web analytics
Página de inicio » Suplemento Deportivo » Desperdicio de juventud
Gerson Mayen selló el pase de Santa Tecla a la final del Torneo Clausura 2015 al anotar el tercer gol de su equipo. Foto Diario Co Latino/ Josué Parada.

Desperdicio de juventud

Santiago Leiva
@DiarioCoLatino

Juventud Independiente despreció todos los créditos, sickness sobregiró su tarjeta y acabó en banca rota. En su cancha, con su público dándoles aliento y soplando el oído del rival, los opicanos  necesitaban apenas de un empate para sellar su boleto a la máxima fiesta del fútbol, pero fueron incapaces y tendrán que ver la final por la televisión.

Después de empatar 3-3 en Las Delicias, lo único que les valía a los tecleños era el triunfo y lo lograron con un contundente 1-3, que sirvió para dejar la serie 6-4 y pasar a la final.

Resulta poco creíble cómo la “Juve”, con tanta ventaja, con la posibilidad de hacer historia y de festejar por todo lo alto en casa, acabó de rodillas ante  Santa Tecla que jugó con un hombre menos durante medio partido.

El resultado, sin embargo, tiene explicación. La diferencia entre  ganadores y perdedores radicó en la actitud con la que encararon el partido. Santa Tecla llegó a buscar el triunfo mientras los opicanos se creyeron ganadores y lo pagaron caro.

El delantero Irving Herrera, al minuto siete, dio el primer gran aviso de que viajaron de Santa Tecla a San Juan Opico por su pase histórico a la final. El ariete, con dos marcas pegadizas, disparó raso y asustó, por primera a vez, al meta Julio Martínez.

El duelo había iniciado vertiginoso y, al mismo tiempo, ríspido. En cinco minutos, Joel Aguilar Chicas ya había mostrado las dos primeras cartulinas amarillas. No había un claro dominador, pero sí mayor decisión de los tecleños por buscar el área rival.

Y el premio estaba a la vuelta de la esquina. Al ´13, Ricardinho se inventó un autopase y definió, de derecha, con un tiro que dejó sin ninguna opción a Martínez.

El tanto pellizcó el orgullo de los arqueológicos, pero no encontraron claridad para llegar a la portería de Derbi Carrillo. Por ello, su estrategia se redujo al pelotazo y centros al área, a los que nunca pudo llegar a tiempo Tony Rugamas.

Santa Tecla, en cambio, pese al gol que le llevaba al objetivo, se mantuvo fiel a su estilo: toque, toque y, al menor descuido, un pase largo para Ricardinho o Herrera. Fue así como consiguió su segundo gol de la tarde.

Diego Chavarría filtró un balón a las espaldas de la zaga y Herrera cerró la pinza para cachetear la pelota al fondo de la red. Antes, Ricardinho había asustado con otro tiro apenas desviado.

El cronómetro de Aguilar Chicas marcaba ´43 minutos y Santa Tecla, contra todo pronóstico, lograba una hazaña que, hasta ayer por la mañana, sonaba a milagro.

Al cierre del primer episodio, afloraron las dudas para la hinchada y cuerpo técnico de los tecleños. Justo en el ´45, el defensa Rodrigo Brito vio su segunda cartulina amarilla y se fue expulsado. Acto seguido, ya en tiempo agregado, Rodrigo Rivera descontó de tiro libre para Juventud y dejó las cosas 1-2.

El zapatazo no llevaba tanta potencia, pero el balón pasó entre el mar de piernas y pilló a Carrillo, que lució bastante inseguro al momento de salir por el balón.

De ahí, si bien la “Juve” se fue al descanso con marcador adverso, llevaba la esperanza de que, con un jugador de más, eran hasta mucho 45 minutos para lograr el 2-2 y, quizá, una victoria contundente.

VIEJO ZORRO

Al regreso de las duchas, Osvaldo Escudero, técnico tecleño, regaló la primera sorpresa de la tarde. El míster argentino dejó en el banquillo a Herrera, su goleador, y puso a Aldair Rivera en la cancha.

Con un tiempo por jugarse, la decisión técnica daba para el debate, pero él ya había cocinado en su mente la estrategia y cómo defender la ventaja. Así, Santa Tecla le donó la pelota a los de casa y colocó barricadas en su propia parcela. Ricardinho actuaba de posta y se activaban dos barreras que hacían poco transitable el camino hasta la cabaña de Carrillo.

Pese a la guardia pretoriana que escudaba la meta tecleña, los arqueológicos se las arreglaron en más de una ocasión para llevar peligro.

Rugamas tuvo la ocasión más clara para el 2-2 en el ´60, pero su remate se fue pegadito al poste. Fueron los momentos más cruciales del juego, porque Santa Tecla, sin la pelota, en ataque apenas daba señales de vida. Eso sí, abajo tapaban todo porque los opicanos abusaron de los centros y no encontraron qué hacer con el balón.

Santa Tecla, al final, solo necesitó de una genialidad, un pelotazo largo filtrado al área, para que Gerson Mayen colocará el 1-3 y sentenciara una semifinal que, antes del juego, parecía coquetear con los de casa. La cara más visible de la frustración local se reflejó en Rugamas, quien vio roja por acumulación de tarjetas y se fue expulsado antes del final.

Consumido el tiempo agregado, Aguilar Chicas sonó el silbato y Santa Tecla celebró, por primera vez, su cita a la final. Ahí los espera Isidro Metapán que, desde el sábado, tiene su boleto en mano.

Ver también

Metapán tomará medidas legales con Alianza por caso Mitchel Mercado

@DiarioCoLatino Alexander Villatoro, director deportivo de Isidro Metapán, manifestó que el equipo metapaneco demandará al …