web analytics
domingo , 22 octubre 2017
Inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Don Alfredito Martínez Moreno un joven entre nosotros
Don Alfredito Martínez Moreno un joven entre nosotros

Don Alfredito Martínez Moreno un joven entre nosotros

Caralvá

Fundador

Suplemento Tres mil

 

Algunas charlas son inolvidables, viagra más aún cuando éstas cobran vida y permanecen sin tiempo, son perlas que las personas llevan en sus almas recordando ese encuentro en ocasiones insospechado, como las breves tertulias de don Alfredito; este muchacho parece poseer la fuente de la eterna juventud, no es para menos, tiene el don de la palabra. Cuando evoco su condición juvenil es porque no tiene ningún reparo en reunirse en un café y celebrar los pequeños logros de aspirantes a escritores como nosotros; en realidad celebrar la publicación de un libro es un acontecimiento extraordinario en nuestra nación, por ello con mucho agrado recibo su libro: Figuras universales, publicado por la DPI, diciembre 2015; no exagero al citar su eterna juventud porque recuerdo aquellas palabras de Andrei Gromiko: “La paz, en sus múltiples manifestaciones, es una condición de eterna juventud en la búsqueda de la verdad, opuesta a la maldad y opresión”, esas cualidades le pertenecen.

El prólogo es rubricado por David Escobar Galindo: “Hace ya mucho tiempo que esperábamos este libro del doctor Alfredo Martínez Moreno, cuya labor doctrinal, docente y diplomática como internacionalista de fama universal ha venido siendo acompañada, a lo largo de los años, desde la inquieta adolescencia hasta la florida madurez, por la inquietud jusfilosófica, el fervor académico, el culto de la amistad literaria y el sentimiento profundo del idioma”. Cuando lean su libro estarán invitados a profundizar en el conocimiento literario, musical o jurídico: Dante, Alfonso el sabio, Víctor Hugo, Bolívar, Séneca, Lincoln, Andrés Bello, Schubert, José Francisco Guerrero… su obra es un continente de sabiduría, también sus charlas al recordar su vivencia en Costa Rica, las lecturas de Carmen Lyra (miembro del Partido Comunista de Costa Rica) quién en una entrevista de principios del siglo XX escribió sobre los pies de estos chiquillos […]. A mí se me volvieron una obsesión los piececitos de todos aquellos niños: patillas descalzas tan a menudo heridas, que venían renqueando de su casa, envueltas en unos trapos sucios: patillas calzadas de un modo fantástico con unos zapatos nunca nuevos, siempre torcidos, a veces el talón de fuera, las suelas abiertas en muecas como de burla por la miseria, unos deditos medrosos asomando por la despiadada abertura… “Si las cosas seguían como estaban, sería hacia las congojas, hacia el dolor, quizá a la cárcel. Las cárceles están llenas de pies que casi siempre han andado descalzos o mal calzados (Lyra, 1935, 4).”, también un poema dedicado al Dr. Ricardo Moreno Cañas titulado: “Que tuvo en la mano un corazón”: Privilegio de quien fue todo alma,/ de quien tuvo en la mano el corazón: /¡Poder acariciar él mismo un día/ esa ánfora en que está escondido Dios!” …

Maestro de Roque Dalton… un día Roque llegó por primera vez a tiempo a mi clase, siempre llegaba tarde, entonces yo me le acerqué –porque habíamos tenido esa discusión amistosa-, entonces le dije: mira Roque mi hermana tiene en Costa Rica en un faro, un versito que dice: Te voy a beber de un trago/Como una copa de ron/Negra quemada en ti misma/Espejo de mi pasión… ¡Nicolás Guillén! ¡Songorocosongo! ¡Secuestro de la mujer de Antonio!… -me dijo Roque-   ¿Quiere oírlo Doctor?… y me lo repitió de memoria.

 

A %d blogueros les gusta esto: