web analytics
martes , 17 octubre 2017
Inicio » Nacionales » Voto representativo de la tercera edad en elecciones presidenciales
Voto representativo de la tercera edad  en elecciones presidenciales

Voto representativo de la tercera edad en elecciones presidenciales

@joakinSalazar
@BautistaAstrid

Carlos Alfonso Montes de 62 años, nurse no rx originario de San Salvador, recuerda con mucho entusiasmo y melancolía las largas filas que hacía en las primeras votaciones que realizó en su juventud, donde ejerció el voto  en el Palacio Nacional, en el centro de San Salvador, junto a su esposa María Teresa Hernández, de 68 años.

Cuarenta años han pasado desde que Carlos realizó su primera votación, y en compañía de su esposa no han faltado a ninguna elección,  a pesar de los diversos conflictos sociales que ha vivido el país a través de la historia.

Junto a ellos se pueden describir miles de historias que representan a muchos salvadoreños que han recorrido decenas de elecciones en las que como salvadoreños han ejercido su derecho al sufragio, acompañados de sus familias o en su soledad.

“Yo lo que veo es que ahora es más tranquilo, más rápido para votar, no como en otros años, que se han hecho grandes colas; hemos visto tranquilo y más eficaz”, expresó Carlos.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE), al establecer el voto residencial, hizo más practicó el ejercicio de votación para la población de la tercera edad, dignificando a miles de personas.

Por disposiciones del TSE, las Juntas Receptoras de votos deben atender con atención especial a los adultos mayores, quienes son respaldados,  tanto por miembros de los diferentes partidos políticos y organizaciones de apoyo, como Scout El Salvador y los Cuerpos de socorro del país.

Carlos no recuerda su primera elección, pero asegura que no ha faltado a ninguna jornada electoral y que seguirá participando hasta que sus fuerzas le brinden la capacidad de ejercer.

Por su parte, Efigenio Moreno de 80 años originario del municipio de San Marcos, resaltó el trabajo del TSE, con las personas de la tercera edad, lo que lo motiva para seguir cumpliendo su derecho, hasta que su cuerpo se lo permita.

Para Carlos, durante muchos años, los adultos mayores fueron olvidados; sin embargo desde el año 2009, fueron escuchadas las voces de esta significativa población, a través de proyectos sociales que brindan una ayuda a la economía de los adultos de más de 70 años.

Ana Margarita Gil, ama de casa de 63 años de edad, espera a su esposo sentada a la orilla de uno de los tantos pasillos del Centro Escolar Arturo Ambrogi, en los cuales, desde las siete de la mañana, parte de diez mil salvadoreños inscritos en el centro de votación se movilizan para ejercer el sufragio.

“Antes, no habían votaciones como ahora, por ejemplo, durante el tiempo de la guerra no recuerdo haber ido nunca a votar”, explica, mientras observa a los votantes que se dirigen a las urnas del centro de votación.

Su infancia evoca recuerdos de pobreza y trabajo pesado, comenta que su padre era jornalero y su madre ama de casa, y que hasta los diez años de edad ingresó por primera vez a un centro educativo para cursar el primer grado de educación básica.

Sin embargo, Margarita reconoce que a pesar de que aún hay mucho que mejorar, ha habido significativos cambios en términos del desarrollo social del país, lo cual atribuye al trabajo de la actual administración presidencial.

“Antes eran pocas las casas que habían en esta zona, todo era zacate, no era como ahora. Ahora las cosas son distintas, ya con la ayuda de zapatos, útiles, uniformes y el precio del gas, que nos ha suplido bastante, uno mira diferente las cosas”, expresa Margarita, en el momento en que nota que su esposo ha vuelto a su lado y se dispone a abandonar el lugar.

Por otro lado, El Tribunal Supremo Electoral (TSE) y  Boy Scouts de El Salvador, firmaron en diciembre un convenio de cooperación para atención a personas con discapacidad, adultos mayores y mujeres embarazadas, durante las elecciones presidenciales de 2014. Los Scouts estuvieron ubicados en los un mil 593 Centros de Votación, realizando acciones a favor de los adultos mayores,  mujeres embarazadas,  no videntes, y  quienes adolecían  de alguna discapacidad física los cuales acudieron a cualquiera de las 10 mil 446 Juntas Receptoras de Votos. “Con las personas de la tercera edad apoyamos de una manera de orientación, a quienes lo necesiten, los chicos dan un servicio a la comunidad a través de las acciones, sin distinción de color político”, comentó Ronald Cruz, líder de los Scout El Salvador.

Junto a ellos, otros grupos de socorro también brindaron  apoyo a las personas de la tercera edad con sillas de ruedas y atención médica si era necesario, Cruz verde Salvadoreña, Comandos de Salvamento y Cruz Roja de El Salvador son parte de los organismos que mantuvieron presencia en los diversos centros de votación del país.

 

A %d blogueros les gusta esto: