web analytics
Página de inicio » Nacionales » Diálogo de La Palma, el primer paso para concertar la paz
De derecha a izquierda, comandante Lucio Rivera; Rubén Zamora, Guillermo Manuel Ungo, comandante Fermán Cienfuegos y comandante Facundo Guardado, luego del primer diálogo de paz, en la Palma Chalatenango, el 15 de octubre de 1984. Foto tomada del libro “Arriesgar la Vida para fotografiar la muerte”, de Iván Montecinos.

Diálogo de La Palma, el primer paso para concertar la paz

@OscarCoLatino

Al siguiente día de que el presidente José Napoleón Duarte hiciera el llamado para iniciar el diálogo para buscar el fin del conflicto armado, buy viagra el comandante “Lucio Rivera” recibió la orden de movilizarse desde el cerro de Guazapa hasta La Palma, rx Chalatenango.

 La misión del comandante Lucio Rivera era integrarse a la comisión del FMLN que participaría en dicha jornada de diálogo, drugstore la cual se desarrolló en iglesia católica de La Palma, Chalatenango,  un 15 de octubre de 1984. En esa reunión participaron representantes del gobierno, entre ellos el presidente de la república de ese entonces José Napoleón Duarte, y una delegación del FMLN.

Lucio Rivera, ex comandante del FMLN. Foto Diario Co Latino/Jorge Rivera
Lucio Rivera, ex comandante del FMLN. Foto Diario Co Latino/Jorge Rivera

Por el FMLN participaron, además, Facundo Guardado, Fermán Cienfuegos y Nidia Díaz. Además, Guillermo Manuel Ungo y Ruben Zamora, en representación del Frente Democrático Revolucionario (FDR).

Por el Gobierno, además del Presidente Duarte, eran parte de la delegación Julio Adolfo Rey Prendes, el Chachi Guerrero y el general Eugenio Vides Casanova.

 Rivera explicó que desde el inicio del conflicto armado, la comandancia del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), consideró que este no se resolvería únicamente por las armas, es decir, derrotando al Ejército salvadoreño, por ello el FMLN creó distintas comisiones, las que serían encargadas del trabajo político y diplomático.

El comandante Rivera explicó que tras cuatro años de conflicto armado, el FMLN ya tenía experiencia militar, por lo que el gobierno salvadoreño comprendió que para terminar el conflicto armado era necesario dialogar.

 Sin embargo, Rivera recuerda que el primer diálogo para la paz inició debido a una presión que sufrió el gobierno de entonces por parte del gobierno estadounidense, que reclamaba el excesivo gasto militar y la falta de control sobre los grupos guerrilleros.

“El gobierno de Napoleón Duarte estaba teniendo presión porque para  sostener la guerra necesitaba de un flujo millonario de dólares, no solo de efectivo sino también de armas, bombas y otros pertrechos de guerra”, dijo  Rivera.

La comandancia del FMLN consideró que el presidente Duarte utilizó una “maniobra política”, para hacer ver que era el FMLN el que se negaba a participar en un proceso de diálogo para finalizar el conflicto armado.

El comandante Rivera recuerda que Duarte llamó a iniciar el diálogo en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

 Rivera dijo tener muy presente que en esa  primera reunión quedó claro que el gobierno de turno no tenía la intención de dialogar, ya que su propuesta consistía en que el FMLN entregara las armas e iniciara un proceso para reincorporarse a  la vida civil.

“Como sabían que no íbamos a aceptar semejante cosa, tenían una maniobra para demostrar que la guerrilla no quería el diálogo. Prepararon cuidadosamente la reunión del diálogo de La Palma, por eso convocaron de una forma sorpresiva en la Asamblea General de la ONU, eso fue el 8 de octubre, y ese mismo día el presidente Duarte puso la fecha para el diálogo, el 15 de octubre”, recordó Rivera.

El comandante explicó que esta decisión del gobierno estaba basada en que el FMLN no estaba unificado y, por lo tanto, no definiría a sus representantes para participar en el primer diálogo en la búsqueda de la paz.

Los representantes del FMLN esperaban que la reunión se diera en un pueblo casi abandonado por sus habitantes, lo cual no ocurrió, ya que para su sorpresa, al lugar llegaron miles de personas, no solo de La Palma, sino de otros lugares cercanos a esperar los resultados del proceso.

“Nos encontramos con una inmensa movilización de gente, habían algunos que llegaron un día antes porque conocieron la noticia de que iba a haber un encuentro entre el gobierno y los guerrilleros en la búsqueda de la paz. Calculamos que habían unas 50 mil personas llegadas desde distintos puntos del país”, dijo Rivera.

 Con el orgullo reflejado en su rostro, el comandante Lucio Rivera recordó que estos miles de personas brindaron apoyo a los representantes del FMLN.

Hasta la fecha, Rivera dice agradecer la labor de la iglesia católica en este proceso, ya que sin la cooperación de esta, el inicio del diálogo para la paz no hubiese sido posible.

“La iglesia jugó un papel memorable, gracias al arzobispado de San Salvador la reunión de diálogo se desarrolló normalmente”, dijo Rivera. En aquel momento, los representantes de la iglesia fueron Monseñor Arturo Rivera Damas, Arzobispo de San Salvador, y su auxiliar Gregorio Rosa Chávez.

 El FMLN considera que el diálogo de La Palma fue el primer paso para concertar la paz, en beneficio de la mayor parte de la población, pero que se concretó hasta 1992, con la firma de la paz en el Castillo de Chapultepec, México.

Antes, el FMLN tuvo que lanzar la más grande ofensiva guerrillera, en noviembre de 1989, que abarcó la capital y principales cabeceras departamentales del país.

Ver también

Barça debuta goleando en la Champions y el Inter remonta al Tottenham

París/Francia/AFP El Barcelona debutó en la Liga de Campeones 2018-2019 con una goleada al PSV …

2 Comentarios

  1. Juan Leonardo Alvarenga

    Por esa paz y su búsqueda fue que murieron Romero y todos los curas monjas y otra gente de fe, que clamaban como profetas justicia pero en paz. Los guardianes de la guerra empujados y respaldados por el gobierno gringo no escucharon y el país tuvo que desangrarse para llegar al final a firmar el acuerdo sobre escombros y cadáveres. Asi es el ser humano de terco y miope cuando el fanatismo se apodera de sus instintos bestiales.

  2. Roberto E. Gamero

    bueno

A %d blogueros les gusta esto: