web analytics
Página de inicio » Opiniones » Ex guerrilleros ganan en Irlanda del Norte y hacen temblar al Brexit

Ex guerrilleros ganan en Irlanda del Norte y hacen temblar al Brexit

Isaac Bigio.
Politólogo, economista e historiador

Para el Reino Unido y para la OTAN, la organización que ambos tildaban de «terrorista» y que fuese la más peligrosa que ambos tuvieron en su interior, llegó a ser la del IRA (Ejército Republicano Irlandés). El jueves 5 de mayo, el antiguo brazo político de esta, Sinn Féin (SF) por primera vez, quedó primero en las elecciones a la asamblea de Irlanda del Norte. Este mismo partido republicano, que se formó para combatir al «imperialismo británico», es el que había quedado primero,  también por primera vez, en las últimas elecciones generales de la República de Irlanda, las cuales se dieron el 8 de febrero del 2020.

De haber sido considerado el principal enemigo interno de la mayor alianza militar de la historia, el republicanismo radical, que lucha por la reunificación de Irlanda, se ha convertido en el partido más grande e influyente en ambos territorios de esa isla. La Unión Europea (UE), en vez de rechazarle, puede verle con cierta simpatía, pues se trata del principal movimiento que pudiese hacer que uno de los 4 países que conforman al Reino Unido pudiese retornar a su bloque continental.

El avance del SF es un shock para el Brexit. Gracias a la ruptura con la Unión Europea se ha producido una fuerte crisis en Irlanda del Norte. A fin de mantener los acuerdos de paz de 1998, Londres ha aceptado que esta sea su única región que permanece en la unión aduanera y el mercado común europeos, con lo que ha dividido a la comunidad unionista y ha fortalecido a los nacionalistas (como los del SF) que piden que toda la isla vuelva a reunificarse.

La propia UE ha dicho que aceptaría gustosa que el norte se reunifique con la República de Irlanda, así como hace un tercio de siglo recibieron muy bien a la Alemania oriental cuando fue anexada a la occidental.

Irlanda del Norte

Esta provincia (la cual ocupa una parte del antiguo Ulster) siempre fue dominada por unionistas, monárquicos y protestantes desde que en 1921 fue creada. Entonces, los 6 condados del noreste fueron separados del resto para generar un ente donde hubiese una leve mayoría unionista y protestante y pudiesen mantenerse en el Reino Unido. Los 26 condados restantes eventualmente acabarían originando la República de Irlanda.

SF es el partido que en las pascuas de 1916 organizó la insurrección armada separatista de Dublín, la misma que fue suprimida ferozmente por la monarquía británica. En 1918, SF ganó en la inmensa mayoría de los distritos de Irlanda durante las elecciones generales. En vez de mandar sus parlamentarios electos a Londres, los reunió en Dublín, donde proclamó la independencia del país.

SF y el IRA tuvieron varias escisiones, hasta que a fines de los sesentas reaparecieron en el norte, tratando de capitalizar el descontento de un 40% de sus habitantes que, por ser católicos y de origen celta, se sentían como ciudadanos de segunda clase.

Los atentados del IRA

Durante unas 3 décadas (desde finales de los sesentas hasta fines de los noventas), Irlanda del Norte fue escenario de una guerra interna que produjo unas 50 mil bajas (de ellos 3,500 muertos), lo cual es bastante para una población de 1,8 millones de habitantes.

En ese conflicto se levantaron varios grupos armados nacionalistas que llamaban a defender a la minoría católica y nativa frente a la discriminación que sufrían por parte de la monarquía británica, de sus instituciones y de los unionistas protestantes. El principal de ellos fue el IRA. Por su parte, se crearon diversos grupos paramilitares lealistas que atacaban comunidades nacionalistas. El ejército británico y los carabineros nor-irlandeses, a quienes los republicanos calificaban como «fuerzas de ocupación», no pudieron derrotar militarmente al IRA, por lo cual tuvieron que sentarse a negociar.

El IRA, no solamente hacía acciones contra blancos militares, sino que también llegó a matar a muchos civiles (incluyendo en bares y un gran centro comercial en Birmingham). El 27 de agosto de 1979 hicieron explotar el bote de pesca de Lord Luis Monbatten, quien antes fue el virrey de todo el subcontinente indio y luego comandante en jefe del Estado mayor de defensa británico. El tío y mentor del Príncipe Carlos, futuro rey británico, murió junto a otras personas, incluyendo 2 menores de edad.

Luego de asesinar a uno de los personajes claves de la realeza británica, quisieron hacer lo mismo con la Primera Ministra Margaret Thatcher. El 12 de octubre 1984 el IRA hizo explotar el hotel en Brighton, donde ella se encontraba junto con su marido como parte de la conferencia anual conservadora.

Sin quererlo, fui testigo del más devastador ataque terrorista que haya sufrido Occidente antes del 11/9/2001 en Nueva York. El 24 de abril de 1993, el IRA detonó un camión bomba en Bishopgate por el centro financiero de Londres. Entonces me encontraba en la ribera opuesta del río Támesis, donde tras un estrepitoso sonido salió una gran humareda. Al pasar por allí se veían cuadras enteras con edificios y vidrios rotos. Se calcula que hubo 500 toneladas de estos y que se destruyeron unos 140,000 m² de espacio de oficinas.

El modo de accionar del IRA era similar al de la ETA vasca. Además de hacer operativos militares, trabajan con una organización electoral a fin de ir logrando puestos en los municipios o parlamentos. El SF era el partido legal vinculado a la ETA. Este nunca ha querido posesionarse en los curules que gana en las elecciones al parlamento británico, pues, aducen, no quieren reconocer a la corona ni a que son una dependencia de Londres. En los noventas, la BBC o cualquier otro canal de TV estaban prohibidos de transmitir la voz de cualquier integrante del Sinn Féin.

En las pascuas de 1998 se dio un acuerdo de paz en el cual el IRA aceptó autodesarmarse, mientras que Londres devolvió a Belfast una asamblea autónoma en el cual debería haber un gobierno en el cual sus 2 cabezas estuvieran repartidas, entre el partido mayoritario en la comunidad unionista y otro en la nacionalista.

Irlanda del Norte

Inicialmente, los moderados comandaban ambas comunidades (el UUP, Partido Unionista del Ulster, a los lealistas; y el SDLP, Partido Social Demócrata y Laborista, a los nacionalistas). Sin embargo, las dos alas más radicales de ambas comunidades terminaron desplazando a los más conciliadores. El DUP (Partido Unionista Democrático del reverendo Ian Paisley, quien llegó a calificar al Papa como el anticristo y a negarse a dialogar con los republicanos) pasó a detentar el cargo de ministro principal y el SF el de vicepremier.

El SF primero desplazó en el campo republicano a los socialdemócratas para ocupar esa representación y ahora acaba de superar al DUP en número de votos, con lo cual se convierte en el partido dominante.

En las elecciones del 5 de mayo para la Asamblea de Irlanda del Norte, SF se convirtió en el primer partido en superar los 250,000 votos en dicha región. Sacó el primer lugar con el 29% de los sufragios, mientras que el DUP cayó 6.7 puntos hasta reducirse al 21.3%. En tercer puesto quedó, por primera vez, el Partido de la Alianza (liberales de origen unionista que buscan crear un partido inter-comunitario y no sectario) con el 13.5%. Luego siguieron el UUP con el 12.9%, el SDLP el 11.9%, el TUV (Voz Tradicional Unionista, los más intransigentes) triplicó su votación y obtuvo el 7.6%, y finalmente los trotskistas de Pueblo antes que Ganancias con el 1.2%.

Un tema central en el debate fue la cuestión del tratado comercial con la Unión Europea (UE). A fin de mantener los acuerdos de paz de 1998, que condicionan a un libre tránsito de personas y mercancías entre las dos Irlandas, el Reino Unido tuvo que aceptar que la frontera comercial con la UE pasara dentro de su territorio, haciendo que Irlanda del Norte quedase dentro del mercado común europeo y que los controles de productos se dieran en el mar que separa a las islas de Irlanda con la de Gran Bretanha.

Esto último ha sido muy criticado dentro de los unionistas, quienes perciben que así se debilitan sus lazos con el Reino Unido. Los partidos tradicionales del unionismo (como DUP y UUP) se han desinflado haciendo que, por un lado, crezcan a sus expensas los que piden romper el acuerdo de paz de 1998 (TUV) y los que llaman a una mayor conciliación con la minoría católica (Alianza).

¿SF al poder?

La posibilidad de que SF llegue al poder no es fácil. En las elecciones generales de febrero 2020, SF ganó en la República de Irlanda con el 24.5% de los votos, pero los otros 3 grandes partidos (conservador, liberal y verde) se unieron para hacer un gobierno de coalición. Ahora que SF ha ganado en el norte, no le va a ser fácil al DUP aceptar cogobernar como socio minoritario, sobre todo tras haber llamado a boicotear los controles de productos en el mar que se para a las islas británica e irlandesa.

SF plantea un referéndum para reunificar la isla y salirse de UK. Por el momento, la mayoría que el SF tiene en las 2 Irlandas, es inferior al 30% de los votos, y este no sería tan factible de hacerse pronto. Sin embargo, su crecimiento es una directa consecuencia del rechazo mayoritario que en esta provincia tiene el Brexit.

Las elecciones del 5 de mayo han sido un duro golpe contra Boris Johnson, el actual Primer Ministro, quien siempre ha ganado todo proceso electoral que haya liderado. Al mismo tiempo que en el norte de Irlanda hubo elecciones para su asamblea, en la isla de Gran Bretaña se dieron comicios municipales, y en estos los conservadores apenas sacaron un 30% de los votos (una caída de casi 14 puntos frente a la anterior victoria de Johnson en las elecciones generales) y perdieron 487 concejales.

La caída de Johnson se debe a una combinación al rechazo a las alzas de precios con un descrédito a su figura tras haberse convertido en el primer mandatario en haber sido multado por la policía por violar la ley.

El ascenso de SF va a alentar a la Izquierda Unida de Europa, la misma que solamente ha llegado a gobernar en los países de lengua helena en Grecia y Chipre, así como al exguerrillero Gustavo Petro de cara a las presidenciales colombianas.

Ver también

La verdadera realidad del país

César Villalona 1 de junio de 2022 El presidente Bukele y sus ministros prometen grandes …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.