Página de inicio » Nacionales » Un empaque de sueños y esperanza en la Residencia Presidencial
El presidente de la República Salvador Sánchez Cerén, recibe un regalo de uno de los artesanos de las micro y pequeños empresarios que llegaran a la residencia presidencial al programa Casa Abierta. Foto Diario Co Latino

Un empaque de sueños y esperanza en la Residencia Presidencial

@JennyCoLatino

Erick Vargas parece ansioso y contento; entre sus manos sostiene una bolsa de papel de empaque.

Este hombre de 46 años, thumb es de Morazán. Es un pintor, viagra un artesano que plasma en rocas, morro, madera, barro cocido, tela y cuero, paisajes típicos de El Salvador.

Erick se vistió de manga larga y corbata y dejó el pasado sábado su pequeño taller, en Morazán, para atender una invitación: un desayuno en la Residencia Presidencial, con el Presidente Salvador Sánchez Cerén.

El artesano narra que se despertó y levantó de su cama a las dos de la madrugada. No podía dormir por miedo a no despertarse a tiempo y perder tan significativa cita, pues de Morazán hasta San Salvador son más de tres horas de camino.

“Desde anoche dije: mejor no duermo –sonríe-,  es que es un honor que el Presidente nos llame para reunirnos con él. Es el primer ciudadano del país que toma en cuenta a personas sencillas, humildes que vivimos trabajando creando todos los días y que nos tome en cuenta eso es para mí un gesto encomiable”, expresa el hombre con una voz fuerte y emotiva. Y es que cada quince días, la Residencia Presidencial se convierte en una Casa Abierta para diversos sectores de la sociedad con quienes el Presidente comparte y dialoga.

El sábado fue el turno de un sector que representa una de las más fuerzas más pujantes de la economía del país: los micro, pequeños, medianos empresarios, emprendedores y artesanos, representados en la Comisión de la Micro y Pequeña Empresa (CONAMYPE).

Los invitados, provenientes de 26 municipios del país, representaban sectores como  la agroindustria alimentaria, textiles y confección, tecnologías de información y comunicación, productores de calzado, hortalizas, turismo, productos de limpieza y artesanías.

“Ustedes son un actor fundamental dentro del desarrollo económico de El Salvador”, expresó el mandatario al dar la bienvenida a los asistentes, entre estos Erick, quien era de los que se mostraba más pendiente de lo que el gobernante externaba.

Uno a uno, los más de treinta invitados, tomaron el micrófono para expresarle al mandatario sus experiencias en la creación de sus negocios y las dificultades que enfrentaron para echar a andar sus iniciativas de emprendimiento.

“Fui madre muy joven. Mi más grande sueño, como el de toda madre es darle lo mejor a sus hijos. Yo quería superarme, pero no veía un rumbo”, comenta Claudia, una artesana y abogada de Chalchuapa, quien aprendió a trabajar con “el oro azul”: el añil.

*2Cronica Empresarios2Como Claudia, quien a la fecha cuenta con un taller que produce centenares de productos elaborados con añil, otros microempresarios que forman parte de los proveedores del paquete escolar comentaron sus experiencias y agradecieron al mandatario el apoyo recibido a través de CONAMYPE.

“Nuestro sector estaba a punto de extinguirse, pero el programa de los paquetes y uniformes nos revivieron. Gracias presidente por tomar esa iniciativa cuando era ministro de educación y vicepresidente. No nos quite este apoyo”, pidió Luis Martínez, un productor de calzado de Cojutepeque.

Llegó el turno de Erick, quien colocó a un lado de la mesa donde lo ubicaron, la bolsa de empaque que cuidaba celosamente.

Sacó de su bolsillo un papel. Era un pequeño discurso en el cual tenía escritas una serie para el gobernante.

“Yo le pedía a Dios antes de salir que me ayudara porque quería estar aquí. Cuando inicié a elaborar mis pinturas, tenía unas colgadas en la pared de mis casa y me preguntaba qué pasaría si hubiera una de estas en cada hogar salvadoreño de aquí y allá en el extranjero y me surgió el sueño de producir artesanías”, narró. Agregó: “cuando empecé a pintar, CONAMYPE supo de mí y me han dado capacitaciones que ahora me han hecho más efectivo y he llegado a capitalizar mi ingenio y a tener claro que si quiero llegar al extranjero necesitamos calidad”, expresó el artesano.

Pero el pintor de oriente, además de dialogar con el presidente, quería obsequiarle una de sus creaciones, por lo que rompió el protocolo y se desplazó hasta la mesa donde estaba el mandatario y le entregó una lámpara elaborada de morro.

La forma de tecomate, el brillo y la decoración delicada con la que estaba elaborada la artesanía  no pasó desapercibida por los presentes y quienes sintonizaban el encuentro a través de la televisión y Radio Nacional, y de inmediato en las redes empezó a ser cotizada.

“Siento emoción de que el Presidente está abriendo espacios para que nosotros tengamos oportunidad de ubicar nuestros productos en mejores mercados. De esa manera no solo crecemos nosotros, sino también se genera empleo y  desarrollo a las familias, a los vecinos y de esa manera contribuimos o coadyuvar a que el país salga adelante”, comentó con emoción Erick.

Este artesano resalta que entre sus sueños está que sus productos lleguen al extranjero y que el talento que existe en los jóvenes de su comunidad sea apoyado.

“Voy preocupado porque no cuento con suficientes herramientas para

trabajar el morro, por ejemplo. También porque en Morazán tienen en sus manos como financiar estos proyectos y no lo hacen y eso implicará que, aunque yo se que voy a seguir creciendo, otros chico podrían crecer con esta ayuda si se les capacita”, menciona.

Sin embargo, el artesano dice que su preocupación en menos pesada tras recibir una noticia que le llenó de esperanza.

“Me dieron una noticia muy bonita, de que CONAMYPE va a poner sus ojos en Joateca, Arambala, en Perquín; eso implica que ellos van a visibilizar a muchos  jóvenes que tienen talentos tremendos. En esos pueblos tan lejanos, hay jóvenes que quieren salir. Se que con el apoyo de CONAMYPE pueden salir adelante y qué alegría que nos tomen en cuenta para poder compartir lo que Dios nos ha permitido desarrollar”.

En tanto, el mandatario reafirmó que su gobierno trabaja por abrir el mercado internacional para que este sector no solo coloque sus productos en el país, sino también a nivel internacional.

“Para eso necesitan una serie de certificaciones, calificaciones que es lo que nos corresponde a nosotros como gobierno, darles toda esa formación, toda esa capacitación, para que puedan lograrlo”, indicó el

Presidente.

También destacó que se han gestionado importantes préstamos para fortalecer este sector y superar el “lento crecimiento económico del país”, los cuales ya fueron presentados a la Asamblea Legislativa y están pendientes de aprobación por las y los diputados.

La visita de los invitados culminó con un recorrido por la Residencia para conocer más del arte y la cultura salvadoreña. “El arte no es aburrida”, se oía decir entre los asistentes.

En tanto, Erick, agrega finalmente a este capítulo de su vida, el cual asegura, por siempre recordará, que: “la esperanza está viva y su sueño lo mantiene más vivo que nunca”.

“Mi sueño lo mantengo vivo y aunque con dificultades porque no tengo ni capital, ni  las herramientas suficientes con lo poco que tengo yo voy a seguir porque sé que tarde o temprano llegaremos lejos, muy lejos con nuestros productos”, expresa el artesano al retornar a Morazán ya no con una bolsa de empaque vacía, sino llena de “agradecimiento y confianza”.

Ver también

Se esperan lluvias a finales de este sábado 

Redacción Nacionales @DiarioCoLatino El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales informa que para este …