web analytics
Página de inicio » Editorial » En caso Saca… lo judicial es lo de menos

En caso Saca… lo judicial es lo de menos

Cuando la Fiscalía General de la República inició el proceso en contra del expresidente Elías Antonio Saca y de solo tres de sus funcionarios más cercanos, denominó el caso como “Destape a la corrupción”, y para que el ciudadano se sorprendiera y diera aplausos uno de los entes del ministerio público dijo que el exmandatario habría desviado 300 millones de dólares de la partida secreta.

Inmediatamente se comenzaron a publicar fotos de la mansión, casi castillo, que el señor Saca mandó a construir como expresidente de la República y como un “exitoso empresario”, pero la Fiscalía dice que lo construyó con fondos de la partida secreta.

Para la Fiscalía era suficiente mostrar esa suntuosa propiedad, con lo que “comprobaba” ante la opinión pública el derroche de los 300 millones de dólares que extrajo de la partida secreta, y con ello lograr los aplausos y la indignación de la ciudadanía.

Pero una cosa es el manejo del morbo ciudadano a través de los medios, es decir, el show mediático, y otra cosa es demostrar las evidencias en un juicio, en este caso la vista pública.

Por eso es que creemos que la Fiscalía optó por negociar con los acusados un juicio abreviado, que si bien es cierto es de ley, porque no se podía dar el lujo de verse derrotada en un juicio largo, donde seguramente iban a salir nombres manchados o salpicados en este mediático y judicial caso.

Ni al partido ARENA ni a la derecha en general le convenía que el caso se extendiera, sobre todo porque vienen las elecciones, y lo mejor era llegar a un arreglo con Saca y sus funcionarios compañeros de prisión.

Claro, el escándalo y el asombro en la ciudadanía, por el arreglo, ha sido grande, pues, no es posible que la Fiscalía acuse a Saca de “robarse” 300 millones de dólares de las arcas del Estado, y ahora resulta que los reos se declaran culpables y que la cifra que el Estado podría recuperar con algunos de los bienes de Saca ronde los 25 o 30 millones de dólares.

Estábamos convencidos que cuando la Fiscalía hablaba de la malversación de los 300 millones de dólares de la partida secreta que manejó el gobierno de Saca, al final iba a terminar, como se decía popularmente, en “un churro”, y así ha quedado evidenciado cuando se anuncia el arreglo entre la Fiscalía y los procesados. Y es que al final lo que cuenta para la Fiscalía es el juicio mediático, lo judicial es lo de menos.

Ver también

La rumorología puede ser peligrosa

Las cúpulas de los partidos GANA y Nuevas Ideas, o algunos miembros de estas, incitaron …

A %d blogueros les gusta esto: