web analytics
martes , 24 abril 2018
Inicio » Nacionales » Paciencia, fe y esperanza para honrar la gloria de Dios
Paciencia, fe y esperanza para honrar la gloria de Dios
Fieles católicos participan en el tercer viernes de Cuaresma previo a la celebración de la Semana Mayor. Foto Diario Co Latino/Guillermo Martínez.

Paciencia, fe y esperanza para honrar la gloria de Dios

Gloria Silvia Orellana
@SilviaCoLatino

En el tercer viernes de Cuaresma el párroco de la Basílica del Corazón de Jesús Elías Guardado llamó a la reflexión a la feligresía, a buscar el camino de Dios, y que con paciencia, fe y esperanza le confíen sus necesidades y aspiraciones, para que obre en sus vidas.

“El deseo del hombre de ser su propio dios y principal autor de su destino, eso ha sido permanente en la humanidad. Sin embargo, Dios ha tenido un plan de salvación y no lo dejó en sus pecados”, afirmó.

Para el párroco los valores morales como la paciencia, fe y la esperanza, son una buena base de inicio para retomar el camino de Jesús, quien entregó su vida por los pecados de la humanidad.

La Cuaresma es el tiempo litúrgico de “conversión”, que la Iglesia católica reconoce como el tiempo de arrepentimiento de las faltas personales y oportunidad para redimirse y cambiar la ruta de vida en la conmemoración de la fiesta de la Pascua.

Este período llamado Cuaresma, que dura 40 días y que inició con el Miércoles de Ceniza, se identifica porque el Clero utiliza el color morado que significa “penitencia” y “conversión espiritual”, agregó.

Francisco Otoniel, seminarista de la Arquidiócesis, a cargo de dirigir las oraciones en el viacrucis, explicó a la feligresía que el motivo de las fiestas de Cuaresma es invitar a todos y todas a la conversión, el ayuno, la penitencia y la limosna que es el trienio que Jesucristo practicó en el desierto, que lo hizo para ponerse en contacto con Dios.

“Ahora nosotros realizamos el viacrucis para recordar lo que simboliza la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, desde la oración en el huerto, hasta su muerte en el Calvario en el Gólgota. Esto nos recuerda desde el Miércoles de Ceniza hasta el Viernes Santo revivimos la amargura de nuestro Señor que nos mostró su obediencia a Dios”, puntualizó.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: