Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » El futuro es hoy 1932 2024

El futuro es hoy 1932 2024

El futuro es hoy 1932 202
Caralvá
Intimissimun
Extraña similitud en eventos (proclamados) fundacionales entre las fechas 1932-2024, no solo por el silencio de intelectuales sobre la matanza del siglo pasado, sino la dictadura junto al acontecimiento cultural que inicia a partir del General Maximiliano Hernández Martínez, su discurso anticomunista y la instrumentalización de todos los poderes del Estado; el martinato no solo viola la Constitución sino que legitima por medio de la Asamblea Legislativa su Golpe de Estado del 2 de diciembre de 1931 contra el presidente Arturo Araujo.
1932 es el inicio de una vertiente histórica que conjuga una cantidad de eventos “irregulares” en la vida cívica nacional que se extienden durante el siglo XX, la normalidad de la reelección indefinida, modificar la Constitución por una Asamblea Constituyente, la creación de una imagen mesiánica omnipresente en todos los niveles de la sociedad, mientras siembra el contenido del mal en la etnia salvadoreña y el comunismo asociado a su cultura, lengua, tradiciones etc. acusando al Partido Comunista de todos los males absurdos de la empobrecida nación de artesanos y campesinos hambrientos de las fincas cafetaleras… La misma insurrección de 1932 es comunista, jamás una lucha de campesinos por el despojo y abandono social de ese tiempo.
La lectura de esa época en 2024 parece continuar la tutela del silencio de los acontecimientos de 1932 y el asocio con un mundo espiritual que en su largo camino conduce al primer mundo, incluso en este momento las publicaciones de la Fundación AccesArte que contienen libros como: del Silencio y del Olvido Ø los espectros del patriarca cinco seis ocho ensayos Salarruerianos / Rafael Lara Martínez — San Salvador: AccesArte, 2013 o Masculinidades salvadoreñas=Cuerpo-raza-etnia / Rafael Lara Martínez – San Salvador: AccesArte, 2017 emergen ahora transformados en materia clandestina…
En la dialéctica histórica 1932-2024 parece que asistimos a una ruptura (o será continuidad) del fenómeno del Martinato, con modelos del siglo pasado, pero ahora amparados en una “segunda lectura populista”.
Las recientes elecciones del 4 de febrero 2024 muestran una segunda lectura populista de la “legalidad” ¿de qué otra forma interpretar la serie de irregularidades en el acto cívico? ¿la presencia masiva de miembros del partido oficial? ¿el colapso del sistema? ¿denuncia de Magistrado al procedimiento actual? etc.
Las antiguas lecturas de 1932 parecen repetirse y con ellas el recuerdo de otras fechas con similares atropellos: 1972-1979, donde la legalidad es cuestión de filiación partidaria.
La realidad de 2024 concluye en una reelección del presidente Nayib Bukele, una Asamblea Legislativa bajo predominio oficialista, una minoría de oposición y exclusión de otras fuerzas políticas.
En este contexto los signos de victoria y extremas celebraciones tiene un enorme contrapeso en el modelo capitalista, en su producción y relaciones sociales que no reflejan esos motivos de celebración en los bolsillo de los salvadoreños, se trata de la vida cotidiana para millones de ciudadanos que deben sobrevivir en medio de una economía hostil, así no importa si gano o perdió, en el momento de las necesidades familiares nadie más que el hermano(a) extenderá su mano con una pequeña ayuda porque el signo de orfandad-económica se profundiza cada día más.
La cultura entonces en este modelo capitalista podrá despreciar la historia del autoritarismos, pero no puede ocultar que no se vive de fantasía, ni sueños infantiles, tampoco es sostenible una creencia que vea hacia el pasado 1932 cuando 2024 se proyecta en El Salvador como el culmen de la cultura y economía de Humanidad, tal parece que llegamos al momento fundacional de la República, un momento superior en democracia, tolerancia, legalidad, economía, relaciones internacionales, derechos humanos, desarrollo social etc.
Por esta razón se debe olvidar o eliminar 1932, porque 2024 en adelante no existirá más emigración, ni pobres en la nación, ni desempleados y todos los médicos serán recontratados, además se otorgarán pensiones dignas para todos, sin olvidar que existirá independencia de poderes de la República.
Lo único que me preocupa es si alcanzaremos a ver este milagro, antes que nos declaren objeto de persecución cultural o política… uno nunca sabe. amazon.com/author/csarcaralv

 

 

Ver también

PLAZA GERARDO BARRIOS, San Salvador. Foto Rob Escobar, portada Suplemento Tres Mil 6 abril 2024

Plaza Gerardo Barrios. Fotografía de Rob Escobar. Portada Tres Mil 6 abril 2024

    PLAZA GERARDO BARRIOS. San Salvador. Foto Rob Escobar,  blanco y negro. Portada Suplemento …