web analytics
Página de inicio » Nacionales » Educación sexual por la salud y vida de las mujeres
Keyla Cáceres, coordinadora de jóvenes Voceras y Voceros de Derechos Sexuales y Reproductivos, explica la importancia de la legalización del aborto en el país por la salud y bienestar de las mujeres. Foto Diario Co Latino/Wendy Urbina.

Educación sexual por la salud y vida de las mujeres

Yaneth Estrada
@caricheop

Como parte de la conmemoración por el Día Internacional de la Mujer, hablamos con Keyla Cáceres, especialista en Historia, graduada de la Universidad de El Salvador, con diplomado para jóvenes líderes impartido por la Escuela de Educación Popular en Nicaragua y representante de Voceras y Voceros en Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos en El Salvador.

– ¿Qué son los derechos sexuales y reproductivos?

Estos no están reconocidos por el Estado como derechos humanos; por eso en este momento, como jóvenes y ante las implicaciones de los cuerpos de las mujeres, niñas y adolescentes, y en la diversidad sexual, vimos la necesidad de construir una organización que se dedicara a la vocería en el tema de derechos sexuales y reproductivos. Así nace Seguimos Unidos. Esto es hacer conciencia política, formación y cambio de imaginario en la sociedad con diferentes actividades.

– ¿Por qué la necesidad de hablar de estos temas?

Nosotros trabajamos en diferentes organizaciones, pero vimos la necesidad de educar en estos temas, porque la problemática más grande en El Salvador es la falta de acceso a la salud sexual y reproductiva, que lleve al conocimiento pleno de una educación en sexualidad integral, ante cosas tan básicas como la despenalización del aborto en causales tan importantes que permitieran la legislación para la vida. Estas cuatro causales son: cuando el embarazo representa riesgo para la salud y la vida de la mujer, embarazo médicamente inviable (incompatibles con la vida extrauterina), embarazo producto de una violación o trata de personas y embarazo producto de violación en menor de edad.

También está la mala legislación para la protección de las 17 mujeres, procesadas en tribunales y condenadas a largas penas por emergencias obstétricas, lo cual llevó a pensar en la necesidad de una organización que, justamente, elimine los dogmas y los imaginarios a nivel sexual y reproductivos y derecho de los cuerpos. Así fue como nos empezamos a unir a unas compañeras y nace la organización desde el 2012.

– Desde su fundación hasta hoy, ¿cuáles son los retos en este tema?

Existen muchos. Desde la constitución de la familia en la que crece la mayoría de salvadoreños y salvadoreñas, con valores machistas. Pero yo creo que algunas de las cosas por la que nos podemos alegrar es que en la encuesta que se realizó el año pasado para ver cómo estaba por ejemplo la aceptación de las cuatro causales en la sociedad salvadoreña, más del 50% de la juventud encuestada está a favor. Además, ya se está, por ejemplo, en las redes sociales, defendiendo el matrimonio igualitario, denunciando actos misóginos y violaciones sexuales; defendiendo a la ley de identidad, hay muchos hombres y mujeres en contra del acoso callejero, que tiene que ver con la sexualidad, con decidir estar con la persona que yo quiero y el derecho a la vida. Creo que para nosotros ha sido satisfactorio ver cómo se abren nuevos espacios en las universidades, como la UCA, donde anteriormente no podíamos tocar este tema y ahora está dando apertura. El año pasado también capacitamos a 2 mil jóvenes desde el INJUVE y seguimos trabajando.

– ¿Qué pasa en el caso de los grandes medios de comunicación? ¿Existe apertura para abordar estos temas?

No hay apertura, porque creen que educar es dañar a la juventud. Una vez me invitaron a una entrevista y me dijo una señora mayor: “si a la niña que le gusta tener sexo… ¡a la hora que sea!”, cuando hablaba de derechos sexuales y reproductivos y prevención de embarazos en la adolescencia. Es así como las personas mayores siguen influyendo, principalmente las élites en este tema. Nadie ignora que la principal fundamentalista en el tema de no aprobar el aborto es Regina de Cardenal, la esposa del presidente de la ANEP Luis Cardenal. Y es así como se vinculan estos medios de comunicación masiva a la empresa privada y contribuyen negativamente a que no se abra el tema.

– En el tema sexual, ¿todos tenemos derecho a qué?

A una vida libre de violencia. Nadie nos puede discriminar por nuestra orientación sexual, por nuestras preferencias sexuales, por la autonomía de nuestros cuerpos. Un derecho fundamental es que todas tenemos derecho a decidir si queremos ser madres o no, en qué momento queremos ser madres, cuándo queremos convertirnos en novias, compañeras de vida o esposas. Además de decidir en qué momento quiero ir a la Unidad de Salud y ponerme en control para planificar mi vida sexual, y debemos tener claro que todas tenemos derecho a decidir sobre nuestro cuerpo y nuestra salud.

Ver también

Medicina Legal culmina estudios en restos mortales de Carla Ayala

Joaquín Salazar @JoakinSalazar El Instituto de Medicina Legal entregó esta tarde los restos mortales de …

A %d blogueros les gusta esto: