web analytics
Página de inicio » Articulos » Tratamiento de la agresividad

Tratamiento de la agresividad

JOSÉ GUILLERMO MÁRTIR HIDALGO

El Índice de Paz Global es un indicador que mide el nivel de paz de un país o una región. La clasificación incluye ciento cincuenta y ocho países en relación a la violencia. El indicador es elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz, physician junto con un panel internacional de expertos de institutos para la paz y tanques pensantes. En el Índice de Paz Global, pills El Salvador ocupa la casilla ciento veintitrés, ubicándolo en el país más violento de Centro América. Guatemala ocupa la casilla ciento dieciocho, Honduras la ciento dieciséis. Mientras que Nicaragua ocupa la casilla setenta y nueve, Panamá la casilla sesenta y cuatro y Costa Rica la casilla treinta y cuatro, convirtiéndose éste en el país más pacífico de América Central .

Luis Fernando Valero, en su artículo periodístico “Reflexiones sobre la violencia”, considera que la principal responsable de la violencia y el crimen organizado en el país es la impunidad. Afirma que la violencia es aprendida y el entorno del niño y del joven puede conectarlos a diversas formas de violencia. Por ejemplo, la exposición prolongada a conflictos armados crea una cultura general de terror, donde la violencia es el medio más aceptable para resolver los problemas. Para contrarrestar esto, es esencial formular políticas y programas eficaces de prevención de la violencia .

MODELO EPISODIO DE AGRESIVIDAD

“El manejo de la agresividad: manual de tratamiento completo para profesionales”, de Howard Kassinove y Raymond Chip Tafrate , intenta enseñarnos a reaccionar a factores estresantes con agresividad mínima y en forma apropiada. Por agresividad se entiende a un estado emocional subjetivo, asociado con distorsiones cognitivas, pautas de activación físicas,  conductas verbales y motrices. La agresividad tiene una parte innata, se desarrolla por aprendizaje dentro de la familia,  la escuela, por modelado de personajes televisivos y otros. La hostilidad hace referencia a actitudes negativas que predisponen a la intolerancia y a interpretar conductas neutras o ligeramente problemáticas, en forma extraordinariamente negativa. Y la agresión es una conducta motriz o acción física, cuyo propósito es herir y hacer daño a otra persona o a una propiedad. La agresión es consecuencia de la agresividad y la hostilidad.

El programa que ofrece Kassinove y Tafrate es trabajar con personas agresivas analizando episodios individuales de agresividad, ya que cuantos más episodios de agresividad analizados, hay más probabilidad que incorporen estrategias para reducir la agresividad en sus vidas. La agresividad se desarrolla, en respuesta a conductas interpersonales aversivas, indeseadas e inesperadas. Éstas aparecen en el trato con padres, cónyuges, compañeros de piso, compañeros de trabajo, hijos, amigos, etc. Los pacientes agresivos distorsionan o exageran los aspectos del desencadenante. Cuando los desencadenantes se elevan a la categoría de acontecimientos horribles y catastróficos, es probable que los pacientes crean que no pueden tolerarlos. De ésta manera cuando nos ponernos agresivos, tendemos a ver a la persona que nos ofende en términos extremos.

Un buen análisis de la agresividad comprende escuchar, observar y administrar tests. Principales tests son el Inventario Multifásico de la Personalidad Minnesota (MMPI), Inventario de Expresión Agresividad-Rasgo y Agresividad–Rasgo 2, conocido como Staxi-2. Es importante que los pacientes agresivos reciban un diagnóstico y tengan la oportunidad de ser seleccionados para tratamiento.

Se debe aumentar la motivación al cambio, fomentando la concienciación del problema de la agresividad. Estrategias para prevenir la agresividad son la huida, manejar el nivel de activación física, desarrollar habilidades vitales, aprender a solucionar problemas sociales. A la vez, la técnica de exposición prepara mejor al paciente para la vida cotidiana y el cambio cognitivo, induce a tener una visión más realista del mundo y finalmente, hay que aprender a perdonar.

El modelo de cambio comprende la pre contemplación, momento en que el paciente no admite que exista un problema. La contemplación, el paciente considera que es importante cambiar. La preparación, el paciente ha tomado una decisión a favor del cambio. La acción, el paciente lleva a cabo algunas estrategias para cambiar y el mantenimiento es, para consolidar los cambios ya efectuados.

Dentro de las técnicas para aumentar la conciencia del paciente sobre los elementos de los episodios de agresividad se encuentran: la auto revisión, las entrevistas clínicas, los role-play (juego de roles), los role-reversal (inversión de papeles), la simulación de situaciones que generan agresividad, rememoración imaginaria de experiencias, experiencias agresivas y cuestionarios estandarizados de agresividad.

Las estrategias de evitación y huida pretenden controlar la presencia de desencadenantes generadores de agresividad. Pero a veces es imposible evitar las situaciones en las que aparecen los conflictos y la agresividad. Para eso se sugiera la huida planificada, que consiste en limitar la cantidad de tiempo que se piensa invertir en un encuentro con alguien desagradable.

Los agresivos son sometidos constantemente a los efectos dañinos de las hormonas del estrés, segregadas en respuesta a un desencadenante aversivo. El paciente manifiesta agresividad, discusión, agresión, hiper vigilancia, secreciones hormonales, tensión muscular y aumento de la reactividad.

El entrenamiento en relajación muscular progresiva (RMP), es una estrategia voluntaria y auto consciente para el auto control. Consiste en la tensión y distensión de diferentes grupos musculares. Se empieza por los músculos de los brazos y después se pasa a las piernas, al vientre, al pecho, a los hombros, al cuello y a la cara.

La agresividad puede ser reducida mediante el desarrollo de ciertas habilidades. Las habilidades sociales son muy importantes y algunas de ellas son: saludar, ajustarnos a las instrucciones de otros, aprender a hacer peticiones adecuadamente, cumplir las peticiones de otros, aprender a aceptar las críticas, aprender a hacer críticas, aprender a aceptar negativas, aprender a demostrar desacuerdos adecuadamente y aprender a pedir disculpas. La asertividad es la expresión apropiada de sentimientos en contextos sociales. La respuesta de agresión es una conducta motriz inapropiada, que tiene como objetivo provocar un daño físico a alguien o a algo. El objetivo del terapeuta es, ayudar al paciente a generar alternativas y elegir la mejor línea de acción a un problema en particular.

La técnica de la exposición comprende: revisión del desencadenante, exposición verbal, exposición en la imaginación y exposición in vivo. El objetivo de la exposición verbal es, reducir la reactividad ante observaciones mordaces. Algunos desencadenantes agresivos no se prestan a la exposición verbal, por lo que tienen que ser llevadas a cabo a través de la imaginación o visualización. Finalmente, los pacientes se colocan intencionadamente en situaciones difíciles o provocativas, esforzándose en evitar la aparición de respuestas agresivas habituales.

La reestructuración cognitiva o Terapia Congnitiva de Beck, brinda estrategias para evaluar los pensamientos relacionados con los desencadenantes. El propósito es ayudar al paciente a percibir las situaciones de una forma más realista. Los humanos estamos constantemente percibiendo, interpretando y pensando acerca de experiencias. Pensar en experiencias influye en las emociones y en la conducta. Con el tiempo, el pensamiento se vuelve automático e inflexible. Por lo que hay que modificar los estilos de pensamiento, para reducir las emociones y conductas desadaptativas.

La Terapia Racional-Emotivo-Conductual es muy útil para reducir la agresividad. El objetivo es disminuir el nivel de reactividad agresiva en virtud de un cambio filosófico en relación con el mundo. Se pretende enseñar al paciente una concepción diferente: el desencadenante no es el responsable directo de la agresividad, sino, su punto de vista acerca del desencadenante.

La ausencia de perdón influye en enfermedades cardiovasculares, apoplejías y en la salud mental en general. El perdón es una habilidad de afrontamiento a estresores intensos y de larga duración. El perdón trae beneficios cognitivos, conductuales y fisiológicos. Perdonar implica minimizar la frecuencia, la intensidad y la duración de pensamientos rencorosos y anhelos de venganza. Implica el desarrollo de sentimientos de empatía hacía los instigadores de la agresividad. El profesional ayuda al paciente a comprometerse a perdonar, como estrategia para superar la agresividad y el resentimiento.

Es improbable que el cambio se desarrolle siguiendo una programación uniforme. Los periodos de disminución de la agresividad, pueden ser interrumpidos por la reaparición de vivencias agresivas personales y manifestaciones agresivas. El objetivo es mostrar la inadecuación de progresión lineal uniforme y reducir las preocupaciones ante los lapsos.

Los profesionales no son inmunes a la agresividad. Pacientes que se comportan de manera irritante y desafiante, forman parte de su trabajo. Por eso, hay que fomentar la conciencia de sus propias reacciones agresivas y sus consecuencias asociadas.

El programa de tratamiento se basa en el modelo del episodio de agresividad y consta de cuatro fases: preparación (tres sesiones), cambio (cinco sesiones), aceptación (tres sesiones) y prevención de recaídas (una sesión). El programa de tratamiento grupal comprende doce sesiones, de hora y media de duración cada una, con un promedio de diez participantes. Las sesiones son las siguientes: definición de agresividad, hostilidad y agresión (sesión uno). Registros de episodios de agresividad (sesión dos). Costos de la agresividad (sesión tres). Relajación (sesión cuatro). Visualización de escenas de agresividad (sesión cinco). Imaginación de escenas de agresividad con grupo (sesión seis). Modelo de solución de problemas (sesión siete). Solución de problemas en el grupo (sesión ocho). Pensamientos automáticos relacionados con agresividad (sesión nueve). Exposición de pensamientos automáticos en grupos y generar alternativas (sesión diez). Análisis racional-emotivo-conductual de agresividad (sesión once). Y planes para prevenir recaídas (sesión doce). Ningún miembro debe presentar una psicopatología adicional, consumo de sustancias psicoactivas, baja motivación y rasgos antisociales.

EL SALVADOR SEGURO

El Plan El Salvador Seguro, del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC), inició su implementación en el Municipio de Ciudad Delgado. Comprende cinco ejes: prevención de violencia, control y persecución penal del delito, rehabilitación y reinserción, protección y atención a las víctimas y fortalecimiento institucional.  Su concreción, El Plan Ciudad Delgado Seguro está bajo el liderazgo del Concejo Municipal y el Comité Municipal de Prevención de la Violencia. Consta de cinco ejes: seguridad en el territorio, oportunidades educativas, oportunidades laborales e inserción productiva; espacios públicos remodelados, dinámicos y seguros y atención a víctimas. En el eje dos, oportunidades educativas,  se registra la implementación de programas de salud mental en centros educativos . El modelo del episodio de agresividad es un programa de tratamiento que bien podría incorporarse en los programas de salud mental que el CNSCC ejecutará en los municipios priorizados en que se ejecutara el Plan El Salvador Seguro.

Ver también

El 30 DE JULIO DE 1975, EJEMPLO DE UNIDAD Y SOLIDARIDAD ESTUDIANTIL

Fernando Yonatan Sorto Argueta* Una verdadera conversión cristiana hoy tiene que descubrir los mecanismos sociales …