web analytics
Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Sala constitucional como Anteo griego

Sala constitucional como Anteo griego

Caralvá

Fundador

Suplemento Tres mil

 

Según la mitología griega Anteo es un gigante que habita la isla de Irasa, situada más allá del estrecho de Gibraltar, éste gigante desafiaba y mataba a todo aquél que atravesaba sus dominios, pues había hecho voto de construir un templo a Poseidón con cráneos humanos. Siempre vencía en sus peleas, puesto que cada vez que caía en tierra o la tocaba, Gea (La tierra) le daba fuerzas de nuevo. De este modo retó a Heracles, quien lo derribó tres veces, pero en vano, pues la Tierra, su madre reanimaba sus fuerzas. Heracles (Hércules) se dio cuenta de ello y lo levantó en vilo para impedirle recibir aliento de su madre, logrando asfixiarlo. (F. Wikipedia), esas imágenes parecen emerger en nuestra nación con las actuaciones de la Sala Constitucional, sus desafíos y descalificaciones “matan civilmente” o condena a la “muerte administrativa” a quién considere que invade sus “dominios”, así una larga fila de funcionarios han sido “expulsados” por interpretaciones constitucionales,  entre ellos el expresidente Mauricio Funes impedido para ejercer el cargo de diputado en el Parlacen,  evento sin precedente el cual no aplicó en casos similares de exmandatarios, ni exfuncionarios de otras administraciones; lo mismo que el Dr. Ovidio Bonilla y el Dr. Salomón Padilla Magistrados de la Corte Suprema, Dr. Tito Edmundo Zelada Presidente de la Corte de Cuentas y sus magistrados, los Diputados Suplentes de la Asamblea Legislativa etc. parece que todos los cráneos se acumulan para construir el templo de Poseidón (Dios de las aguas y agitador de la tierra –terremotos-)… quizás imitamos los mitos griegos en el siglo XXI. La Sala en su trayectoria apila otras calaveras como: los impuestos para la gobernabilidad, uno tras otro yacen cráneos dispersos e inertes; cada decisión de la Sala Constitucional parece un terremoto que mueve los pilares del panorama nacional, pero al final  es un buen tributo a Poseidón..

No obstante en el horizonte parece emerger Heracles que desafiará al moderno Anteo, porque el verdadero guerrero del pueblo es nuestra constitución, la cual defiende en esencia la Justicia, es el instrumento que interpretado categóricamente derrotará con propiedad todo este atropello que nos conduce a la ruina republicana.

Gea (Tierra) la madre de Anteo es el sostén externo (que alienta toda su fuerza) protege a su hijo en cada caída con sus rivales, Gea le ayuda a renovar su vitalidad, cuando Heracles advierte esta situación, le toma de la cintura y le asfixia sin que logre tocar la tierra, acá esa tierra es la mano que alimenta sus reuniones privadas, sus aliados edificadores de ese templo… Anteo también es mencionado por Dante Alighieri en La Divina Comedia como guardián del noveno y último círculo del infierno, es un pozo de gigantes quienes reciben castigo por haberse opuesto a Dios, ¡para algunos es un sitio transicional! entre dos zonas del infierno, donde habitan los pecadores de incontinencia y los de la malicia, con vecindad entre los violentos y fraudulentos…

Sin duda mi cabeza podría adornar el templo de Poseidón, no obstante dar la batalla es el recurso final, es la obligación ciudadana, quizás podríamos convertirnos en Heracles sosteniendo a Anteo de la cintura por la fuerza de la constitución.

Ver también

Hijos de la melancolia

  Por Wilfredo Arriola   «Entonces entré en casa y escribí: Es medianoche. La lluvia …