Página de inicio » Nacionales » Gobierno de El Salvador desmiente construcción de biblioteca con fondos públicos
Así se verá la nueva biblioteca que actualmente se construye en el centro de la ciudad; su diseño ha tomado en cuenta el entorno, iluminación natural, urbanismo y la experiencia del país. Foto: Diario Co Latino / Cortesía.

Gobierno de El Salvador desmiente construcción de biblioteca con fondos públicos

Montevideo (Mesa América)/Sputnik

El Gobierno de El Salvador insistió este jueves que la construcción de la nueva Biblioteca Nacional se realiza con los fondos de cooperación no reembolsables donados por China y no con financiamiento institucional, como denuncia una reciente investigación periodística.

“El Ministerio de Cultura desmiente la información falsa publicada este día en un medio de comunicación sobre el desembolso de fondos institucionales para la compra de terrenos adyacentes al antiguo edificio de la Biblioteca Nacional, para el asentamiento del nuevo inmueble”, afirmó la institución en la red social Twitter.

La administración del presidente Nayib Bukele respondió así a una publicación del diario La Prensa Gráfica, que presentó presuntas evidencias de que el Ministerio de Cultura erogó casi 3,4 millones de dólares para comprar varios terrenos aledaños al espacio donde es erigida, en total reserva, la nueva Biblioteca.

“El proyecto de infraestructura se ejecuta en su totalidad a partir de fondos de cooperación no reembolsables donados por la República Popular China al Gobierno de El Salvador”, recalcó el ministerio que compartió una nota emitida por la embajada de Pekín en San Salvador, que también desmiente la primicia de La Prensa Gráfica.

El supuesto hallazgo del referido medio refuta la promesa hecha por Bukele al anunciar la construcción, en 2021, cuando afirmó que la obra era un regalo de China y que no le costaría un centavo al Estado salvadoreño.

Según los datos públicos del Centro Nacional de Registros y el reporte de ejecución presupuestaria del Ministerio de Cultura, consultados por La Prensa Gráfica, el proyecto sí tuvo un costo para el Estado en cuanto a la obtención de los terrenos donde se asentará la edificación.

Esta empresa generó polémica porque derivó en la demolición de varios edificios patrimoniales en el Centro Histórico de San Salvador y por la presencia de especialistas de nacionalidad china en una construcción que avanza rodeada de un muro de ladrillos, que impide el acceso o la vista.

Ver también

CIDH elige su nueva Junta Directiva para año 2024

Gloria Silvia Orellana @Redacción DiarioCoLatino La Comisionada Roberta Clarke, de Barbados, ocupará la presidencia de …