las relaciones diplomáticas están basadas en la “igualdad soberana para tratar más diversos temas de forma recíproca sin menoscabo de la independencia nacional y la autodeterminación de nuestro pueblo”

Recordó que dicha posición “fue expresada al gobierno de los Estados Unidos de forma pública y privada por el compañero Fidel en diferentes momentos de nuestra larga lucha con el planteamiento de discutir y resolver las diferencias mediante negociaciones sin renunciar a uno solo de nuestros principios”.

Asimismo destacó que  “el heroico pueblo cubano ha demostrado frente a grande peligros agresiones adversidades y sacrificios que es y será fiel a nuestros ideales de independencia y justicia social expresamente unidos en estos 56 años la revolución hemos guardado profunda lealtad a los que cayeron defendiendo esos principios desde el inicio de nuestra independencia en 1968, ahora llevamos adelante pese a las dificultades la actualización de nuestro modelo económico para construir un socialismo próspero y sostenible”.

Castro resaltó que todo es el resultado de “un diálogo al más alto nivel, que incluyó una conversación telefónica que sostuve ayer con presidente Barack Obama. Se ha podido avanzar en las solución de algunos temas de interés para ambas naciones”

Sobre la liberación de los tres antiterroristas cubanos dijo que “como prometió Fidel en julio del 2001 cuando dijo “volverán” arribaron hoy a nuestra patria Gerardo Ramón y Antonio”

Destacó la “enorme alegría de sus familiares y de todo nuestro pueblo que se movilizó infatigablemente con ese objetivo”,. asimismo agradeció a “los cientos de comités y grupos de solidaridad, gobiernos, parlamentos, organizaciones instituciones y personalidades que durante estos 16 años reclamaron e hicieron renovados esfuerzos por su liberación. A todos ellos expresamos la más profunda gratitud y compromiso. Esta decisión del presidente Obama merece el respeto y reconocimiento de nuestro pueblo”.

Ambos mandatarios reconocieron la intervención del papa Francisco y del gobierno de Canada para la realización de las negociaciones de alto nivel entre Cuba y los Estados Unidos.

Castro anunció que “igualmente hemos acodado el restablecimiento de las relaciones diplomática, eso no quiere decir que lo principal se haya resuelto el bloqueo económico comercial y financiero que provoca enormes daños a nuestro país debe cesar”.

Asimismo recordó que “aunque la medida del bloqueo fue convertida en ley, el presidente  de los Estados Unidos puede modificar su decisión adoptar medidas mutuas para mejorar el clima bilateral y avanzar hacia la normalización entre el vínculo ente nuestros países basado en el principio del derecho internacional y la carta de las Naciones Unidas”.

“Cuba reitera su disposición a sostener cooperación con organismo multilateras como la ONU, al reconocer que tenemos profundas diferencia en materia de soberanía nacional, democracia  derechos humanos y política exterior… reafirmo nuestra voluntad  de dialogar sobre todos estos temas, exhorto al gobierno de los Estados Unidos a remover los obstáculos que impiden o restringen los vínculos entre nuestros pueblos las familias y los ciudadanos de ambos países en particular los relativos a los viajes el correo postal directo y las telecomunicaciones, los progresos alcanzados demuestran que es posible encontrar solución a muchos problemas, como hemos repetido debemos aprender el arte de convivir de forma civilizadas con nuestra diferencias”.

Por su parte le presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, dijo que “a los que se oponen respeto su pasión y su compromiso con libertad y democracia, la pregunta es ¿cómo podemos alcanzar ese compromiso? no creo que lo podemos hacer haciendo las mismas cosas de hace cincuenta años y esperando un resultado diferente, esto no sirve a los Estados Unidos o al pueblo de Cuba. Tratar de impulsar a cuba hacia el colapso no ha funcionado y no lo ha hecho durante cincuenta años”.

Obama anunció que “no vamos a permitir que las sanciones sigan siendo una carga para el pueblo cubano nosotros les tendemos una mano de amistad”, y que gestionará en el Congreso de los Estados Unidos el levantamiento del bloqueo a Cuba.

“Vamos a comprometer al congreso en un diálogo responsable para levantar el bloqueo”, dijo.

El gobierno de Estados Unidos dio este miércoles un paso histórico al anunciar la normalización de las relaciones con Cuba, dejando atrás más de medio siglo de enfrentamientos y sanciones.

Los dos países “caminarán en dirección a la implementación de embajadas tan rápido como podamos”, dijo la fuente, quien estimó que las representaciones diplomáticas podrán ser abiertas ya “en los próximos meses”.

Además, el gobierno decidió aliviar diversas sanciones contra Cuba que datan ya de medio siglo, aunque la eliminación total de esas medidas económicas requerirán una reforma de la llamada Ley Helms-Burton.

El presidente Barack Obama “actuará dentro de los límites de la ley” para levantar las sanciones que están bajo sus atribuciones presidenciales.

La misma fuente reveló que Obama y el líder cubano Raúl Castro mantuvieron el martes una larga conversación telefónica, donde pasaron revista a la relación bilateral y acordaron la normalización de relaciones.

En esa conversación, dijo la fuente, Obama le dijo a Castro que Estados Unidos “continuará presionando por democracia y derechos humanos en Cuba”, pero que esperaba poder hacerlo a través de una embajada.

Contactos directos

De acuerdo con el funcionario, la primera conversación frente a frente entre delegaciones de los dos países ocurrió reservadamente en junio de 2013 en Canadá, con apoyo logístico del Vaticano. Inclusive, Obama y Castro recibieron cartas personales del Papa Francisco pidiendo el empeño de ambos para mejorar las relaciones bilaterales.

El histórico anuncio se conoció poco después que el gobierno cubano decidió liberar al estadounidense Alan Gross, condenado en Cuba a 15 años de cárcel por espionaje y que cumplió cinco años de esa condena.

Cuando Gross se encontraba ya volando hacia Estados Unidos, la Casa Blanca anunció que el estadounidense fue liberado por “razones humanitarias” por las autoridades cubanas, ante un pedido específico de Washington.

De acuerdo con la fuente, Estados Unidos y Cuba acordaron un intercambio de prisioneros, en que Washington liberó a tres agentes cubanos de un grupo original de cinco, y La Habana envió de retorno a un “agente de inteligencia” que se encontraba encarcelado.

La liberación de Gross, afirmó la fuente, no era parte del acuerdo de intercambio, pero las autoridades cubanas accedieron a otorgarle la libertad.

El anciano líder cubano Fidel Castro no tuvo participación en las negociaciones, afirmó la fuente este miércoles.

Un capítulo de medio siglo

El histórico paso anunciado por Washington representa el primer movimiento para dejar atrás medio siglo de tensiones bilaterales.

Los dos países carecen de relaciones diplomáticas formales desde 1961, y recién en 1977 instalaron reciprocas Oficinas de Interés en Washington y La Habana, bajo protección de la embajada de Suiza.

En 1961 Estados Unidos ofreció soporte logístico para una invasión a Cuba por parte de milicianos cubanos, que terminó en un desastre y la captura de la mayoría de ellos luego de su desembarque en la región de Playa Girón, al centro sur de la isla.

Un año más tarde, la relación bilateral alcanzó su punto más crítico después que aviones estadounidenses descubrieron que se habían instalado misiles soviéticos con ojivas nucleares en varias localidades de Cuba.

La crisis de los misiles dejó al mundo entero en vilo ante la posibilidad de un holocausto nuclear, hasta que la Unión Soviética retiró esos misiles, mientras que Estados Unidos desactivó cohetes que tenía instalados en Turquía y se comprometió a no invadir la pequeña isla comunista a poco más de 100 kilómetros de sus fronteras.

Desde entonces, Estados Unidos adoptó un rígido conjunto de normas que literalmente dejaron a Cuba aislada del comercio exterior, con excepción de los países socialistas.

El arresto de Gross

Gross fue detenido en la isla caribeña hace casi cinco años cuando encabezaba un sigiloso proyecto para expandir el acceso a Internet en la isla. El arresto se produjo en diciembre de 2009 cuando realizaba su quinto viaje a la isla. En ese momento era subcontratista de la firma privada

Development Alternatives, Inc. (DAI), que había obtenido un contrato de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) para brindar “apoyo humanitario” a grupos de la sociedad civil en Cuba.

Los viajes de Gross a la isla tenían como objetivo entrenar y abastecer de tecnologías de la información originalmente a la comunidad judía, para conectarse a internet de manera independiente, sin monitoreo del estado.

Para ello llevó a la isla teléfonos, computadoras, routers y equipos de comunicación satelital que normalmente son utilizados por agencias gubernamentales, organismos internacionales, empresas de petróleo y medios de comunicación, entre otros, pero que en el caso cubano permitirían la creación de redes que no dependerían de los servidores controlados por el estado.

El caso Gross se convirtió en el principal obstáculo para lograr un avance diplomático entre Washington y La Habana.

La detención del subcontratista del gobierno estadounidense, cuya liberación inmediata y sin condiciones era exigida por la Administración del presidente Barack Obama, puso fin a un tibio acercamiento a Cuba iniciado tras su llegada al poder en 2009.

Obama había admitido hace poco, por primera vez, que su gobierno estaba “negociando a través de diversos canales” la liberación de Gross.

El mandatario reconoció, durante una entrevista televisiva, que había conversaciones sobre cómo podían volver a traer a Gross a Estados Unidos. “Seguimos preocupados por él. En primer lugar, no creemos que él debe permanecer encarcelado”, sostuvo.

La postura de La Habana

El gobierno cubano consideró en 2011, tras la sentencia a 15 años de prisión, que la condena a Gross fue su participación en “un programa subversivo financiado por el gobierno de Estados Unidos”.

La semana pasada el ex presidente Bill Clinton dijo en una entrevista a Fusion que las relaciones de Estados Unidos con Cuba jamás mejorarían si La Habana no liberaba a Gross.

En su opinión, esto podría abrir las puertas al fin del embargo económico.

En otra entrevista al diari The Miami Herald, el ex mandatario (1993-2001) dijo que “es realmente tonto permitir que una encarcelación, a todas luces cuestionable, ponga en peligro el futuro de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, pero esa no es mi decisión”.

El diario The New York Times dijo recientemente que en la Casa Blanca, la posibilidad de un intercambio de presos con La Habana, genera ansiedad debido a las críticas que surgieron en mayo, cuando Estados Unidos negoció la liberación de un soldado secuestrado en Afganistán a cambio de cinco líderes del movimiento Talibán.

Agregó que el gobierno estadounidense, sensatamente, suele rehusarse a negociar con terroristas o gobiernos que detienen a sus ciudadanos en busca de dinero o concesiones políticas. Pero que en circunstancias excepcionales, vale la pena hacerlo, y que el caso de Gross es una de ellas.

Los antiterroristas

Los tres cubanos, Gerardo Hernández, Ramón Labaniño y Antonio Guerrero, fueron arrestados en Miami en 1998. Cuba los considera héroes y, tras el juicio, que concluyó a inicios de 2001, inició una campaña mundial por su liberación.

Desde el año pasado, el Gobierno cubano ha estado abogando por una solución humanitaria a la situación de Gross dejando entender que pudiera incluir un intercambio con los tres cubanos. Pero Washington siempre sostuvo que los dos casos no estaban relacionados.

Los tres cubanos liberados en el intercambio forman parte de los llamados Cinco, integrantes de la “Red Avispa”, enviada por el entonces gobernante Fidel Castro a espiar en el sur de Florida. Los hombres, considerados héroes en Cuba, fueron condenados en 2001 en Miami por asociación ilícita, no registrarse como agentes extranjeros y otros delitos.

Mercosur confirma liberación

Posterior a este anuncio, la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, confirmó la liberación de los tres antiterroristas cubanos durante la Cumbre de jefas y jefes de Estado del Mercado Común del Sur (Mercosur) que tiene lugar en la ciudad argentina de Paraná.

“Inmenso saludo y profundo respeto a la dignidad del pueblo cubano que supo mantenerse con dignidad durante este tiempo”, sostuvo durante su alocución la Mandataria.

Mercosur celebra “rectificación histórica” por acercamiento Cuba-EEUU

Los presidentes del bloque Mercosur celebraron este miércoles con una aclamación el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, que el mandatario de Venezuela calificó como una “rectificación histórica”.

“Estamos viviendo un día histórico”, dijo Maduro lo que despertó un aplauso de los presidentes reunidos en la 47 cumbre del Mercosur que se celebra en la ciudad argentina de Paraná, 500 km al norte de Buenos Aires.

Maduro alabó la normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos a la que consideró “la victoria de la moral, de la ética, de la lealtad y de los valores. Una victoria de Fidel (Castro), histórica del pueblo cubano”.

Castro y Obama brindaron sendos anuncios en forma simultánea a la realización de la cumbre del bloque del Cono Sur, en la que anunciaron la normalización de relaciones diplomáticas y agradecieron el “papel crucial” que tuvo en este acercamiento el Papa Francisco.

“Fue con su ayuda y es el mejor regalo para su cumpleaños”, destacó Maduro, interrumpido por la presidenta argentina Cristina Kirchner, que recordó que este 17 de diciembre el Papa Francisco cumplió 78 años.

Maduro celebró además la liberación de tres agentes cubanos, a quienes denominó “héroes de Cuba”,  que estaban encarcelados en Estados Unidos.

“El gesto de Obama es de valentía y necesario en la historia, que da un paso sin precedentes”, dijo el presidente venezolano, quien antes de este anuncio intentó que el bloque apoyara un pronunciamiento contra Washington por las recientes sanciones a funcionarios de Caracas acusados de violar derechos humanos de manifestantes opositores.

También se pronunció por el fin del bloqueo económico que Estados Unidos mantiene en torno a la isla por 53 años.

“Todas esas armas de la conspiración permanente son armas melladas”, concluyó Maduro ante el plenario de presidentes del Mercosur.

El presidente de Uruguay, José ‘Pepe’ Mujica, exguerrillero, aplaudió la noticia calificándola también de “histórica”.
Francisco “vivamente complacido por decisión histórica”

El papa Francisco se manifestó este miércoles “vivamente complacido por la histórica decisión de los gobiernos de Estados Unidos e América y Cuba de establacer relaciones diplomáticas” y confirmó que la Santa Sede ofreció sus “buenos oficios” como mediador entre las partes.

El Vaticano confirmó que el papa argentino envió dos cartas a los presidentes Barack Obama y Raúl Castro y que recibió una delegación en octubre de los dos países para “favorecer un diálogo constructivo (…) del que han surgido soluciones satisfactorias para ambas partes”, sostiene la nota.

ONU se pronuncia

El Secretario general de la ONU Ban Ki-moon “saludó calurosamente” el miércoles la decisión de Washington y La Habana de normalizar sus relaciones y les ofreció la ayuda de la ONU.

“Las Naciones Unidas están listas para ayudar a estos dos países a  desarrollar sus relaciones de buena vecindad”, dijo Ban en una conferencia de prensa.

—–

Fotografía: Los cinco antiterroristas de Cuba.

Ver también

Gobierno fomenta la innovación e impulsa una cultura científica

Alma Vilches @AlmaCoLatino A fin de fomentar la innovación en la población salvadoreña y lograr …

A %d blogueros les gusta esto: