web analytics
Página de inicio » Nacionales » El caso de Victoria refleja la clase de entrenos inhumanos que reciben policías
Victoria Esperanza Salazar Arriaza, de 36 años, fue capturada por las autoridades de Quintana Roo Tulum, México, ella tenía visa humanitaria permanente en México. Al darse el procedimiento murió por asfixia en manos de las autoridades. Foto Diario Co Latino/Cortesía

El caso de Victoria refleja la clase de entrenos inhumanos que reciben policías

Elder Gómez
Colaboración
San Salvador (30 marzo).- El asesinato de la salvadoreña Victoria Esperanza Salazar Arriaza, a manos de policías mexicanos, refleja la calidad de enseñanza que éstos reciben en las academias policiales.
No es casualidad que la misma técnica empleada por policías estadounidenses para matar el año pasado al afrodescendiente, George Floyd, haya sido utilizada por sus pares mexicanos cuando sometieron a la compatriota en Tulum, Quintana Roo, el pasado 28 de marzo.
Victoria, madre soltera de dos hijas adolescentes, de 36 años, originaria de Sonsonate, occidente de El Salvador, fue doblegada por cuatro Policías Municipales de Tulum -entre ellos una mujer-, hasta causarle la muerte, pese a que la salvadoreña ya estaba sometida.
No les bastó haberla lanzado al suelo y ver a la mujer indefensa, sino que, uno de ellos, decidió ponerle la rodilla en la nunca… hasta fracturarle la primera y segunda vértebra, según los resultados de la necropsia practicada por autoridades forenses mexicanas a la víctima.
Si bien es sabido que las policías del mundo son entrenadas para ser batallones de choque e imponer el orden, además de brindar seguridad a la población, también es sabido que, en teoría, están capacitadas para discernir a quien aplicar esas mortíferas técnicas y a quien no.
Habrá que revisar los manuales de procedimientos de todas las academias policiales… y también saber a quiénes se escogen como maestros.

Ver también

INTERPOL no capturará a ex funcionarios  ausentes del gobierno de Mauricio Funes

Redacción Nacionales @DiarioCoLatino La Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL) informó y notificó que la …

Un Comentario

  1. Esta es la formación mínima que recibe un agente de autoridad
    El uso de la fuerza se define como la “inhibición por medios mecánicos o biomecánicos, de forma momentánea o permanente, de una o más funciones corporales que lleva a cabo una persona autorizada por el Estado sobre otra, siguiendo los procedimientos y protocolos que establece la norma”.

    Para que ese uso sea legítimo, se debe regir por los principios de “absoluta necesidad, legalidad prevención, proporcionalidad y rendición de cuentas”. Además el artículo 5 recalca que dicho uso se hará “en todo momento con respeto a los derechos humanos”.
    Los cinco niveles de uso de la fuerza son: presencia de la autoridad, persuasión o disuasión verbal, reducción física de movimientos, utilización de armas incapacitantes menos letales, y utilización de armas de fuego o fuerza letal.
    Este uso de la fuerza debe ser proporcional al nivel de resistencia que muestre el agresor
    En la Declaración de Durban de la ONU se estipula que la xenofobia contra los no nacionales, en particular, contra los migrantes, constituye una de las principales fuentes del racismo contemporáneo.
    Aquí estamos frente a un crimen FEMENICIDIO CARGADO DE UNA FUERTE XENOFOBIA.