web analytics
Página de inicio » Mundo » Jeanine Áñez se autoproclama presidenta de Bolivia
Jeanine Añez Chávez, autoproclamada presidenta de Bolivia.

Jeanine Áñez se autoproclama presidenta de Bolivia

RT / Prensa Latina

Tras autoproclamarse presidenta interina de Bolivia durante una sesión en la Asamblea Legislativa del Senado, la legisladora opositora Jeanine Áñez se dirigió a la antigua sede de Gobierno, donde blandió una Biblia de grandes dimensiones y exclamó: «Vuelve a Palacio».

Mientras caminaba dificultosamente entre un grupo de opositores que la acompañaban, Áñez, con los brazos estirados y el tomo de las santas escrituras a manera de escudo, dijo: «Él ha permitido que la Biblia vuelva a entrar a Palacio, que él nos bendiga». Mientras tanto, los presentes gritaban: «Gloria a Dios».

Una vez dentro, sin que nadie le tomara juramento, el jefe de las Fuerzas Armadas, Williams Kaliman, que el domingo se pronunció militarmente contra Evo Morales, le impuso la banda presidencial y le entregó el bastón de mando.

Posteriormente, pidió un minuto de silencio por los cuatro fallecidos durante las protestas y pidió a los militares pacificar al país.

Protestas violentas

Violentos choques se registraban este miércoles en el centro de La Paz entre manifestantes leales al expresidente Evo Morales y efectivos policiales y militares, que sacaron a las calles al menos una tanqueta, en el primer día del gobierno provisional de Bolivia.

Los choques se registraban a tres cuadras de la plaza Murillo donde en ese mismo momento la presidente interina, Janine Añez, posesionaba a su nuevo mando militar, constataron periodistas de la AFP.

Autojuramentación en el Senado

Previamente, la exsegunda vicepresidenta del Senado se autoproclamó presidenta interina de ese país, tras la apertura de la Asamblea Legislativa, a pesar de que la sesión de la Cámara baja donde se trataría el tema de la renuncia de Evo Morales fue suspendida por falta de quórum.

Aunque la bancada del MAS no asistió al Parlamento, ante la ausencia de garantías para ingresar a él debido a los bloqueos y presencia de grupos opositores en las adyacencias, Áñez afirmó: «Asumo de inmediato la presidencia de Bolivia prevista en el orden constitucional», declaró. Posteriormente, este organismo avaló la decisión.

«Se ha consumado el golpe más artero y nefasto de la historia. Una senadora de derecha golpista se autoproclama presidenta del senado y luego presidenta interina de Bolivia sin quórum legislativo, rodeada de un grupo de cómplices y apañada por las Fuerzas Armadas y la Policía, que reprimen al pueblo», escribió en su cuenta de Twitter el expresidente Evo Morales.

Tras la renuncia de Morales, también lo hizo el vicepresidente Álvaro García Linera, a quien le correspondía asumir el cargo, de acuerdo al artículo 169 de la Constitución boliviana; en la línea seguía la presidenta del Senado, Adriana Salvatierra, quien se sumó a las dimisiones.

«Denuncio ante la comunidad internacional que el acto de autoproclamación de una senadora como presidenta viola la CPE (constitución) de Bolivia y normas internas de la Asamblea Legislativa. Se consuma sobre la sangre de hermanos asesinados por fuerzas policiales y militares usadas para el golpe», escribió Morales en su cuenta de Twitter.

«Esta autoproclamación atenta contra los arts 161, 169 y 410 de la CPE (Constitución de Bolivia) que determinan la aprobación o rechazo de una renuncia presidencial, la sucesión constitucional sobre presidencias del Senado o Diputados y la Supremacía de la CPE. Bolivia sufre un asalto al poder del pueblo», detalló Morales en un tercer tuit.

Nueva moda en el continente

Sin cortapisas, la recién electa vicepresidenta argentina, Cristina Fernández, afirmó el miércoles que al parecer ahora en el continente hay una nueva moda donde los presidentes se autoproclaman, en clara referencia a lo que sucede en Bolivia.

‘Se ha instalado una nueva moda en Latinoamérica: parece que a los presidentes ya no los eligen los pueblos… Ahora, se autoproclaman con gran patrocinio mediático e inmediato reconocimiento de ya sabemos quién’, escribió en su cuenta oficial en twitter la dos veces mandataria de esta nación.

Fernández agregó que lo curioso ‘es que dicen hacerlo en nombre de la democracia’.

Con este mensaje la líder política se refirió a lo vivido la víspera en Bolivia tras el golpe de estado al presidente Evo Morales y de alguna manera también al autoproclamado presidente interino de Venezuela Juan Guaidó.

Es una parodia

El gobierno de Venezuela rechazó el miércoles la «autoproclamación» de la senadora de derecha, Jeanine Áñez, como presidenta interina de Bolivia, al considerarla una «parodia» para legitimar un «golpe de Estado».

«Venezuela expresa su firme rechazo a la parodia representada ayer (martes) en la Asamblea Legislativa boliviana, que derivó en la ilegal autoproclamación de una parlamentaria como supuesta Jefa de Estado», indicó un comunicado difundido por el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Con el acto, añade el texto difundido por la administración del mandatario Nicolás Maduro, «se ha pretendido» dar «legitimidad a la deposición forzosa del legítimo presidente de Bolivia» Evo Morales.

Gobiernos de derecha reconocen a la autoproclamada

En afán de dar legitimidad a su presidencia, Añez citó el artículo 170 de la Constitución que prevé que son causales de cesación en el desempeño de la función del presidente la muerte, la renuncia, la ausencia o impedimento definitivo y otros.

Tarde en la noche, la nueva presidenta de la nación andina fue reconocida en su cargo por Estados Unidos y Brasil, una combinación de países que presuntamente estuvieron involucrados directa o indirectamente en el golpe, según denuncias aparecidas en medios de prensa.

Añez negó que existiera un golpe de Estado y en una entrevista anoche a CNN acentuó que ‘lo que ha sucedido es una sucesión’ y que ella está ‘ocupando el puesto que le corresponde’.

En ese sentido, tras una reunión con el mando militar, fue reconocida como presidenta de Bolivia.

Quien es Añez Chávez

Áñez, de 52 años, es una senadora opositora, abogada y exdirectora del medio de comunicación Totalvisión. Fue electa para el Senado en 2010 por el partido del Plan Progreso para Bolivia-Convergencia Nacional (PPB-CN), en representación de Beni.

Durante su último periodo, ingresaría también a la Asamblea como representante de Beni por Unión Demócrata.

Sin embargo, su pasado en redes sociales no ha estado exento de polémica. En 2013, publicó una serie de tweets en los que desprecia con comentarios racistas y satánicos a miembros de las comunidades indígenas.

Otra controversia ocurriría también por la actividad en redes de la funcionaria. En 2017, se burló de la actual vicepresidenta argentina y expresidenta de la nación, Cristina Fernández, debido a sus causas judiciales.

Ver también

Políticos de EEUU deben dejar de jugar con fuego en cuestión de Taiwan

BEIJING/Xinhua Menos de dos semanas después de la visita furtiva de la presidenta de la Cámara …