web analytics
Página de inicio » Internacionales » El mundo le dice NO al bloqueo contra Cuba y a las enmiendas de Trump

El mundo le dice NO al bloqueo contra Cuba y a las enmiendas de Trump

Naciones Unidas / PL / AFP / Granma

La Asamblea General de la ONU adoptó el jueves, con el apoyo de 189 de sus miembros, una nueva resolución que reclama el fin del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba, y rechazó el intento de los Estados Unidos de criticar el “historial” de derechos humanos de la isla.

Solo Estados Unidos e Israel votaron en contra del levantamiento del bloqueo, y no hubo ninguna abstención.

Las ocho enmiendas presentadas por Estados Unidos con un llamado a Cuba a poner fin a las restricciones de la libertad de expresión y reunión, a la persecución de disidentes y la liberación de presos políticos no recogieron el apoyo requerido.

Solo fueron apoyadas por Estados Unidos, Israel y Ucrania, y una por Islas Marshall. Más de 65 países, incluidos los de la Unión Europea, se abstuvieron y más de 110 las rechazaron.

Por vigesimoséptima ocasión consecutiva desde 1992, la comunidad internacional demanda de manera categórica en el principal órgano deliberativo de las Naciones Unidas el levantamiento del cerco aplicado por Washington a la isla durante más de medio siglo.

La votación de este año estuvo marcada por las presiones de Estados Unidos para desacreditar a Cuba, al presentar ocho proyectos de enmiendas que solo obstaculizaron y alargaron el proceso y no tuvieron el respaldo de los países miembros de la ONU.

En las sesiones de hoy y la víspera, diplomáticos de varios países, a nombre de organizaciones globales y regionales o en su capacidad nacional, abogaron por el cese del bloqueo y criticaron su impacto en el desarrollo socio-económico de la isla.

También coincidieron en que el bloqueo es una violación de los derechos humanos de todo el pueblo cubano y entorpece las relaciones del país caribeño con el resto del mundo.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, denunció que el Gobierno de Estados Unidos manipula y politiza vulgarmente el deseo universal de garantizar los derechos humanos a todas las personas y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Así lo ha hecho al presentar enmiendas a la resolución ‘Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba’, señaló.

Cuba está dispuesta a hablar sobre derechos humanos y desarrollo sostenible en cualquier órgano, momento y bajo cualquier tema pertinente de la agenda, y alienta el diálogo y la cooperación en esas cuestiones, dijo el canciller.

Pero el Gobierno de los Estados Unidos no tiene la menor autoridad moral para criticar mi país ni a nadie en materia de derechos humanos, añadió.

Este año, la representación norteña presentó ocho enmiendas que debieron ser sometidas a votación en la Asamblea General de la ONU, pero todas recibieron el rechazo de la mayoría de la comunidad internacional.

Canciller de Cuba, Bruno Rodríguez

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, las describió como “una artimaña deshonesta” para “crear confusión, abusar del tiempo y producir cansancio” en un largo discurso ante la Asamblea. A raíz de las enmiendas, la votación debió ser aplazada de miércoles a jueves.

“El gobierno de Estados Unidos no tiene la menor autoridad para criticar a Cuba o a nadie en temas de derechos humanos”, dijo el canciller, quien afirmó que el bloqueo causa a Cuba “incalculables daños humanos” y representa “un genocidio”.

Rodríguez dijo que desde que el presidente estadounidense John F. Kennedy impuso el embargo en febrero de 1962, menos de un año después de que Fidel Castro declarase el carácter socialista de la revolución cubana, éste ha provocado perjuicios a la isla por más de 134.499 millones de dólares al cambio actual.

– “10 derrotas en una” –

Desde Rusia, donde se encuentra de gira, el presidente cubano Miguel Díaz-Canel celebró la victoria.

“Sufren los Estados Unidos 10 derrotas en una. Los pueblos del mundo votaron por Cuba porque saben que nuestra causa es verdaderamente justa. A Cuba se respeta. Por Fidel y Raúl por la Revolución y por el pueblo cubano #NoMásBloqueo”, tuiteó.

El año pasado, la resolución de condena al embargo estadounidense fue apoyada por 191 votos contra dos, los de Estados Unidos e Israel.

En 2016, por primera y única vez, Estados Unidos se abstuvo de votar contra la resolución en un contexto de acercamiento bilateral del gobierno de Barack Obama hacia la isla tras más de medio siglo de enemistad entre Washington y La Habana, que incluyó la reapertura de embajadas en ambas capitales en 2015.

Pero desde la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump en 2017, las relaciones entre ambos países son tensas y las respectivas embajadas funcionan al mínimo.

La ONU fue así otra vez escena de las crecientes tensiones entre Cuba y Estados Unidos.

Hace dos semanas, con gritos y golpeando escritorios con puñetazos y gruesos libros, una quincena de diplomáticos cubanos boicotearon una sesión convocada por Estados Unidos para exponer la situación de unos 130 presos políticos en la isla.

Granmma: derrota diplomática de Washington

«No hay peor ciego que el que no quiere ver», reza un refrán muy popular entre los cubanos, el cual se aplica a pie juntillas al presidente estadounidense Donald Trump, quien desde que tomó posesión del cargo el 20 de enero de 2017 ha hecho lo posible y lo imposible por desconocer la realidad de una Cuba independiente y soberana, y destruir a su Revolución, señala el periódico de Cuba, Granma.

No le bastó a Trump firmar el 16 de junio del pasado año el memorando que suprimió de forma unilateral la mayoría de los avances durante el mandato de su antecesor Barack Obama y derogar la directiva presidencial emitida por el gobierno anterior para la normalización de las relaciones bilaterales e instaurar una nueva con objetivos subversivos y desestabilizadores, que satisfacen los más bajos instintos de la reducida extrema derecha cubanoamericana de Miami.

No les bastó a las autoridades norteamericana inventar la insostenible patraña de los ataques acústicos contra diplomáticos estadounidenses en La Habana para retrotraer aún más los nexos bilaterales, tratar de dañar la imagen del país y el auge de su industria turística.

La comunidad internacional ha visto decepcionada cómo el régimen de Donald Trump ha reforzado las principales direcciones de esta guerra económica contra Cuba, manifestadas en mayores sanciones económicas y persecución a la actividad empresarial y a las transacciones financieras internacionales de la Isla, dañando las relaciones con terceras naciones y la cooperación mundial.

Sin embargo, la Asamblea General de las Naciones Unidas le propinó este primero de noviembre una dura derrota diplomática a Washington al no aprobar sus ocho enmiendas anticubanas a la resolución «Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba, diseñadas a todas luces para romper el abrumador consenso mundial, y exigirle además la eliminación de la unilateral medida coercitiva, una reliquia de la Guerra Fría.

Desde hace 27 años consecutivos, a partir de 1992, la Asamblea General de las Naciones Unidas ha aprobado con creciente mayoría la resolución cubana contra el bloqueo.

Los cubanos no somos un pueblo ingenuo y sabemos que a la administración Trump no le importa hacer el ridículo, quedar aislado y mucho menos acatar la exigencia de la Asamblea General. Pero aun así la votación de este jueves se erige en un fuerte castigo moral a tan inhumano proceder contra una pequeña nación que lucha a brazo partido por preservar su soberanía e independencia.

Cuba se mantiene firme en la denuncia internacional de este comportamiento incivilizado y cuenta para ello con la inmensa mayoría de la Humanidad. El muro del bloqueo finalmente caerá más temprano que tarde.

Ver también

Caravana de migrantes acelera su avance y empieza a llegar a Tijuana

Tijuana / Ciudad de México / PL / AFP Miles de migrantes centroamericanos apresuraban el …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: