web analytics
Página de inicio » Nacionales » Movimiento que defiende Tacushcalco condena nuevo ataque al sitio
El Movimiento Tacushcalco integrado por varias organizaciones condenó el atentado contra el sitio sagrado arqueológico, por la destrucción de cuatro estructuras monumentales del Centro Ceremonial por parte de empresas cañeras el pasado 15 de enero. Foto Diario Co Latino/René Estrada

Movimiento que defiende Tacushcalco condena nuevo ataque al sitio

Alexander Pineda
@DiarioCoLatino

El Movimiento Ciudadano por la Defensa de Tacushcalco se pronunció por la destrucción de cuatro estructuras monumentales del Centro Ceremonial del sitio Tacushcalco, en el municipio de Nahuilingo, en el departamento de Sonsonate.

Portavoces del Movimiento indicaron que el pasado 15 de enero, la sociedad COAGRI S.A. de C.V., dedicada a la explotación de caña de azúcar, dañó las estructuras de forma deliberada, teniendo conocimiento de la declaratoria de la zona como bien cultural protegido.

José Luna, representante del Sindicato de Trabajadores de la Cultura (SICULTURA) instó a las instituciones estatales que tienen a su cargo el resguardo y protección de los bienes culturales a actuar de oficio. “Si bien el sitio comprende propiedad privada, eso no lo exime de la declaración de bien cultural; esa declaratoria hace que, de haber intervención agrícola, debe ser con técnicas distintas, no puede meter un tractor”, señaló.

El viernes 17, el Ministerio de Cultura interpuso un aviso ante el Tribunal Ambiental de Santa Ana y la Fiscalía General de la República. Sin embargo, la ministra de Cultura, Suecy Callejas, no se ha pronunciado a la fecha respecto a la destrucción de los monumentos; “el Ministerio ha guardado silencio, no ha habido denuncia ni condena pública”, subrayó el sindicalista.

La representante de la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD), Ariela González dijo que la cartera de Cultura debería considerar la aplicación de las medidas contenidas en la Ley de Cultura, referentes al resguardo de bienes muebles e inmuebles culturales, una de estas contempla la expropiación de los bienes cuando el propietario no se comprometa al cuido del patrimonio.

“Estas acciones se revisten de un claro dolo; esto fue hecho de manera dolosa y es importante que exijamos a las autoridades respectivas que la intención de causar daño en el sitio arqueológico fue clara, no estamos hablando de una situación ocasional”, sostuvo González.

Además, añadió que la empresa no puede argumentar desconocimiento de la ampliación de la zona de protección del sitio Tacushcalco, que en octubre de 2019 quedó fijada en 500 manzanas por el Ministerio de Cultura. La jurista de FESPAD indicó que la destrucción de los monumentos arqueológicos puede evidenciar la comisión del delito de desobediencia de particulares, al transgredir el carácter de protegido del área; asimismo, se podrían advertir delitos referentes al tráfico de patrimonio cultural.

Román Cartagena, habitante de Nahuilingo y miembro del movimiento, detalló que el día que inspeccionaron los daños a las estructuras, representantes de la empresa azucarera llegaron al lugar y les dijeron que estas fueron destruidas “para que nadie llegara a verlas”.

Los voceros de las organizaciones aglutinadas en el movimiento piden al Juzgado Ambiental de Santa Ana establecer medidas cautelares al proyecto de producción de caña de azúcar en el área del sitio arqueológico; la promoción de acción penal y persecución de los delitos contra el patrimonio cultural, de parte de la FGR y la Policía Nacional Civil, y el pronunciamiento condenatorio de la titular de Cultura, Suecy Callejas.

Ver también

Asesinan a otro líder indígena en el Cauca, Colombia

Telesur Romelio Ramos Cuetia, un comunero indígena de 31 años de edad, fue asesinado por …