web analytics
Página de inicio » Nacionales » “No puede darse una Ley de Reconciliación en un contexto de odio”, Eduardo García/Pro Búsqueda
Sobrevivientes de las masacres La Quesera, El Calabozo y La Conacastada, conmemoran el Día de la Niñez Desaparecida durante el Conflicto Armado que integran a Pro Búsqueda. Foto Diario CoLatino/ Gloria Silvia Orellana

“No puede darse una Ley de Reconciliación en un contexto de odio”, Eduardo García/Pro Búsqueda

Gloria Silvia Orellana
@DiarioCoLatino

Los testimonios de Maura, Vicenta y José recuerdan el horror del pasado que dejó el conflicto armado en el país y la reiteración de su demanda ante el Estado salvadoreño, como víctimas y sobrevivientes que esperan la investigación del paradero de sus hijas e hijos desaparecidos forzadamente y la sanción a los perpetradores.

“Él (militar) nos confesó cuando ya estaba muriendo en el hospital Rosales, donde estaba y me pidió perdón por haberme hecho sufrir tanto, porque con su información lo hubiera hallado (su hijo) antes, así que lo encontré ya siendo mayor . Y fue un golpe más para mí, saber todo lo que sufrió como mi hija también me siento bien haberlos reencontrado pero aún me falta mi hija pequeña”, relató Maura María Contreras.

Maura, consideró, además que la conmemoración del Día de la Niñez Desaparecida por el Conflicto Armado, contiene una relevancia histórica que debería representar a nivel nacional e internacional, esta lucha de este grupo de madres y padres que buscan incansablemente a esta niñez desaparecida forzosamente.

Este 29 de marzo, miembros de la Asociación Pro Búsqueda de Niñas y Niños Desaparecidos durante el Conflicto Armado, conmemoraron un año más, esta fecha simbólica que procura resarcir su dignidad y un llamado a la reflexión a la institucionalidad gubernamental, a cumplir con su compromiso de brindar la verdad, justicia y reparación a las víctimas.

Eduardo García, director ejecutivo de Asociación Probúsqueda, presenta la propuesta de una ley de Reconciliación que ya fue presentada, en la Asamblea Legislativa. Foto Diario CoLatino/ Gloria Silvia Orellana

Asociación Pro Búsqueda fue fundada por un grupo de madres, padres, con el acompañamiento del sacerdote jesuita Jon Cortina y defensor de derechos humanos Ralph Sprenkels, en el año de 1994, que desde sus inicios lograron ese mismo año los primeros cinco reencuentros en Guarjila, Chalatenango.

En el marco de un aniversario, Probúsquedda realizó un acto conmemorativo en San Viente, con las víctimas sobrevivientes, de la masacre La Quesera, El Calabozo y la Conacastada, que residen en el cantón Las Anonas , Tecoluca, el Bajo Lempa , San Marcos Lempa, Santa Clara , San Carlos Lempa, La Ceiba y otros lugares aledaños.

“Conmemoramos la niñez desaparecida este 29 de marzo, y el Estado aún es incapaz de darnos una respuesta, entonces, nosotros seguiremos haciendo bulla, con la esperanza de lograr justicia para esos niños y niñas”, afirmó José Laínez, en sus palabras de apertura en donde abordaron la propuesta de Ley de Reconciliación de Pro Búsqueda ante la Asamblea Legislativa.

Eduardo García, director ejecutivo de Asociación Pro Búsqueda, explicó que cuentan con un anteproyecto de ley de Reconciliación integral que cumple con el aspecto de “poner al centro a las víctimas”, que valida los derechos de las víctimas y, a la vez, establece puntualmente las demandas de las mismas.

“Así es como debe ser trabajada una propuesta de una ley, se debe escucharlas, porque escuchándolas y poniéndolas al centro y estando sujetas de nuestra atención y convirtiéndose en protagonistas de su reivindicaciones ya dimos el primer paso a la reparación”, explicó.

“No solo estamos construyendo una ley si no que estamos haciendo una labor reparadora y todo lo que sale de esos aspectos es un daño, que es como no consultarla o insistirles en que deben de perdonar , que ellos solo buscan venganza, que son una organización de fachada. Todo esto hace daño tenemos que darle vuelta a estas prácticas y obtener una ley con efecto reparador”, reafirmó García.

Asimismo, le recordó al órgano Legislativo, que la Sala de lo Constitucional, en su sentencia los mandó a elaborar una normativa atendiendo las reivindicaciones y demandas de las víctimas y con la participación de ellas, que son los elementos que Pro Búsqueda, retomó para fortalecer su propuesta como sociedad civil organizada.

“Tal como lo nosotros lo planteamos esta actividad de retroalimentación y conocimiento de la ley no ha sido acto político partidario, esto ha sido una actividad en donde ellos y ellas, puedan ver independiente el color de sus banderas partidarias, puedan identificar que el color del dolor es el mismo en todos y todas en eso no ha cambiado”, indicó.

“Entonces, sin acusar o defender a los gobiernos, les estamos poniéndoles en la mesa los elementos y la actitud de un verdadero Estado de Derecho, de democracia, de como se deben de expresar y cuales son las participaciones que deben darnos. Es gente sufrida mermada por la guerra, pero sabemos que tienen toda la voluntad y capacidad de investigar, de sanar y opinar para proponer contenido de esta ley”, sostuvo.

Posterior a la firma de los Acuerdos de Paz (1992), Pro Búsqueda, integrado por víctimas sobrevivientes han experimentado el cambio intergeracional, que se ha consolidado con un personal técnico que son hijos e hijas de padres o hermanos, que buscan a esa niñez desaparecida. “Han crecido dentro de la organización”, y son ahora, quienes siguen aportando al proyecto por los derechos de las víctimas, consideró García.

Madres, padres y equipo técnico de Asociación Probúsqueda conmemoran el Día de la Niñez Desaparecida durante el Conflicto Armado, en San Vicente. Foto Diario CoLatino/ Gloria Silvia Orellana

“Yo quisiera que por fin se cerrará el ciclo de no escuchar, de dañar a las víctimas y darles los que se merecen y esa reparación de verdad y justicia se cumpla, aunque me falta esperanza que eso suceda, porque no he visto señales hasta la fecha que seamos un país que se quiera reconciliar”, opinó.

“Estamos en una situación de retroceso lo que estoy viendo es una actitud de utilizar a las víctimas de nuevo, porque antes las atacaban y dañaban, pero ahora son utilizadas como arma de ataque hacia la oposición y no hay cosa más cruel o terrible para ellas”, aseguró García.

Sobre la voluntad política del partido mayoritario Nuevas Ideas, en la Asamblea Legislativa, García, indicó que si no quieren reparar estas “demandas dignas” de las víctimas, lo entendía porque no serían los primeros ni los últimos en tratarlos así, pero la acción de manipularlas para confrontar de manera política a sus oponentes era una falta grave de respeto a su pasado.

“Otra vez, poniendo a las víctimas como escudo, porque durante la guerra en la que se enfrascó la guerrilla y la Fuerza Armada, la población civil fue un escudo y me parece es un retroceso profundo esto, pero es lo que está sucediendo a nivel político actualmente”, añadió.

“En ese discurso de odio, y vienen a reivindicar la niñez desaparecida, no faltará un fanático en la calle o un tweet inapropiado que los dañen de nuevo. Porque eso es lo que se está fortaleciendo ahora, como puede hablarse de una Ley de Reconciliación en un contexto de tanto odio, no es congruente”, reafirmó.

En cuanto a los aportes que estas madres y padres de la niñez desaparecida durante el conflicto armado, explicó que impulsaron todo su esfuerzo que ha resultado en reencuentros, aportando pruebas y propuestas para la ley de Reconciliación.

¿Cuándo hará algo el Estado?, cuestionó García, al señalar que existe una correlación de fuerzas desde la Asamblea Legislativa que pasa, por la Sala de lo Constitucional y la Fiscalía General de la República, para dar una respuesta integral.

“Las anteriores legislaturas aceptaron algunas reparaciones simbólicas y las escuchaban, pero ahora estos ataques y el desmontaje de la memoria histórica que se tienen ahora, no la vivieron las víctimas con ARENA, ni con el FMLN, y hay desesperanza frente a la actitud de querer negar la historia o tergiversarla y esto se nota cuando esta legislatura que tiene todo el poder del Estado, porque ya no podemos hablar de independencia de órganos del Estado, esto es una carcaza en donde una persona dirige todo y punto”, reafirmó.

“Si al presidente (Nayib Bukele) no le gusta el monumento de memoria y realiza una gran publicidad -para decir- que estas no son las víctimas, entonces las vuelven a negar y crear alguna cosa bonita a sus ojos, este no es tiempo de los faraones. Las culturas del Primer Mundo, cuando encuentran un vestigio arqueológico lo dejan tal como está, y lo sacan a relucir para que la gente admire su belleza, no lo transforma o cuenta la historia a su parecer, es como una reconquista otra vez y querer desmontar la memoria eso no es correcto”, puntualizó García.

Ver también

Presentan requerimiento contra Peter Wachowski por caso Urbina

Samuel Amaya @SamuelAmaya98 La mañana de este sábado 25 de junio la Fiscalía General de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.