Página de inicio » Nacionales » Conductor que causó la muerte de una agente seguirá proceso judicial en detención

Conductor que causó la muerte de una agente seguirá proceso judicial en detención

Redacción Nacionales
@DiarioCoLatino

El Juzgado Segundo de Paz de Santa Ana abrió instrucción contra Vladimir Alexander Guillén Gavidia por el homicidio culposo de una agente policial fallecida tras un accidente de tránsito.

El accidente tránsito  ocurrió elpasado 18 de julio, en Santa Ana, que dejó como resultado la muerte de una agente policial y seis personas heridas. Los hechos ocurrieron en la carretera que conecta Santa Ana con Candelaria de la Frontera, específicamente en el kilómetro 70.

El responsable del accidente fue identificado como Vladimir Alexander Guillén Gavidia, de 28 años, quien manejaba un vehículo particular sin licencia y aparentemente bajo la influencia del alcohol. En un momento dado, chocó violentamente con la parte trasera de la motocicleta en la que viajaba la agente policial Leticia Carmina Alvarado de Coreas, quien se encontraba de licencia y acompañada por su hija.

Debido a la velocidad inadecuada y la falta de juicio del conductor, tras el primer impacto, Guillén Gavidia perdió el control de su vehículo y colisionó con otro automóvil que transportaba a siete personas más. Seis de ellas sufrieron heridas, incluyendo a tres menores de edad.

Todos los involucrados en el accidente fueron trasladados a diferentes centros hospitalarios, pero, horas después, la agente Leticia Carmina Alvarado de Coreas falleció a causa de las graves lesiones sufridas.

Por ello, el Juzgado Segundo de Paz de Santa Ana ha decidido llevar adelante el proceso de instrucción contra Vladimir Alexander Guillén Gavidia por el homicidio culposo de la agente policial fallecida. Aunque el procesado concilió con los afectados por las lesiones culposas causadas a seis personas, no se llegó a un acuerdo con los familiares de la víctima mortal.

En otro caso judicial, una extorsionista fue condenada a 10 años de prisión. En enero de 2015, un grupo de jóvenes pertenecientes a la pandilla 18 llegaron al negocio de clave “Túnez”, un pequeño comerciante de Lourdes, Colón, en La Libertad, para exigirle el pago de $150 dólares mensuales como extorsión.

 

Los pandilleros amenazaron a “Túnez” con atentar contra él, sus familiares y empleados si no pagaba la renta. La víctima denunció el caso a la policía en junio del mismo año y se llevó a cabo un operativo para una entrega de dinero controlada, lo que permitió la captura de los imputados, entre ellos Keila Jenmileth Alvarado García, quien recientemente enfrentó un juicio en el Tribunal Primero de Sentencia de Santa Tecla, donde fue encontrada culpable y condenada a una pena de 10 años de prisión. Otros 12 pandilleros enfrentan penas entre 7 y 15 años de prisión por su participación en el mismo delito.

Ver también

Se esperan lluvias a finales de este sábado 

Redacción Nacionales @DiarioCoLatino El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales informa que para este …