web analytics
Página de inicio » Opiniones » TRES AÑOS CONSOLIDANDO UN REGIMEN DE DICTADURA

TRES AÑOS CONSOLIDANDO UN REGIMEN DE DICTADURA

 Licenciada Norma Guevara de Ramirios

Es obligación constitucional del órgano ejecutivo rendir informe de la gestión realizada cada año, al pueblo a través de la Asamblea Legislativa. ¿Cumplió ese mandato el presidente Nayib Bukele el pasado 1 de junio? Para muchos no lo hizo.

Esto es preocupante, porque después del presidente deben hacerlo todos los ministros y demás dependencias, y si el presidente no cumple, los demás funcionarios de su gobierno pueden verse sentirse respaldado para incumplir también.

La rendición de cuentas cada año ocurre como consecuencia de la división de poderes en un Estado democrático, y la independencia de poderes se ha perdido a partir de que el presidente de la República convirtió a la Asamblea Legislativa y al órgano judicial en oficinas que despachan sus decisiones.

Por eso el 1 de junio, en lugar de un informe presidencial a la nación, fuimos obligados a ver en cadena nacional un encuentro de la familia presidencial y algunos invitados del cuerpo diplomático.

El discurso que allí se pronunció solo tuvo la repetición simbólica de ritos, como ubicar a los invitados, a los funcionarios y a la barra que debía repetir el más vehemente de los deseos del presidente y su grupo gobernante: REELECCIÓN.

Es la confirmación de la destrucción del Estado constitucional de derecho, es como presenciar la celebración de una fiesta entre quienes ven en la Carta Magna un simple librito azul, al que hay que tener de adorno, como un cuerpo dormido esperando que el pueblo lo despierte y lo haga cumplir algún día.

Así, es como no tener Constitución, ni preocuparse por tenerla, pues hasta de reforma dejaron de hablar cuando la Sala de lo Constitucional, impuesta el 1 de mayo del año pasado, que usurpo a la legal y legítima, resolvió que el actual presidente puede postularse a la reelección y el Tribunal Supremo Electoral lo aceptó: si se presenta lo inscriben como candidato en el 2024.

Pareciera no importar que la Constitución afirme categóricamente que está prohibida la reelección presidencial, y que mandate que el presidente que termina sus 5 años de gestión no debe permanecer ni un día más en ese cargo.

Dicho lo anterior, es fácil concluir que toda actividad del gobierno está destinada a propagandizar la reelección y la fiesta de la noche del primero de junio pasado no fue la excepción.

El articulo 88 de la Carta Magna dice literalmente: “la alternabilidad en el ejercicio de la presidencia es indispensable para el mantenimiento de la forma de gobierno y sistema político establecidos. La violación de esta norma obliga a la insurrección”. Eso si se lee y se cumple la Constitución, pero el régimen ha cambiado indudablemente y ahora las normas las dicta el que tiene el “poder”.

Se dio golpe de estado a la Asamblea en el primer año, se anunció una nueva Constitución en el segundo año y se proclama la perpetuidad en el cargo en el tercer año. Eso no es democracia ni es constitucional.

El efecto o precio lo pagamos todos, en perdidas de derechos, garantías, en persecución política, en mordaza a los periodistas, en costosa propaganda y en desprotección del Estado frente a los problemas acuciantes de la vida cotidiana, como la perdida de recursos hídricos por la voracidad  de empresarios y permisibilidad de los gobernantes, e alto costo de la vida, en deuda que pagarán nuestros hijos, nietos y bisnietos, en fuga de seres humanos de toda condición social, en inseguridad, en capturas masivas, en fin, en tragedia humana e hipnosis colectiva por la propaganda oficial.

Pero esa soberbia que acompaña este tipo de regímenes políticos lleva el germen de su finalización, como lo dice en su poema Bertolt Brecht en su oda a la dialéctica: “lo firme no es firme. Todo no seguirá igual. Cuando hayan hablado los que dominan, hablarán los dominados”.

No hay silencio y aceptación absoluta de esta realidad, hay cambio en la conducta de muchos que se sentían obligados con aquel juramento del 1 de junio de 2019, de respaldar todo lo que el presidente hiciera.

Es insuficiente para producir un cambio aún, pero ha venido creciendo la desaprobación de tanto abuso gubernamental, de la concentración de poder.

Y cada vez muchos más ven hacia el pasado más fresco, de promesas incumplidas, de aumentar el FODES, de pagar salario mejor a los policías, de crear universidades en los departamentos, de eliminar la corrupción, de asegurar empleo y tantas promesas que creyeron quienes votaron  por Gana y luego por Nuevas Ideas, para darle poder al presidente el suficiente respaldo. Muchos hoy guardan prisión, son despedidos, se quedan sin salario, sin indemnización, sin pensión.

Esa realidad prometida no llegó al Salón Azul de la Asamblea Legislativa el 1 de junio pasado, pero existe y, junto a esos hechos, vendrá sin duda un poco de reflexión que aumente la desaprobación de vivir en dictadura.  Algún día hablarán suficientes voces para regresar, no al pasado, sino al futuro con división de poderes y democracia. A despertar pues, la Constitución debe ser respetada y hacerla cumplir.

Ver también

La verdadera realidad del país

César Villalona 1 de junio de 2022 El presidente Bukele y sus ministros prometen grandes …

4 Comentarios

  1. rufino tampoco dice que se puede postular inmediamente despues esta prihbido hacerlo si lo hace estaria irrespendo la ley que quirre que tu si debes respetar menos el que bonito

    • ¿lo que la ley no prohíbe… como es que va?
      Lo q’ sucede es q’ la const se interpreta según quien sea la SC.
      Inmediato anterior al periodo 24-29 (seis meses o más) según La sala arena/frente es la de Cerén y esta prohibida para Cerén. ¿Notas la jugada de interpretación? El presidente del 19-24 no está prohibida su candidatura. ¿No me crees? fíjate si algún abogado explica porque la SC de NI esta equivocad. Su único argumento es que no les gusta.

  2. “…y que mandate que el presidente que termina sus 5 años de gestión no debe permanecer ni un día más en ese cargo”.
    En ninguna parte se dice que la reelección presidencial está prohibida.
    Los alcaldes y diputados no pueden permanecer ni un día mas del periodo que fueron electos, al menos que sean REELECTOS.
    Sobre el articulo 88, pues hay cambiar de presidente después de EL o LOS periodos cumplidos.
    Aunque en algo estoy de acuerdo con Norma. Biden debió haber incluido a El Salvador junto a Cuba, Venezuela y Nicaragua por ser dictaduras.

  3. Los ladrones l FMLN estan presos funes el drogo huyendo en nicaragua el asesino y secuestrador sanches ceren huyendo en nicaragua se robaron millones del pueblo eso querian robar por eso llegaron al poder el pueblo no les importo por eso les dimos la patada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.