web analytics
Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Fernando Llort: árbol de luz. Brevísima reseña en el 72 aniversario de su natalicio

Fernando Llort: árbol de luz. Brevísima reseña en el 72 aniversario de su natalicio

Brevísima reseña en el 72 aniversario de su natalicio
FERNANDO LLORT: ÁRBOL DE LUZ
Por: Tania Primavera /[email protected]
En su búsqueda personal. Un joven amante del sonido de los bosques  fusiona su arte para entregarlo. Descubre un legado en semillas de copinol  y maderas de pino entre las alturas de La Palma.
Es Fernando Llort, quien nació en San Salvador el 7 de abril de 1949, es el tercero de los seis hijos de  Baltasar Llort y Victoria Choussy. Enraizado su arte, en las formas precolombinas y los elementos étnicos, también es abierto a otras corrientes como el modernismo y el pop art.
El niño comenzó a formarse como dibujante, entre los árboles y las montañas. Sus recuerdos más antiguos son esos viajes al pueblito de La Palma, con sus padres. Sin imaginar que marcarían su vida. Estudió en el Liceo Salvadoreño, y en 1964  tomó clases de cerámica con César Sermeño. De 1966  a 1969, comenzó a pintar mientras estudiaba en Francia. También estudió artes en Estados Unidos y teología en Bélgica.
Entre 1969 y 1970,  realiza exposiciones en la Galería Forma, Sala Nacional de Exposiciones y Galería El Bigote Rosado. Es en 1970, que regresa definitivamente a El Salvador y forma parte del grupo musical con tendencia hippie “La banda del sol”, en la que participó junto a Manuel Martínez Daglio, Max Martínez, Carlos Aragón, Ricardo Archer, Alejandro Bella Battle, y otros.  Una de las canciones más conocidas es “El Planeta de Los Cerdos” y “Despertar con la luz del amor”.
En 1972, el joven Fernando Llort, se instaló en La Palma, en el norte del país. Zona rodeada de montañas, y muchos árboles, entre los que predomina el pino y el copinol.
Comparte una casa de adobe, convertida en “comuna” con varios amigos artistas, entre ellos Oscar Soles, Ricardo Aguilar «Humano», y otros, también atraídos por el campo y eran hippies. Posteriormente cada quien crea pequeñas galerías allí. Lo cual continúa dándole ese toque especial al pueblo.
En La Palma el artista contrajo matrimonio con Estela Chacón, con quien procrearon a Juan Pablo, María José y Fernando. Fundó el Centro de Desarrollo Integral,  así como el taller cooperativa “La Semilla de Dios”,  este impulso cultural y artístico, daría lugar al llamado estilo palmeño. Para 1979 la familia debió trasladarse a México. Pero a los seis meses regresó a El Salvador. En 1980 Elabora un mural de 30 metros en el Hotel Presidente Hyatt. La obra fue destruida en una remodelación.
En 1981,  abre las puertas del centro cultural  “El Árbol de Dios”, en la colonia La Mascota, de San Salvador.  Prosiguió con su labor de enseñanza, los artesanos venían desde La Palma  a entrenarse.
Con motivo de la visita del Papa Juan Pablo II, en 1983, en plena guerra civil, le fue encargada la decoración del templete para la misa pontificia y el diseño de la estola Papal para la ceremonia. En 1985 trabaja en la decoración de la Capilla Monseñor Romero en la UCA, en San Salvador.
En 1999,  se inaugura la remodelación de catedral metropolitana con el mural de Llort “Armonía de mi pueblo”, en la fachada principal. Sin embargo, en 2011 el mural fue destruido.  En el año 2003  recibe distinción honorífica de Hijo Meritísimo de El Salvador por parte de la Asamblea Legislativa.
En agosto de 2012, la Secretaría de Cultura le dedica una exposición retrospectiva de su vida como artista en la Sala Nacional de Exposiciones “Salarrué”.  En noviembre de ese año, la Alcaldía de San Salvador inauguró el mural «Abrazo fraterno» en el monumento “Bienvenido a Casa”.
Desde 1968, ha realizado diversas exposiciones individuales y colectivas en Francia, Estados Unidos, México, Guatemala, Canadá, Japón, Alemania, Ecuador, entre otros.
Desde 2013, hay un pedacito de El Salvador en Londres, pues en la Catedral católica de San Jorge, fue colocada una cruz de cuatro metros de altura creación del artista, en honor a Monseñor Romero y con motivos palmeños.
El gobierno le otorga el  Premio Nacional de Cultura, en 2013. En octubre de 2019 la Asamblea Legislativa le entrega la Orden al Mérito 5 de Noviembre 1811, Próceres de la Independencia Patria” post mortem.
Fernando Llort, murió a los 69 años en San Salvador el 10 de agosto de 2018. Su obra vive en La Palma donde tu cuerpo reposa, pero también en las casas, en la gente, en los árboles, los pájaros que tanto amo plasmar, se quedó para siempre en la identidad y la memoria de El Salvador.

Ver también

Ayuda (cómic por Ariel Elías)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.