web analytics
Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Con los pies en la tierra

Con los pies en la tierra

¡CON LOS PIES EN LA TIERRA Y UN SUEÑO POR CUMPLIR!

LA HISTORIA DE FRANCISCO MIRANDA ORTÍZ

Marlon Chicas El Tecleño Memorioso

 

“Solo hay dos formas de vivir tu vida. Una es pensar que nada es un milagro. La otra es pensar que todo es un milagro” Albert Einstein

 

Cuantas, veces soñamos en alcanzar la fama con nuestro nombre sobre grandes marquesinas de un teatro o recibir el aplauso por una bella melodía, hoy comparto el sueño de Francisco Miranda Ortíz, joven salvadoreño visionario de familia trabajadora como muchas, hijo de don Francisco Miranda (+) y doña Alicia Ortíz.

Francisco Miranda, heredó de su familia el amor por la música, en su niñez contempló con ternura a su abuelo don Gonzalo Miranda, crear lindas melodías interpretadas por un trío de cuerdas, él joven Francisco conocido como Paco, jamás olvidó el consejo de su progenitor “Lucha por tus sueños que vienen del fondo de tu corazón, siempre con los pies en la tierra”. El cual aplica a la fecha en su vida personal, familiar como en los escenarios en los que se presenta con orgullo.

Con ese sueño en mente, inició sus estudios de secundaria en 1980, en el Instituto Nacional General Francisco Menéndez (INFRAMEN), en una época de efervescencia social, conformó junto a sus compañeros el grupo “Scorpio”, resaltando por su voz e interpretación, en opinión del licenciado Manuel Hugo Canjura Ramírez director del INFRAMEN “Paco siempre fue inquieto por la música, responsable en los estudios, los que coordinaba a la perfección con la música”.

El esfuerzo y dedicación de Francisco, trae sus primeros frutos al integrar con sus compañeros el grupo Macho, de Emilio Alas, fue parte de la orquesta de Chando Orellana padre de René Alonso El Pura Uva, su ímpetu de superación hará que Ovidio Girón fundador del grupo Rana Internacional de Guatemala, fije sus ojos en él, integrándolo al grupo en 1982, apreciado y querido por los hermanos chapines, bautizándolo con el apelativo cariñoso de “Paco Rana”, grabó 7 discos de éxito, viajó por Centroamérica, México y Estados Unidos, en 1989 logra su residencia en Estados Unidos, lo que motiva su retiro del grupo Rana, vuelve a El Salvador a fundar el grupo Zona Prohibida, recibió invitación de Sidney Alarcón a integrarse a La Raza Band, el cual por los motivos anteriormente expuestos no se concretó.

Años más tarde, Marco Tulio Girón funda la agrupación La Torre, con la que grabó el tema “De que me sirve quererte” del cantautor salvadoreño Álvaro Germán Ibarra Torres, conocido como Álvaro Torres, siendo un hit en radios locales y centroamericanas, en opinión del recordado Juan Isolino Calderón Rosa “Johnny Calderón” (+), director de la extinta radio 105. Salsa.

A la lista de éxitos se suma la grabación de jingles comerciales y viñetas para radio, como la rememorada Súper Estero, no todo ha sido fácil para Francisco Miranda en la vida, ya que el amor a su familia le llevó a sacrificar una prospera carrera en la música, rechazando la oferta de trabajo de una famosa orquesta de la época, así como sufrir el bullying y crítica de incultos en materia musical.

Hace 24 años emigra en búsqueda del sueño americano junto a su familia, trabajando en lo que le apasiona la tecnología para una importante compañía transnacional, componiendo música junto a su amigo Fedor Ortíz, ver a sus hijos formados como profesionales, soñando con un El Salvador superando la adversidad, Francisco venció el COVID19, tiempo que utilizó para la creación de la canción “Para mi Tierra”, el cuál es un llamado a la solidaridad, al espíritu indómito e identidad de los salvadoreños, en una palabra Francisco Miranda Ortíz nos enseña que cuando se quiere “Se puede”, invitándonos a no dejar de soñar por alcanzar nuestras metas e ilusiones en la vida, siempre con los pies en la tierra.

 

Ver también

Una casa y una ilusión

UNA CASA Y UNA ILUSIÓN Por Mauricio Vallejo Márquez Escritor y editor Suplemento Tres Mil …