Dada Hirezi cuestiona intromisión de embajada de EUA en el país

Hector Dada Hirezi, ex ministro de Economía. Foto Diario Co Latino/ Archivo

Mirna Jiménez
Diario Co Latino

El exministro de Economía Héctor Dada Hirezi se mostró sorprendido del nivel de intromisión de la embajadora de los Estados Unidos Jean Manes en los asuntos internos de El Salvador, luego que la diplomática se pronunciara en contra de una posible inversión de China Popular en el país.

“A mí me sorprende que la embajadora habla en el país como si fuera un dirigente político nacional, es una cosa bastante curiosa, ella interviene en toda la vida interna del país con una tranquilidad impresionante”, dijo el también excanciller de la República en entrevista con canal 10.

Dada Hirezi dijo que las declaraciones de Manes sobre China le parecen curiosas porque el domingo pasado el presidente Donald Trump brindó unas opiniones totalmente diferentes a las de ella, sobre los chinos, aseverando que China es un enemigo de Estados Unidos en el campo económico, pero que ello no significa que “sean malos, sino competitivos”.

El exfuncionario afirmó que se demuestra una contradicción entre las declaraciones de la embajadora Manes y el presidente Trump, que deberán resolver. “Pero a mí me extraña lo que está diciendo (Manes), porque los grandes aliados en Centroamérica de Estados Unidos como Honduras y Panamá están llenos de inversión China, yo no entiendo lo que quiere decir”, señaló el exdiputado de centroizquierda.

El exministro retomó la opinión de la embajadora de EUA quien dio a entender que los inversionistas chinos ofrecen sobornos para obtener licitaciones, pero según Dada Hirezi también hay empresas norteamericanas “que han sido enjuiciadas por haber invertido dando mordidas”.

Sobre la economía salvadoreña, el exministro dijo que se hace necesario ir más allá de los subsidios y cambiar las estructuras del modelo de crecimiento para que el país logre mejores rendimientos económicos.

“Que estemos creciendo alrededor del 2% no es nuevo, crece 1.9% en promedio con (Antonio) Saca, 1.8% con Funes, hay que recordar que (Mauricio) Funes recibe la economía decreciendo bruscamente por la crisis internacional, y con Sánchez Cerén está 2.3%, en todos estos años hemos crecido menos que Centroamérica, o sea, que el fenómeno no es malo”.

Dada Hirezi dijo que la economía salvadoreña continúa enfrentando problemas estructurales no resueltos y que en estos momentos se está creciendo un poco más según las cifras del primer trimestre, y al cierre del año en promedio la tasa sería del 2.5%.

Añadió que países de la región como Honduras, Nicaragua y Guatemala tienen frontera agrícola, lo que les permite una gran expansión de la productividad agrícola, mientras Costa Rica se ha centrado en otro tipo de actividades.

“Nosotros tenemos como eje de nuestra actividad, de nuestra posibilidad de crecimiento el consumo, sobre todo, por las remesas. Y como actividad productiva principal la maquila de vestuario que ha demostrado ser mucho más rígida en su comportamiento y que a la economía la hace descender en sus posibilidades de expansión”, añadió.

Además, dijo el excanciller, la dolarización de la economía salvadoreña presenta rigideces al comportamiento económico porque no se produjeron los resultados que se habían propuesto los impulsores de esa medida implementada desde 2001.

Sus expectativas eran que “nos íbamos a convertir en un centro financiero internacional e íbamos a competir con Panamá en ese terreno y no pasó nada, tenemos 17 años de estar dolarizados, y en lugar de un centro financiero internacional lo que tenemos son sucursales entre décima y centésima categoría de bancos internacionales, ni siquiera banca nacional tenemos”, cuestionó.

Dada Hirezi afirmó que el error que han cometido los dos gobiernos de izquierda que han dirigido el país desde 2009 es el no haber podido convencer a los sectores sobre la necesidad de hacerse cambios estructurales al modelo económico implementado por ARENA.

“Hemos confundido los subsidios con cambios estructurales, no digo que no hay que subsidiar, pero eso no cambia estructuralmente la economía, eso lo que hace es paliar los malos efectos de un funcionamiento económico que fue diseñado para ser concentrador, que es el gran éxito del modelo, pero que no se dio lo que se suponía que venía después: que esa concentración producía gran inversión que después se iba a redistribuir a través del empleo digno”, explicó. El exministro de Economía consideró que los gobiernos de Funes y Sánchez Cerén han tenido algún éxito en reconstruir la agricultura salvadoreña, una visión completamente opuesta a la de los gobiernos de ARENA que desde el gobierno de Armando Calderón Sol tenían como consigna destruir la agricultura salvadoreña porque era más barato importar que producir aquí.

Administraador :