web analytics
Página de inicio » Opiniones » El resultado electoral y el nuevo rol del FMLN

El resultado electoral y el nuevo rol del FMLN

Licenciada Norma Guevara de Ramirios

El pasado 3 de febrero la ciudadanía se pronunció y escogió a los candidatos de GANA: Nayib Bukele y Félix Ulloa. En las primeras horas y en la medida que se conocían los resultados, Hugo Martínez y Karina Sosa reconocieron el resultado; agradecieron a la militancia del FMLN, al ejercito político electoral, a todos los que apoyaron en la campaña y a quienes creyeron y votaron por el FMLN.

Hugo y Karina, desde ese momento, señalaron que “estaremos atentos para defender los programas sociales que en los dos mandatos presidenciales, dados por el pueblo al FMLN, se han desarrollado”.

La comisión política ha emitido dos pronunciamientos, el 4 y 6 de febrero, respectivamente, y se destaca de ellos: el reconocimiento de los resultados, el agradecimiento a la ciudadanía, a quienes votaron por el FMLN (389,289 personas), a la militancia, simpatizantes, amigos y aliados que acompañaron la campaña, al ejercito político electoral que facilitaron el sufragio y el escrutinio en los 1595 centros de votación y el exterior.

La comisión política reconoce el papel de las Instituciones que hicieron posible un proceso ordenado, a pesar de la campaña acusatoria que se realizó justamente por los que ganaron la elección.

Se anunció un proceso de evaluación de los resultados junto a la militancia y sobre todo, se asume la responsabilidad por los resultados; se anuncia el adelanto de las elecciones internas de autoridades del partido para el primer semestre del presente año y la importancia de hacer un análisis de la nueva realidad, que nos permita actuar como una fuerza política de oposición, leal al pueblo, coherente, con principios y valores, con la visión de país y en orientación dentro de la justicia social.

El FMLN deja claro que estará vigilante de que no se retroceda en todas las conquistas sociales y políticas, y especialmente en contra de la Constitución, las privatizaciones y despidos de trabajadores.

Como una contribución a ese proceso de adecuación del partido a las nuevas circunstancias, la comisión política informó que así como se trazó en el pasado una política de mayor participación de las mujeres, se promoverá una mayor participación de jóvenes en este proceso; y anunció que ha solicitado a un conjunto de miembros de este organismo, no postularse a ninguna responsabilidad de elección interna.

Los y las dirigentes a quienes se les solicita no postularse en el proceso que se realizará son: Medardo González, Norma Guevara, José Luis Merino, Zoila Quijada, Sigfrido Reyes, Lorena Peña, Santiago Flores, Manuel Melgar, Nidia Díaz, Lourdes Palacios, Gerson Martínez, Oscar Ortiz y Salvador Sánchez Cerén.

Este adelanto de elecciones internas, afirma la CP, permitirá preparar mejor al FMLN para las próximas batallas.

Sin lugar a dudas, ese balance ha iniciado y seguirá desarrollándose, va al encuentro de un sentimiento de la militancia y de miles de salvadoreños que saben que el papel del FMLN es el de impulsar transformaciones orientadas al bien común, a la justicia y a la libertad; algo que es, ha sido y seguirá siendo la razón de una organización revolucionaria de profundas raíces en el pueblo.

El ajuste a las nuevas circunstancias es una obligación de todas las fuerzas políticas, el partido que ganó la presidencia, Gana, no se exime de esta responsabilidad, tienen derecho a celebrar, pero están obligados a  respetar al pueblo, a las Instituciones.

La institucionalidad del FMLN es fuerte, la voluntad y capacidad de lucha está fuera de discusión y este proceso permitirá su fortalecimiento, político, ideológico y organizativo. Es lógico que existan intereses de destruir su naturaleza de parte de adversarios; pero esos embates en los que abunda la calumnia, es algo que pone a prueba la consistencia de militantes y cuadros formados en la adversidad.

Ser oposición política implica mayores desafíos de lealtad y profunda relación con el pueblo; conocimiento y valoración correcta de los beneficios que a nuestra Nación y a la democracia han representado todos y cada uno de los logros alcanzados, desde el momento en que conquistamos la paz y con ella, las reformas políticas, así como los sucesivos cambios en la gestión local y la legislación y más recientemente, de las políticas sociales y políticas que afirman derechos a cada sector de nuestra sociedad. Contra esos logros deberá medirse la futura gestión de Gana a partir del 1 de junio próximo.

Unidad y cohesión de partido y del partido con el pueblo serán para ello fundamentales y merecen por eso la más alta entrega en la redefinición de nuestro papel, a partir de los resultados electorales del 3 de febrero.

Ver también

El beso del escorpión (1)

René Martínez Pineda Escuela de Ciencias Sociales, UES La finca de café “Los Andes” –abandonada …

A %d blogueros les gusta esto: