web analytics
Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Sala de exposición en el MUNA para Mitos Náhuat Pipil referencia al toro (II)

Sala de exposición en el MUNA para Mitos Náhuat Pipil referencia al toro (II)

Caralvá

Fundador

Suplemento Tres mil

 

En el artículo anterior: «Representación de Taurus: Náhuat pipil, India, griega y latina» hice anotaciones sobre religiones que utilizan la imagen mencionada que otorga significado a sus creencias; en el mito náhuat pipil, anoté: «El toro es una figura conocida en nuestra cultura precolombina, en Mitos en la lengua materna de los pipiles de Izalco en El Salvador /Tr. Rafael Lara Martínez, Aut. Leonhard Schultze Jena  San Salvador : Ed Don Bosco, 2010, 609 p, se anota VIII origen de todos los animales…» en realidad el toro no es una figura precolombina sino colonial, los mitos fueron anotados en 1930, no obstante el único bovino conocido antes de la llegada de los españoles era el Bison (comúnmente llamado bisonte), de otra forma es un sincretismo cultural, que refiere el proceso de transculturación y mestizaje entre culturas.

0.4 Jerarquía del inframundo. « Pero si sabemos que la serpiente habita en las entrañas terrestres, aún desconocemos la identidad de los otros inquilinos. Del renglón once deducimos que se trata de ancestros. «Hay ancianos y ancianillas». Existe una neta diferencia generacional, de edad, entre los muchachos y los habitantes del inframundo. Las investigaciones del mismo Schultze-Jena (1946:60) entre los quichés establecen que existe una «relación entre las almas de los antepasados y la divinidad de la tierra», al igual que entre «los antepasados y los montes». A estos abuelos se añade un toro o úkich uákax, «vaca varón» (renglón 19). Idem pág 150.

En el inframundo el toro náhuat pipil tiene privilegios: «-primero en el comer, metamorfosis, habla y saber- sino lo equiparan, al menos lo sitúan en un lugar privilegiado similar al de la serpiente. El antiguo ordenamiento religioso prehispánico lo trastocan colonialismo español y mestizo independiente, colonialismo externo e interno que socavan el imaginario indígena. Curiosamente, la figura taurina de autoridad netamente varonil -ukich- se contrapone a la idea de dualidad que persiste en la serpiente. El reptil y el anciano conforman una unidad indisoluble de la cual el muchacho se percata de su ascenso definitivo (renglón 34)» Idem pág 151

El estudio de los mitos náhuat pipil apenas se inicia con la publicación de tan valiosos textos, es oportuno que la política cultural se oriente hacia la exposición nacional de estas documentos y textos olvidados.

Una sala conceptual de los mitos náhuat pipil en el Museo Nacional de Antropología es una deuda histórica, una omisión que debe repararse, esa propuesta es del Dr. Rafael Lara Martínez que la ciudadanía aplaude y nos unimos a esa brillante iniciativa.

 

Ver también

Bienvenidos 43 

Por Mauricio Vallejo Márquez  Se pueden adquirir y perder experiencias, vida y posesiones a lo …