Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » La otra Constitución (insurgente 1814 y la última ¿2022?)

La otra Constitución (insurgente 1814 y la última ¿2022?)

 

Caralvá

Intimissimun

Hemos indicado en artículos anteriores, la denuncia de las autoridades españolas en sus cartas al Fiscal de Indias en el Siglo XIX, la existencia de una Constitución Insurgente en 1814 que pretendía una nación independiente; ese movimiento insurgente liderado por el Alcalde Constitucional Pedro Pablo Castillo, fue reprimido y los líderes españoles-crillos americanos de nuestra nación sufrieron prisión, embargo de bienes, arresto domiciliar, estrecha vigilancia de correspondencia, prohibición de ejercicio religioso y muerte etc.

De las constituciones de España y El Salvador

En las provincias de Centroamérica se juramentó la Constitución española de Cádiz de 1812, posteriormente La Constitución española de Cádiz de 1820-1823 que funcionó cuando el Rey Fernando VII fue obligado a jurar la Constitución española de 1812. La constitución inicial de El Salvador involucró Bases de Constitución Federal 1823-1824; Constitución Política Estado de El Salvador 1824-1841; Constitución de la República Federal de Centroamérica 1824-1841; Segunda Constitución de la República de El Salvador 1841-1864; Constitución 1864-1871; Constitución 1871-1872; Constitución 1872-1880 amplió el período presidencial de dos a cuatro años; Constitución de 1880-1883; Constitución 1883-1886; Constitución 1886-1939 Modelo de carta magna liberal… estableció el sistema universal del órgano legislativo al instituir una Asamblea Legislativa de Diputados; Constitución 1939-1950; Constitución 1950-1960 derechos sociales la Corte Suprema de justicia es único tribunal competente para declarar la inconstitucionalidad de las leyes; Constitución 1962-1979 redujo el período presidencial de seis a cinco años, permitió la enseñanza religiosa en escuelas públicas y reconoció el derecho a formar sindicatos los trabajadores de las instituciones oficiales autónomas y la Constitución de 1983 .

Esta descripción coincide con el constitucionalismo: 1824, 1841, 1864, 1871, 1872, 1880, 1883, 1886, 1939, 1945, 1950, 1962 y 1983 ahora en se menciona una Secreta Constitución del año 2022 que se guarda como un documento reservado a la opinión pública, constituyen un verdadero marasmo de propuestas -imaginamos-, pero en esencia permitirá la reelección indefinida y otros que la fantasía nos impide anotar.

La sociedad salvadoreña vive en un mundo de ficción, como Alicia en el país de las maravillas de Levis Carrol, veamos algunos ejemplos: “Aquí todos estamos locos. Yo estoy loco. Tú estás loca. – ¿Cómo sabes que yo estoy loca? -Tienes que estarlo, o no habrías venido aquí”, “Si conocieras el tiempo tan bien como yo, no hablarías de perderlo” … eso es nuestra discusión constitucional con la extraña vecindad de la dictadura del General Maximiliano Hernández Martínez, observemos la referencia del Golpe de Estado, su declaración de ilegalidad a legalidad del derrocamiento del presidente constitucional Arturo Araujo, posteriormente la Constitución de 1939, no es solo un juego de palabras, sino una puerta a la reelección.

Alicia en el país de las maravillas parece indicarnos la vida salvadoreña, así: reelección es ilegal y un concepto constitucional, pero ahora se pretende legal y avalado por la Corte Suprema; se sustituye la realidad por la ficción… planificar es adelantar el futuro para que suceda, acá el futuro es planificar para retornar al pasado. amazon.com/author/csarcaralv

Bibliografía: “Evolución del derecho constitucional salvadoreño” Balbino Guevara et al. UES,1992.

 

 

 

 

 

 

 

Ver también

«Gaviota alejándose de la urbanidad». Foto: Luis Chávez.Portada Suplemento TresMil 18 mayo 2024