web analytics
Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Los rusos en El Salvador 1932

Los rusos en El Salvador 1932

Caralvá

Intimissimun

 

Estudiar los sucesos de ese año nos permiten comprender el complejo mundo de una crisis económica, el preludio de la segunda guerra mundial, el impago gubernamental, la sociedad inmersa en un caos electoral, fraude a nivel nacional etc.

Debemos connotar que existe un gobierno golpista, inconstitucional y autoritario, el desarrollo de estos horizontes se desarrollan en 51 días, entre el Golpe de Estado del 2-3 diciembre 1931 y el 22 enero de 1932.

La información disponible en periódicos rebela un modelo económico agónico, con desconfianza nacional e internacional por las reservas de oro, el valor de cambio, la moneda nacional inestable, las deudas a empleados públicos y otros; debemos destacar la crisis económica generada desde 1929 en adelante, pero nadie pudo prever el colapso mundial en ese período, de tal forma la caída en la pobreza de los sectores más vulnerables era notoria y crónica, también su descontento por su condición de trabajadores activos: obreros, campesinos, asalariados en general.

Podemos anotar que calificar de “comunista” a rivales económicos, enemigos personales, adversarios políticos, etc.,  se inicia en esta época y el fin es destruir  todo opositor.

Una nota de Diario Latino del 13 de enero de 1932, es significativa y origina el mito de los rusos en El Salvador: “Era agitador comunista el Señor Bobak. Por eso fue extrañado de la República.  En nuestra edición de ayer dijimos que había sido extrañado del país, el italiano señor Alberto Bobak, pero hasta esos momentos no teníamos conocimiento de los motivos que el Gobierno tuvo para tal extrañamiento. Hoy, mejor informado, podemos decir a nuestros lectores que Bobak fue expulsado por considerarlo un peligroso agitador comunista, cuya labor ha sido comprobada ya. La policía, al tener conocimiento de que el señor Bobak era uno de los temibles agitadores de la Rusia Soviética, practicó un cateo en el Teatro Apolo, centro de operaciones de él y fue encontrada una regular cantidad de periódicos, hojas y documentos que denunciaban su compromiso con el comunismo. De tal suerte que, después de esta comprobación, el Gobierno no tuvo más remedio que lanzar, como un extranjero pernicioso, fuera del país, al individuo Bobach. Y ya que se trata de este asunto, consideramos muy oportuno informar que, según se nos dice, hay en San Salvador un peligroso grupo de rusos que se dedican a la venta de espejos, santos y otras baratijas por abonos semanales, por medio de agentes vendedores que salen a los campos, a los caseríos, a las haciendas y poblados con su negocio; pero que realmente no es solo esa su misión. Su misión según los rumores es la de hacer propaganda comunista, agitando a los campesinos y obreros al desorden, a la codicia y al asesinato. Hay en San Salvador decimos una regular remesa de estos individuos a quienes el Gobierno debe seguir la pista”.

Al día siguiente 14 de enero 1932 Diario Latino “Amparo de la Corte para el Sr. A.G. Bobak. Volverá al país para probar que no es comunista. En nuestra edición de ayer informamos de la expulsión del señor Alberto G. Bobak, propietario del Dancing Hall Apolo, quien sufrió tal expulsión por acusársele de comunista. Ahora la Corte Suprema de Justicia, por resolución de ayer, en el amparo interpuesto a favor de dicha persona, ha resuelto suspender su expulsión, por no estar arreglada a derecho la orden de extrañamiento que diera el Director General de la Policía. De esta manera el señor Bobak volverá al país, pues hace ya cuatro días salió del territorio salvadoreño. Al volver tendrá que probar que no es comunista”.

En otra nota asociada a extranjeros: 15 de enero de 1932 Diario Latino No es indeseable el señor Biber. Esta mañana estuvo en nuestras oficinas el señor Félix Biber, ciudadano peruano que tiene negocios de venta de espejo y otros artículos en esa capital. El señor Biber es persona reconocida que ha radicado por largo tiempo entre nosotros; dedicándose siempre a sus negocios sin entrometerse en ninguna otra actividad ajena a sus ocupaciones. Su vida privada durante ha radicado aquí ha sido intachable y es por esto que se hace connotar a pedimento suyo, que no es de los elementos indeseables para la tranquilidad social”.

Pero el daño está hecho.

El tema comunismo es un argumento capital para la discusión de nuestra historia de identidad -y de ajuste los “rusos”-. amazon.com/author/csarcaralv

 

 

 

Ver también

Salarrué y Humano: Memoria y Legado (47/82)

    Tania Primavera Salarrué, el artista de El Salvador que nació hace 123 años, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.