web analytics
Página de inicio » Suplemento Deportivo » INDES no pudo abortar la hambruna que el COES adujo no conocer

INDES no pudo abortar la hambruna que el COES adujo no conocer

Por: Rolando Alvarenga

Indigerible e inaceptable resulta que en el país los diputados reciban un jugoso bono económico de cuatro cifras a medio año, pero el INDES no tenga recursos monetarios para alimentar a los atletas de alto rendimiento que están becados y alojados en la Villa Centroamericana, de Ayutuxtepeque.

Deportistas de varias disciplinas están ahí afinando su preparación con miras a los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018, que inician el jueves.

Sin duda, una lamentable situación que lleva varios días y que el INDES trató de aliviar diciéndole a las federaciones que le den de comer a sus atletas y que ellos luego les reintegrarán lo invertido.

Sin embargo, como la mayoría de federaciones no tienen ni en qué caerse muertas, la crisis se ha vuelto caótica y los atletas están pagando los platos rotos por algo que no es problema de ellos.

Prácticamente, los deportistas han comido salteado por fe y por milagro, mientras el personal del INDES no ha tenido problema para su alimentación.

¡Pero asómbrese usted! Sí el INDES no pudo maniobrar para evitar esta humillante y censurable situación, peor es el caso del COES que, por estar en los preparativos del próximo tour a Barranquilla, ni cuenta se había dado sobre la hambruna de muchos atletas que llevará a territorio cafetero.

Es que es el colmo de los colmos que, a pocos días de tomar el crucero rumbo a tierras colombianas, los ejecutivos olímpicos no se hayan dado cuenta de que el contingente del éxodo deportivo está aguantando hambre.

Y así, ¿cómo pretenden que estos atletas mal comidos vayan a poner la cara por la patria? Por ejemplo, Julio Salamanca, máximo referente de Levantamiento de Pesas, de dónde sacará fuerzas para levantar el peso suficiente y ganar una medalla de oro, plata o bronce. Y qué condición física van a tener los atletas de deportes de contacto a la hora de los “quiubos”.

Pobres chicos y chicas, ¿con qué cara van a querer saludar la patria orgullosos? ¡Qué vergüenza!

*Los conceptos vertidos en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quien los presenta.

Ver también

La misma película

Santiago Leiva @DiarioCoLatino Las finales Alianza-Santa Tecla parecen una serie de Netflix. Elefantes y pericos, …

A %d blogueros les gusta esto: